El profeta.

Vuestros hijos no son hijos vuestros.

Son los hijos y las hijas del ansia de la vida por sì misma.

Vienen atravès de vosotros,pero no de vosotros,y aunque estèn con vosotros,no os pertenecen.

Podèis brindarles vuestro amor,pero no vuestras ideas,porque ellos tienen sus propias ideas.

Podèis alojar sus cuerpos,pero no sus almas,porque sus almas viven en la casa del futuro,que vosotros no podèis visitar,ni siquiera en sueños.

Podèis tratar de pareceros a ellos,pero no pretendàis que ellos se parezcan a vosotros.

Son arcos que lanzàis a vuestros hijos como flechas vivas.

Disfrutad de la tensiòn que os produce la mano del arquero.

Kahlil Gilbran,El profeta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: