San Pedro de los Pinos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando viajo al campo,màs que un cambio de paisaje y un lugar tranquilo donde descansar del caos de mi Ciudad,lo que busco es el recuerdo de los aromas del pasado,los sonidos de antaño,el olor a paja,el corretear a los patos y gansos,el despertar con el kiki requear del gallo,el olor a pan recièn horneado acompañado del tazòn de espumoso chocolate,el correr por el campo con mis brazos abiertos,disfrutando en mi rostro el suave viento,y en mi alma la libertad y confianza de mi infancia…

El ser consolada despuès de llorar,con ausencia de palabras,solo un abrazo,una callada dulzura depositada en un beso en mi mejilla,llevando a mi pecho una gran alegría! La terrible sensaciòn y las ganas de llorar al termino de mis vacaciones en la casa de campo de mi inolvidable tía abuela Magdalena.

La vida cambia,como las nubes cambian sus espumas,pero el recuerdo de las personas buenas,siempre perduran en  nuestra alma…

¡Cuanta vida ha pasado! Pero… tu dulce rostro   Magdalena,en mi mente llevo grabado.

 Narda Araceli.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: