La Isla de Eros.

Cual caracola,embriagada de sol y mar,al escuchar tu voz… 

Hablandome al oído palabras de amor,me abandone en tus brazos,en el ritmo sensual del vaivén de tus olas,en tus besos con sabor a mi,en la cálidez  de tu piel rosando mi piel… 

Convertida en estrella marina a tu pecho me aferre,mientras mi espalda era acariciada por tus manos,cual traviesos delfines.

Nuestros cuerpos cual veleta soplada por el suave viento,complice de Eros,nos llevo hasta su Isla,donde impaciente esperaba nuestro lecho preparado por blancas gaviotas…

Nuestra desnudez  fue cubierta  por el manto celeste,bordado de brillantes luceros…

 Así fue como alcanzamos el cenit de nuestro amor..

Eros sonriente,nos dejaba en brazos de Morfeo,disfrutando el ensueño de esa noche tropical ,arrullados por el dulce canto de las sirenas y el sonido del mar.

Narda Araceli.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: