Características de la personalidad antisocial


•Tendencia a conducta violenta de forma duradera y persistente.
•Impulsividad sin control.
•Frialdad de ánimo.
•Desconsideración alarmante ante los derechos de los demás.
•Problemas para adquirir aprendizajes normativos.
•Deseo de satisfacciones inmediatas.
•Marcado narcisismo.
•Perfil manipulador y negativo.

¿Cómo se diagnostica una personalidad antisocial?
Existen cuatro criterios aceptados por especialistas en salud mental para determinar si un paciente es psicópata:
A. Manifiesta desprecio y violación de los derechos de los demás desde los quince años, como lo indican tres (o más) de los siguientes puntos:

•Fracasa al adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como lo indica el incurrir repetidamente en actos que son motivo de atención.
•Deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer.
•Impulsividad o incapacidad para planificar el futuro.
•Irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones.
•Despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás.
•Irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o hacerse cargo de obligaciones económicas.
•Falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación de haber dañado, maltratado o robado a otros.
B. El sujeto tiene al menos 18 años.
C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de los 15 años.
D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de un episodio de esquizofrenia (dificultad para diferenciar entre experiencias reales e irreales, pensar de manera lógica y socializar) o episodio maniaco (período de excitabilidad o euforia que suele alternarse con episodios de depresión —trastorno bipolar—).

De lejitos es mejor
Quizás a estas alturas habrá descubierto que una persona cercana, tal vez un familiar, responde a las características de un sociópata; por ello, es muy útil saber las recomendaciones básicas que debemos observar si nos vemos en la necesidad de convivir con alguien así.

El Dr. Apiquian es claro: “La gente que conviva con un ser antisocial debe marcar muy bien sus límites, decir ‘hasta aquí pasas’, ‘esto se hace y esto no’, y normalmente el sujeto se alejará. Si usted trabaja con una persona así y le pone ciertas reglas, entonces terminará yéndose, porque no se adapta a las normas”.

En casa las condiciones pueden ser un tanto distintas. “Si el enfermo es un hermano u otra persona cercana, la familia negará el problema. Lo vemos mucho con la madre de un delincuente, que nunca piensan que su hijo puede ser un malhechor, no lo cree y, al contrario, dice que es ‘niño bueno’”.

Cuando los seres cercanos ponen límites, concluye, “la respuesta natural es que el sujeto empiece a distanciarse. Hay que tenerlo claro: los psicópatas no tienen freno, ni siquiera con sus familiares más cercanos; abusan y mienten porque no sienten respeto ni interés por las reglas y la vida. No planean ni enjuician bien, y esto los lleva a que no puedan visualizar el futuro ni medir las consecuencias. Viven ‘al día’, buscando qué obtener de los demás”.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: