Las pleyades.

 

 

 

 

 

Hay muchas maneras de ver las cosas, y el modo en que interpretáis vuestro lugar en la vida depende de lo que decidís creer.

 

Para recuperar el poder en vuestra vida, es imperativo que comprendáis vuestras creencias personales y colectivas. Sois quienes sois y estáis donde estáis debido a lo que creéis con respecto a vosotros mismos; no importa lo que estéis viviendo, ya que vuestras creencias son el fundamento y crean esas experiencias.

  • ¿Cuáles son vuestras creencias?

  • ¿De dónde vienen?

Por regla general, las creencias tienen mucho que ver con el poder: vuestro poder de crear.

 

Las creencias pueden revelar cómo manejáis vuestra energía. Las creencias son decisiones que tomáis y acuerdos que suscribís con respecto a la realidad; son un cúmulo de invisibles ladrillos, moldeados según vuestra interpretación de la realidad, que se acumula a lo largo del tiempo, y desde donde construís un concepto con respecto a vosotros mismos en relación con vuestro lugar en la existencia.

 

Las creencias son los programas según los cuales construís las experiencias de vuestras vidas. Ellas revelan la manera con la que personalizáis vuestras elecciones y las condiciones que aplicáis a la hora de imprimir la energía de la fuerza vital que utilizaréis para manifestar vuestros pensamientos.

 

Si echáis un vistazo a vuestras vidas, veréis los resultados creativos de vuestro propio programa interno.


Todo el mundo tiene múltiples creencias tomadas de muchas fuentes. La herencia genética, las tendencias familiares, las experiencias infantiles, las influencias culturales y numerosas impresiones de otras vidas son parte de la serie de creencias que definen vuestra experiencia en la realidad 3D. Creencias son los pensamientos, en gran parte jamás cuestionados, con respecto a vosotros mismos y al mundo en general.

 

Esas formas de pensamientos que no veis nacen en vuestra imaginación y son almacenados en los bancos de la memoria de vuestro subconsciente para calificar vuestras experiencias tanto en vuestro mundo interno como en el externo. Vuestras creencias os predisponen al éxito o al fracaso. Si vuestra visión del mundo es optimista, por regla general estaréis motivados, tendréis una actitud positiva y os relacionaréis con la vida con entusiasmo y alegría: sin embargo, si vuestra visión del mundo tiende a ser pesimista e interpretáis de manera pesimista la realidad, entonces vuestra sensación de desesperanza y desespero nublará a cada uno de vuestros encuentros.

 

La gente sufre por dolor y confusión debido a la propia creencia de carencia de poder, una creencia que es tan antigua como el susurro del tiempo: todas las formas de conciencia tienen que pasar por varias etapas de aceptación de la propia responsabilidad referente a su poder y cada visión de la creación. Vuestros encuentros en el mundo exterior son un reflejo de vuestra realidad interior: os convertís en lo que pensáis; por ello, en el momento en que cambiáis vuestros pensamientos, vuestra vida cambia inevitablemente.


Vuestras creencias establecen los preceptos de como queréis manejar vuestra ser biológico.


La humanidad se está poniendo a prueba para ser mucho más consciente de cómo utilizar el poder del pensamiento. Habéis nacido con muchísimas habilidades; sin embargo, vuestras creencias insisten en el hecho de que sois impotentes; por ello, estas habilidades están bloqueadas o, incluso, se han erradicado de las conexiones neuronales a una edad muy temprana.

 

La clave para solucionar la gran crisis planetaria con la que os estáis enfrentando se halla en el humilde reconocimiento que la humanidad ha desarrollado, una especie de miedo colectivo ante el poder de crear. Estos tiempos exigen que conozcáis vuestra mente y vuestras creencias para convertiros en un creador extraordinario de vuestra realidad. Os habéis reencarnado en la Tierra para manejar una forma de poder. La existencia muestra la esencia del poder y su utilidad: está constituida de energías dinámicas que llevan la majestuosa heliografía de la conciencia a cada rincón y escondrijo del cosmos.

 

La humanidad crea el mundo en general debido a acuerdos colectivos inconscientes y muy antiguos. Estáis participando en un acuerdo colectivo que se ha propuesto explorar la naturaleza de la realidad desde el punto de vista 3D y contribuís a energetizar la experiencia colectiva mediante la telepatía y la ensoñación.

 

Sois muy creativos sin ni siquiera ser conscientes de ello. Sin ningún esfuerzo podéis soñar vuestra realidad mundana más amplia como un lugar para explorar la existencia. Experiencias y encuentros cotidianos, aunque significativos e íntimamente vuestros, están, sin embargo, profundamente entrelazados con un sinfín de otros «ahoras» personales.

 

Vuestra elección en la realidad física se basa en lo que vosotros creéis que es posible.
 

Vuestra estructura biológica es, de hecho, un centro de emisión y recepción de información y vuestras células reciben telepáticamente información al instante; no hay que apretar botones, no hay que comprobar pantallas ni tampoco existen interrupciones en la red.

 

El sistema de inteligencia de vuestro cuerpo está continuamente verificando el pasado, el presente y el futuro. Mientras vosotros estáis profundamente imbuidos en vuestra propia experiencia «momento a momento», todos los pensamientos y sensaciones que exploráis sin esfuerzo alguno son procesados inmediatamente y casi simultáneamente emitidos telepáticamente al mundo exterior y a través del tiempo.

 

Existís dentro de una infinita red de información que es intercambiada continuamente a nivel celular sin que seáis conscientes. La gente que comparte vuestro actual medio ambiente conoce inconscientemente vuestras creencias y expectativas, además de vuestras intenciones y órdenes internas. Cada célula de vuestro cuerpo es un mecanismo de comunicación multisensorial y multifacético. Su estructura es cristalina y responde a la modulación de la luz (otro sendero de luz).

 

La cavidad interior del cerebro es una cámara que resuena y actúa como un transformador energético de las radiaciones cósmicas, que son la fuerza vital o chi, que entrega las heliografías para la vida. Vuestra visión del espacio y del tiempo se crea esencialmente a través de vuestra propia biología. La actual metamorfosis de la conciencia puede conduciros a abrir y activar nuevos mecanismos sensoriales que van más allá de los cinco sentidos del gusto, tacto, oído, olfato y vista.

 

Los poderes psíquicos son una parte natural de vuestra tecnología interna, son herramientas para un mejor manejo interior.


Cuanto más conscientes seáis del programa que funciona en vuestro ordenador biológico, más fácil será crear aquello que deseáis. Vuestras células emiten lo que sois (lleváis un gran cartel en vuestro campo energético) mediante frecuencia y telepatía. Vuestras células también escuchan todos vuestros pensamientos (conscientes, subconscientes o inconscientes) y, como resultado, se están modulando continuamente para enviar la señal exacta para atraer lo que queráis.

 

Luego, debido a una serie de sincronicidades, os encontráis con el camino de la oportunidad, que os conecta con aquello en lo que os habéis centrado, y esto, a su vez, está fuertemente ligado a vuestras creencias con respecto a vosotros mismos.

 

¿Os habéis parado alguna vez a pensar si vuestras creencias más profundas os llevan a continuar la vida o a renunciar a ella?

 

No existen los accidentes; vuestras células os impulsan a tomar una decisión desechando otra (encontrar un amigo íntimo o tener un encuentro desagradable), de modo que, sea lo que sea lo que se cruza en vuestro camino, forma parte de vuestra creación.

 

Tenéis que decidir lo que queréis encontrar y ser muy claros con lo que deseáis. Si pensáis que no tenéis poder alguno con respecto a lo que sucede en el mundo exterior, ésa será la creencia, junto a un acuerdo suscrito entre vosotros y el campo de la existencia.

 

Vuestras células escuchan esa orden referente a vuestro lugar en la realidad y hacen todo lo posible para asegurarse de que, sea cual sea la situación con la que os encontréis, no tengáis ningún poder en este sentido.

 

Vuestras creencias establecen las premisas de cómo queréis manejar vuestro ser biológico y, en estos tiempos de tremenda aceleración, la humanidad se enfrenta con la responsabilidad de aprender cómo manejar la energía del pensamiento. Debéis aceptar la suprema responsabilidad de ser dueños de vuestro sistema biológico para caminar por el sendero del manejo de la energía de la existencia.


Sois pioneros en preparar el camino para una nueva interpretación de la realidad.


Ya sabéis que vivís y os desarrolláis dentro de una red de acuerdos colectivos que sostienen y definen la existencia terrestre. Dentro de este marco de creencias colectivas, disponéis de libre albedrío para elegir vuestros pensamientos y perseguir la idea que más se aproxima a vuestros valores personales. Vuestras experiencias en el mundo exterior se corresponden directamente con los pensamientos, sensaciones y deseos de vuestro mundo interior, que son las actividades sutiles sobre las cuales se construyen vuestras creencias.

 

Os encontrareis en el lugar justo y en el momento adecuado y todo funcionará perfectamente (si así lo creéis).

 

Creer en vuestra propia seguridad personal y en que vivís en un multiverso benévolo es muy beneficioso si queréis vivir en paz y armonía. Cuando os encontráis con cualquier situación en vuestra vida cotidiana, de hecho, proyectáis vuestras percepciones en este evento y potenciáis siempre lo que queréis ver debido a vuestras creencias. ¡Estáis siempre interpretando la realidad!

 

De hecho, sois pioneros en preparar el camino para una nueva interpretación de la realidad y. al igual que un brote de semilla busca su camino hacia la luz solar pasando por capas y capas de materia densa, vosotros empujáis contra un reforzado, pero invisible lecho de ignorancia, donde reinan los limites y las creencias se convierten en hechos inamovibles.

 

Ahora que billones de personas comienzan a cuestionar la propia naturaleza de la existencia al ver más allá del limitado «glamour» en la Tierra, esa nueva consideración eliminará las finas capas de creencias restringidas que no os sostienen a vosotros ni tampoco a vuestra cultura.

 

Y, como podéis imaginaros, esa nueva y audaz creencia ejercerá una fuerte presión sobre los paradigmas de creencias dominantes que gobiernan vuestra vida.


Estáis rebosantes de conciencia, que es la habilidad para darse cuenta; sin embargo, esto no significa necesariamente que seáis conscientes de todo lo que creéis. Las creencias son engañosas; en esencia, son acuerdos con respecto a la realidad que habéis aceptado y mantenido sin cuestionar. Cuando os enfrentáis y os encontráis con vuestras creencias, pensamientos y sentimientos pueden ir desapareciendo capa por capa como sí se tratase de una vieja pintura o también puede que entréis en agujeros negros internos para salir por el otro lado, después de viajar por partes de vuestro ser que nos sabíais que existían.

 

Una vez más, vuestra atención es una mina de oro personal y. cuando aprendéis a valorar y utilizar ese tesoro, podéis fortaleceros para viajar tanto al mundo interior como al mundo exterior. Dónde y cómo gastáis vuestra energía tiene un importancia enorme para entender cómo creáis vuestra vida.

 

¿Sois el capitán de vuestra atención o, simplemente, os dejáis arrastrar?

 

Centraros durante un momento en vuestra respiración y visualizad espírales doradas de energía mientras penetran en vuestro cuerpo y dirigís la atención a las profundidades de vuestro mundo interior.


Así, sentados en silencio, considerad que para recuperar el poder en vuestra vida primero tenéis que examinarla. La vida es rica y está repleta de significados simbólicos, y profesar respeto a todos los encuentros de la vida os ayudará a ampliar la mente y aunar vuestra identidad y propósito.


¿Cuánta atención habéis prestado al poder de las creencias a lo largo de vuestra vida? Las creencias son muy poderosas y, tanto si las conocéis como si las ignoráis, son las que preparan el escenario para vuestras experiencias.

 

Honestamente,

  • ¿Realmente sabéis lo que creéis?

  • ¿Habéis elegido conscientemente vuestras creencias y las habéis ubicado en vuestra psique tal como plantaríais las flores en vuestro jardín?

  • ¿Qué creencias habéis heredado como atesoradas reliquias familiares?

  • ¿Qué patrones comunes recorren los genes de vuestra familia?

  • ¿Qué asuntos específicos tienen en común los miembros de diferentes generaciones de vuestra familia?

  • ¿Qué situaciones reaparecen una y otra vez tanto para vosotros como para vuestra familia?

  • ¿Cuántas veces sois vosotros las estrellas trágicas de todo el espectáculo?

  • ¿Qué pensamientos y sensaciones tenéis al despertaros por la mañana?

  • ¿Qué pensáis de los sueños?

  • ¿Qué sensación os produce vuestro dormitorio y para qué lo usáis?

  • ¿Qué sensaciones aparecen cuando evacuáis y cuando os aseáis?

  • ¿Qué valor asignáis a vuestro cuerpo?

  • ¿Qué pensáis del sexo?

  • ¿Tenéis una influencia benigna sobre vuestro cuerpo, o, al contrario, ejercéis una influencia negativa sobre él?

  • ¿Para que utilizáis vuestro cuerpo?

  • ¿Qué pensáis de los alimentos y el papel que juegan en vuestra vida?

  • ¿Qué significa para vosotros la palabra «hogar»?

  • ¿Qué influencia ejerce vuestra familia sobre vuestra conducta?

  • ¿Qué sensaciones tenéis con respecto a la risa y la diversión?

  • ¿Qué creéis que es posible lograr en esta vida?

  • ¿Qué creéis que os merecéis en esta vida?

Con estos pensamientos en mente, anotad en un papel a lo largo de los próximos días por lo menos una docena de creencias personales respecto a una serie de temas. Anotad las creencias en forma de declaraciones, un rosario personal de los así llamados hechos de la realidad. Aseguraros de que incluís las creencias con respecto a la salud, la riqueza y la felicidad.

 

No miréis el papel durante una semana y luego leed honestamente esas declaraciones.

  • ¿Cómo os sentís con respecto a lo escrito?

  • ¿Es vuestra vida un reflejo de lo escrito?

  • ¿Vuestras creencias son útiles para vuestra vida y mejoran vuestro bienestar?

  • ¿Con cuántas creencias os sentís felices?

  • ¿Cuántas creencias os gustaría cambiar?

  • ¿De qué manera os demuestran cómo utilizáis la energía vital de la existencia para crear vida?

El siguiente paso consiste en evaluar si estas ideas con respecto a vosotros mismos, y al mundo en general, son apropiadas, ya que a través de esos filtros de creencias creáis la versión del mundo con la que os encontráis.


En este plano de la realidad habéis heredado una serie de creencias procedentes de vuestra línea genética, al igual que de lo celeste, ya que lleváis la impronta de vuestro carácter debido a la posición de los planetas a la hora de vuestro nacimiento. También cargáis con memorias de asuntos y eventos de tiempos simultáneos.

 

Luego, claro está, estáis condicionados por vuestra cultura, sociedad, familia y religión, temas que os acompañan desde el primer momento de vuestra vida y que ayudan a definir la naturaleza de vuestra realidad.

 

La información o las creencias que os son impuestas no constituyen el cuadro completo de la realidad; por ello, con frecuencia vivís vuestra vida en un solo camino de la existencia y mientras tanto os estáis perdiendo un gran número de oportunidades no mencionadas, porque aceptar las creencias que os limitan es como llevar una camisa de fuerza durante toda la vida.

 

Vuestras creencias más profundas determinan la dirección de vuestra vida; son representadas todos los días y distribuidas mediante vuestros pensamientos y actitudes. La gente que elige el camino del miedo no ve la bifurcación de la carretera (sus creencias le ciegan literalmente, nublando y eliminando cualquier posible y probable opción. camino o solución). Vuestras creencias condicionan y califican el espacio que os rodea, creando una impronta electromagnética que, al fin y al cabo, es lo que atrae a todas las experiencias de vuestra vida.

 

Los pensamientos son reales en cuanto tienen una vida propia una vez que los habéis creado. No obstante, la mayoría del tiempo no «tenéis ni idea», de como decís vosotros, cómo poner en marcha vuestra versión del mundo.


Estáis aprendiendo que hay muchas maneras de ver cualquier situación y, en el marco más amplio, se podría decir que la realidad consensuada que estáis viviendo actualmente está experimentando un derrumbe de creencias. La gente ha construido su vida basándose en la fe de que las creencias son hechos inamovibles, o atributos de la existencia que son verdades indiscutibles, pero las creencias son acuerdos con respecto a la realidad y los acuerdos se pueden cambiar.

 

Es esencial entender que las creencias son pensamientos que amontonáis en vuestra imaginación (consciente, subconsciente o inconscientemente) y en la imaginación todas las cosas son reales. Todos los pensamientos producen vibraciones energéticas y, aunque no podáis ver esas frecuencias, el aire está lleno de lo que sois.


Durante este periodo de aceleración, vuestro mundo se ha tomado muy polarizado con respecto a un importante conflicto sobre creencias. Dos direcciones de pensamiento muy diferentes, basadas en el valor de vuestra vida, expresan la tensión de esta importante división. Una de las creencias en el mundo hostil justifica todo con el concepto de «el poder es lo correcto» para promocionar asesinatos y violencia como medio para un fin. Lo opuesto es la creencia en una existencia pacífica con poder, en la que se proporciona un enorme valor a la naturaleza y toda clase de vida es muy respetada.

 

El estrés y la tensión aumentan continuamente en todo el planeta debido, en parte, a un incremento de la telepatía y la sensibilidad psíquica con respecto a la magnitud de esa división vibracional. Ahora, esa gran división es, en realidad, «una polaridad de la colaboración», al igual que la Luna llena emite su luz y enciende las pasiones e ilumina aquello que normalmente está escondido.

 

Estas actividades son una demostración del enorme poder de las creencias, que pueden crear versiones muy distintas e incluso, diametral mente opuestas de la realidad. En términos puramente prácticos, vosotros elegís en cada momento lo que queréis. Ese uso del libre albedrío para elegir una cosa es. claro está, vuestra gracia y salvación, que debéis aprender a cultivar, sembrando pensamientos para recuperar el poder.
 

Para poder entender y sanar la locura, la inestabilidad y la aparente inseguridad de estos tiempos difíciles, primero debéis aprender a manejaros vosotros mismos. Aprender a manejar la energía en el mundo material es una de las razones por la que estáis aquí. Vuestro cuerpo es vuestra primera y más importante responsabilidad y éste sigue en principio vuestras órdenes. Vuestra intensidad emocional es la carga de poder que hay detrás de las frecuencias de vuestros pensamientos.

 

Lo que sentís con respecto a vosotros mismos y al mundo en general afecta directamente a las funciones y los sistemas operativos de vuestra forma física.

Los sentimientos se alimentan de las creencias (sobre todo los sentimientos de entusiasmo) y cuando sigáis a vuestros sentimientos siempre os toparéis con vuestras creencias. Cuando os sintáis bien con vosotros mismos, vuestro mundo exterior os reflejará este estado mental y, cuando os sintáis mal y frustrados, también se reflejará en el mundo exterior.

 

Las limitaciones, frustraciones y bloqueos pueden ser examinados desde una perspectiva reveladora. Si aceptáis vuestra parte en la creación de cualquier situación de vuestra vida (sin culparos a vosotros mismos ni a nadie ajeno) os acercáis a ella con la actitud de que todo lo que encontráis tiene un propósito y desbloqueará el victimismo que ha condicionado durante tanto tiempo a la humanidad.

 

Acabar con el victimismo es un paso importante en el sendero de la recuperación del poder. No obstante, aquellos que eligen vivir una realidad carente de semejante inteligencia emocional se sentirán cada vez más encerrados en un orden del mundo en el cual el sentido de la vida se pierde. Aquellos que eligen el amor (y se atreven a sentir la profundidad de ser) y asumen la responsabilidad de sus acciones y buscan el sentido de la vida se darán cuenta de que un mundo lleno de vida significativa desplegará su inteligentemente escondida presencia.

Integrar vuestra creencia personal en vuestra autoestima innata es una inversión excelente de vuestro tiempo y de vuestra energía.


Vosotros lleváis las riendas de la energía vital que os sostiene y que os conecta con una realidad cósmica más amplia. Cuando abdicáis e ignoráis vuestra habilidad de crear la realidad, en el fondo estáis transfiriendo vuestro poder para que otros os manejen. La tendencia de pensar que otros os van a salvar es algo que se ha grabado a fuego en los seres humanos.

 

Nadie os va a salvar: para florecer y crecer tenéis que aceptar haceros cargo de vuestras vidas. Vuestros sentimientos son importantes para comprender cómo funcionáis. Una vez más, cuando seguís vuestros sentimientos encontráis vuestras creencias y. cuando descubrís vuestras creencias, os halláis cara a cara con el concepto que usáis para construir vuestra versión de la realidad.

 

Para ampliar vuestra conciencia y sentir que el poder es vuestro, tenéis que estar dispuestos a examinar los pensamientos descubiertos por vuestros sentimientos, ya que éstos, una vez observados y examinados, pueden ser rastreados hasta sus orígenes y pueden desvelar sus propósitos.

 

No es cierto que estéis perpetuamente imbuidos en vuestros pensamientos o al ser que pensáis que sois ni tampoco estáis limitados eternamente por la sangre de vuestros antepasados. Sois un producto que habéis fabricado vosotros mismos, un cúmulo de ideas y experiencias que han sido recogidas a lo largo del tiempo y lo podéis utilizar a vuestro favor para construir la versión de la realidad que deseáis profundamente. El conocimiento es poder y os sería muy útil recordar este antiguo y obvio dicho.

 

Cada pensamiento que tenéis tiene un poderoso impacto en vuestro mundo.

La claridad en el pensamiento, en la palabra y en los hechos es de vital importancia para crear una versión apetecible de la vida. En los tiempos antiguos, el poder de la palabra se conocía como el arte de la vieja magia. El lenguaje es una herramienta poderosa para dirigir la energía y manifestarla en la forma.

 

Sugerimos que elijáis vuestras palabras con cuidado y certeza, sabiendo lo que queréis y estableciendo intenciones claras y positivas con respecto a vuestro propósito. El alcance de metas valiosas y de ideas es esencial para sentir el poder personal. Cada pensamiento y cada palabra influye en el gran almacén de las memorias de la mente subconsciente (pensamientos y palabras propios o aquellos que proceden del mundo exterior).


Dado que sois en gran medida telepáticos, también podéis ser influenciados por los pensamientos y actividades de otros, especialmente si vuestras fronteras no están bien delimitadas y no tenéis claro quiénes sois. Sugestiones e imágenes procedentes, por ejemplo, de espacios televisivos programan vuestra mente subconsciente e inconsciente.

 

Vuestros científicos han elaborado estudios con gente conectada a un EEO mientras estaban visionando la TV; se ha registrado actividad en las frecuencias de ondas delta correspondiente a un estado de sueño bastante influenciable mientras visionáis la TV. Si no sois conscientes de vuestros pensamientos o habéis abdicado de vuestra elección de pensamientos, los aparatos electrónicos pueden influenciaros y controlaros fácilmente.

 

Vuestra mente consciente da la orden y la mente subconsciente es el centro de procesamiento donde se filtran las directrices o creencias para posteriormente llevarse a cabo. Recuperar el poder en vuestras vidas comienza con el hecho de que tengáis el control sobre vuestros pensamientos. Sois vosotros los que tenéis que decidir lo que queréis y luego conseguirlo; de otra manera, vuestra orden no tendrá ninguna intención consciente para dirigir el curso de vuestra vida.
 

Los tiempos en los que vivís requieren que aparezca lo mejor de vuestras capacidades, e integrar vuestra creencia personal en vuestra autoestima innata constituye una inversión excelente de vuestro tiempo y de vuestra energía. La felicidad y la paz mental son las características de una verdadera recuperación de poder y están ahí cuando vuestra intuición y vuestros valores están equilibrados.

 

Mientras la energía continúa acelerándose, los temas sólo aumentarán en complejidad en cualquiera de las áreas en las que habéis evitado asumir la responsabilidad. Para prepararos para vivir estados de conciencia más elevados y una mayor conciencia de percepción, debéis visualizar el tipo de mundo que queréis y luego debéis confiar en que lo encontraréis.

 

Vuestra imaginación es la herramienta más poderosa para crear y, cuando centráis vuestra atención con una intención clara y consciente. ponéis en marcha un programa interno, que determinará vuestra experiencia del mundo exterior. Los sucesos son segmentos multidimensionales de arte vivo; el tono, el tamaño, la forma y el propósito cambian cuando aprendéis a rodear un evento y a liberar vuestra fijación en un marco emocional de tiempo.

 

Los eventos aumentan su significado mientras aumenta vuestra conciencia; cuando modifiquéis conscientemente la interpretación del mundo y abracéis una visión de confianza y de inspiración, vuestra experiencia del mundo cambiará. Aunque las condiciones pueden seguir siendo las mismas, como la analogía del vaso medio lleno/vaso medio vacío, elegir cómo percibís lo que veis prepara el escenario para todos vuestros encuentros, al igual que afecta al paradigma de las creencias colectivas.

 

Vuestras creencias son las que determinan quiénes sois, y las áreas en las que destacáis suelen ser aquellas en las que triunfáis porque sentís entusiasmo y disfrutáis con lo que estáis haciendo.


Las creencias culturales sobre la naturaleza de la realidad gobiernan vuestra experiencia desde lo más hondo y lo más antiguo. Las creencias se forman a partir de las ideas sobre la realidad; esas ideas pasan a través del tiempo y se convierten en hechos, los cuales, a su vez, aparecen y definen lo que veis porque eso es lo que os han dicho.

 

Las ideas forman un lazo energético que continúa creando una heliografía especialmente fuerte de la realidad sostenida por una inmensa contribución de energía desde la mente colectiva. El resultado de este masivo soporte, que se basa en presunciones culturales jamás cuestionadas. determina la estructura del mundo que actualmente encontráis. Las creencias colectivas forman una visión controlada y confabulada que todos habéis acordado ver; os encontráis con esos acuerdos cada día gracias a experiencias sociales, culturales y, por supuesto, personales.

 

La idea de que la Tierra es una experiencia única («un mundo y sólo un mundo» al que lodo el mundo está apegado en la misma realidad) es, en cierto sentido, similar al antiguo pensamiento de que el mundo era plano. La estructura del mundo es un conjunto de acuerdos según los cuales actuáis: no es la única versión del mundo.

 

La naturaleza es flexible y está repleta de posibilidades multidimensionales y vuestras creencias, decisiones y emociones juegan un papel decisivo en la creación de la versión del mundo con el que, de hecho, os encontráis.

El campo de la existencia no tiene límites y es benévolo y, en consecuencia, vosotros sois una maravillosa e ilimitada parte de la creación.


Con seguridad, algunas de las creencias más profundas que encierran a la humanidad en infinitos lazos de confusión proceden de antiguas leyendas relacionadas con el origen del ser humano. En la tradición judeo-cristiana, la historia de Adán y Eva dice que fue la mujer la que conversó con la serpiente y luego, siguiendo su innata curiosidad y los parámetros de su intuición, cometió supuestamente un grave pecado que tuvo como consecuencia que la humanidad fuese alejada para siempre del paraíso.

 

A lo largo del tiempo, millones y millones de personas han construido su vida en torno a ese cuento, creyendo fielmente que todavía tienen que pagar por esta supuesta transgresión.

 

En cada mito se esconde siempre una parte de verdad, ya que son variaciones de enseñanzas apreciadas durante muchos años o creencias respecto a la naturaleza de la realidad. además de registros que se han transmitido a lo largo de vuestro linaje ancestral. Sin embargo, la verdad se aplicará de acuerdo con cómo se ve el evento en la imaginación. que es donde se forman las interpretaciones.

 

Este mito en particular ha suscitado innumerables visiones reales de la realidad:

  • la desobediencia resulta cara, por lo que es mejor obedecer

  • sólo Dios es omnipotente

  • uno no se puede fiar del cuerpo ni tampoco se puede confiar en las mujeres

  • nunca hagas caso a una serpiente

  • la humanidad es impotente y está pagando muy caro el incontrolable impulso de una mujer

  • las mujeres no son aptas para ser líderes

  • la humanidad no se merece a Dios y por ello «la caída» a un mundo cruel y duro es el castigo que sigue vigente

De una manera u otra, las implicaciones de vergüenza e impotencia residen en la base de esas interpretaciones aceptadas de esa historia tan respetada que confirma totalmente la enraizada creencia cultural de victimismo, el peor estado y con total ausencia de poder.

 

La impotencia procede de la creencia de que no tenéis ningún control sobre vuestro entorno y queda reforzada con la consideración de que el pasado es una situación válida para eventos presentes y futuros. La necesidad se basa en el deseo de que otro moldeara vuestro destino. No sois pecadores, no tenéis culpa ni tampoco sois impotentes.

 

Cuando elegís creer que debéis adorar, venerar e imitar a seres cuya conducta es, supuestamente, mejor que la vuestra, no os estáis haciendo ningún favor. Sois iguales a cualquier campo de la existencia y cualquier parle de la creación.

 

La naturaleza es el sistema que os sustenta y sois libres de cuestionar la existencia. El campo de la existencia no tiene limites y es benévolo y, en consecuencia, vosotros sois una maravillosa e ilimitada parte de la creación. Recordad que vuestras creencias son una parte integral de vuestro campo energético personal; de hecho, son una forma de magia.

 

La magia es la habilidad de hacer que algo tome forma. y con las creencias ocurre lo mismo; creencias colectivas crean conjuros colectivos. A lo largo del tiempo, las creencias han sido manipuladas y modificadas hasta convertirse en acuerdos colectivos en la experiencia espacial en 3D. Vuestro marco personal de creencias determina lo que percibís.

 

Proyectáis vuestra propia energía hacia fuera para formar el mundo físico, hecho muy importante para comprender las creencias y la magia: para cambiar el mundo, primero tenéis que cambiar vosotros mismos.

 

En el mundo occidental, la magia con frecuencia es ridiculizada y situada en los dominios de la fantasía y de los trucos. Hasta que no desechéis vuestras creencias no veréis el mundo que existe más allá de ellas. Todo es mágico y, tal vez, os inspiraréis para tratar más eficazmente las viejas memorias y energías bloqueadas conforme vayáis comprendiendo el significado de vuestras creencias.

 

La energía acelerada puede sacar lo mejor del potencial humano al presentar situaciones que os retan a traspasar los límites de las creencias.

 

El propósito y el punto de estos tiempos consisten en que la humanidad cumpla con ciertos destinos escondidos dentro de vuestra heliografía de la existencia y, para lograr este resultado, la aceración de la energía os empujará a cualquier área de vuestra vida que necesite ser revisada.


Se requiere vuestra total presencia física para manejar eficazmente tanto el mundo interior como el exterior, algo que lograréis si queréis estar aquí, estar presentes, alertas y vivos, plenamente conscientes y honrando fielmente a vuestro cuerpo. Si estáis presentes y sois responsables, también os mantenéis en contacto más estrecho con todo lo que lleváis dentro. Vuestra columna vertebral y la estructura ósea contienen importantes cantidades de información clave de vuestras experiencias de la vida presente, así como conexiones con memorias que están almacenadas en la red de la existencia; hasta cierto punto, las memorias almacenadas determinan el proceso de las experiencias que habéis acordado vivir.

 

Una buena postura es una señal de alineamiento estructural del cuerpo, algo que es mucho más fácil de mantener que una mala postura. Una columna vertebral flexible crea una mente flexible. Los huesos también pueden almacenar memorias de gran dolor y, debido a que el dolor es a veces demasiado difícil de manejar, puede que salgáis de vuestro cuerpo para evitar una profunda asociación con el hecho de conocer y recordar determinadas experiencias.


El dolor siempre tiene un propósito y un significado. En primer lugar, el dolor es una fuerte señal que procede del interior del centro de inteligencia del cuerpo, y que indica que vuestra salud emocional está fuera de equilibrio.

 

Emociones almacenadas y atascadas ejercen gran influencia en vuestro cuerpo, momento en el que la energía acumulada tiene que ser liberada bajo la forma de manifestaciones físicas dolorosas. Si sentís dolor y no lo liberáis y no dejáis que el pasado se disipe, vuestro cuerpo os mostrará fielmente los resultados de los sentimientos reprimidos. Al igual que la mejor manera de superar los miedos es plantarles cara, también podéis manejar los sentimientos más profundos reconociendo su existencia.

 

Las emociones proporcionan energía a los pensamientos y, cuanto mayor sea la intensidad, mayor será el combustible que hay detrás de los pensamientos. Encontrar una manera segura y creativa para expresar vuestras emociones, como escribirlas, o mejor aún, contar hasta trece y entonces verbalizar pacientemente cómo os sentís en ese momento, os liberará para disfrutar de la vida y recibir una buena dosis de la energía acelerada.

 

Os guste o no os guste, llegará un momento en que tendréis que encender la cerilla y mirar lo que hay en los rincones más oscuros para entender lo que no habéis comprendido.

 

La energía acelerada empujará todo lo que hay que solucionar en vuestra vida, incluidos, claro está, los temas no resueltos de otras vidas. Acceder al ser emocional es como tocar vuestro piano interior y saber cómo tocáis; la pregunta es: ¿qué tonos estáis eligiendo? Sea lo que sea lo que hagáis aquí (más importante aún qué emociones tenéis), vuestras acciones se infiltran en vuestra realidad, así como en las capas interiores del lugar multidimensional.


El acceso a vuestro ser emocional y la habilidad de sentirlo todo a niveles muy profundos es uno de los componentes clave para manejar la energía acelerada.

 

Todo el mundo, en un momento u otro, tiene que ocuparse de las emociones enterradas que están ligadas a creencias no examinadas que bloquean el flujo de la energía en el cuerpo. Una persona que puede sentir y conocer ese dolor que rechina en el alma también tiene la habilidad de trascender la dificultad y vivir estados puros de alegría y éxtasis.

 

La gente que no tiene acceso a las profundidades emocionales es insensible, con frecuencia está encajada en ciertas estructuras, o sus experiencias interiores y exteriores están separadas en su mente debido a algún tipo de trauma. Su determinación, proyección y percepción de la realidad son, por ello, bastante rígidas y fijas.

 

Los controladores de vuestro planeta (aquellos que han asumido el papel de villanos) con frecuencia recurren a los traumas para guiar a las masas por un sendero de miedo y confusión y lo hacen debido a numerosas razones; no obstante, pueden hacerlo porque carecen de conexión emocional entre la realidad interior y exterior.


Si no sabéis cómo os deberíais sentir, os estáis perdiendo un apartado muy importante para actuar en este juego.


Transmisiones galácticas muy intensas abrirán las puertas de la mente inconsciente y liberarán poderosas emociones antiguas. Utilizad esta energía galáctica para estructurar de manera creativa vuestro pensamiento. Hasta qué punto os apreciáis de verdad como persona establece vuestro valor y vuestra autoestima. Cada vez que os sentís bien con vosotros mismos, ganáis valor. Podéis afirmar que vuestro cuerpo es digno de confianza.

 

Cuanto más os queréis a vosotros mismos, mejor realizáis lo que estáis haciendo, ya que quererse a uno mismo muestra el núcleo de la creencia que se tiene con respecto a la propia persona.

 

Podéis aprender a confiar en vosotros y a seguir vuestros impulsos, observando las sincronicidades y honrando vuestros sentimientos y corazonadas. Y si no sabéis cómo os deberíais sentir, os estáis perdiendo un apartado muy importante para actuar en este juego. Los sentimientos se activan en el momento que os dais permiso y, entonces, cuando os abstenéis de juzgar, disfrutáis la fuente del sentimiento emergente.

 

Si tenéis miedo a que se desborden los sentimientos y a perder el control, soltad ese miedo reconociendo que vuestras emociones sirven a un importante propósito y después liberad el apego.

 

Vuestros sentimientos son muy valiosos a la hora de evaluar la realidad, al mismo tiempo que os ayudan a saber en qué punto estáis con respecto a la aceptación de la responsabilidad de vuestra creación. Si no reconocéis cómo os sentís verdaderamente. porque bloqueáis y negáis vuestros sentimientos. entonces proyectareis a otros a nivel subconsciente aquello que no queréis aceptar de vosotros.

 

Realmente, no es una tarea fácil reclamar algo vuestro que ni siquiera reconocéis que, en este caso, es algo almacenado en lo más profundo de vuestra mente subconsciente. Podéis entenderos a vosotros mismos cuando observáis lo que estáis creando en vuestra propia vida. Aunque todo esto constituye un terreno resbaladizo, si trabajáis y perseguís vuestros objetivos con el corazón y la mente abiertos y una intención clara, no existe razón terrenal que os impida desentrañar los misterios de vuestra mente cultivando lo mejor de las realidades.


La inteligencia emocional es un añadido rico y valioso en la realidad física y es la clave determinante para un desarrollo espiritual.

 

Abriros para explorar vuestras emociones y asumir el riesgo dando la bienvenida a cualquier sentimiento profundo y a cualquier memoria que podríais haber disociado o encasillado o escondido. Hace falta una enorme cantidad de energía para mantener bloqueadas las memorias emocionales. Todo vuestro ser está repleto de memorias de eventos, tiempos y lugares que no habéis hecho más que vislumbrar.

 

Habéis sido entrenados para ver sólo aquello que esperáis ver y desechar todo lo que no tiene cabida en vuestras creencias. Conforme va aumentando la presión de la energía acelerada, tendréis que hacer un hueco y prescindir de los «despojos» que lleváis dentro (las emociones no elaboradas y antiguas vibraciones de temor que están almacenadas dentro y entre vuestras células, átomos, huesos, músculos, tejidos, órganos y ADN). Cada parte de vuestro cuerpo está repleta de memorias.

 

Visualizaros siendo flexibles, organizados, espaciosos, claros, fluyendo con la energía acelerada y moviéndoos con facilidad por vuestro cuerpo físico, para mejorar, a su vez. vuestras vidas.


Aunque parezca que la realidad esté a veces colocando un obstáculo en vuestro camino, esa manera de pensar surge siempre que os atascáis en un concepto limitante de vosotros mismos. Las creencias limitantes, con frecuencia. irán acompañadas de sensaciones de frustración. La humanidad todavía tiene que entender verdaderamente la aceptación de los electos dañinos de las creencias inútiles y sin valor con respecto al cuerpo físico. Cada vez que os sentís retados por la vida (dinero, sexo, salud, trabajo, relaciones personales o creencias religiosas) normalmente todo se resume al final en cómo manejáis vuestra energía.

 

En las áreas en las que lucháis y en las que aparece la ansiedad, el enfado, la frustración y donde cosecháis resultados pobres, aparecen creencias negativas con respecto a vosotros mismos y vuestra manera de pensar no actúa en vuestro favor.

 

A veces, vuestras creencias con respecto a asuntos importantes en vuestra vida la gobiernan entre bambalinas y ésas son precisamente las áreas que hay que investigar, examinar y liberar. Sentimientos de vergüenza dañan vuestro cuerpo, ya que actúan como termitas que se comen la estructura del edificio. Si simplemente reconocéis la existencia de un tema espinoso, los bloqueos y muros se van soltando para permitir que fluya más energía en vuestro cuerpo.


No hace falta que dispongáis de antemano de todas las soluciones (estad dispuestos a prestar atención y tomad nota).

 

Observad los patrones y preguntaros a vosotros mismos:

  • ¿A qué cosas está ligado el tema en cuestión?

  • ¿Qué oportunidades y propósitos me están esperando si observo este asunto bajo otra óptica?

Con una actitud abierta y positiva, la energía galáctica fluirá en vuestro cuerpo y entonces podréis sentir el impulso de buscar un trabajo físico o un masaje, escribir una nota en una revista o anotar cosas en un diario; también puede que tengáis ganas de dar un paseo en solitario por el bosque o llorar un rato.

 

Las lágrimas sanas eliminan los obstáculos que bloquean vuestra memoria y pueden abrir un camino para liberar lo que estáis reteniendo en el interior. Siempre y cuando lloréis sin sentiros víctimas y no os limitéis al «pobrecito yo», vuestras lágrimas pueden ofrecer un bálsamo que surge del corazón con el valor de palpar puro sentimiento.


Para recuperar el poder y usar conscientemente la energía de la fuerza vital cósmica, debéis reconocer que vuestros miedos contribuyen regularmente al estado global de la polución emocional. Puede parecer que una fuerza externa os esté tiranizando; sin embargo, vuestras señales internas deben hacer patente esa solicitud al éter para que creéis la experiencia.

 

El miedo tiene una frecuencia energética fácilmente reconocible y que se siente tan claramente como la frecuencia del amor. Puede que penséis que nadie desea el miedo, pero si consideráis cuánta atención y consideración producen las frecuencias del miedo, tal vez podáis ver por qué parece que es esta versión del mundo la que la mayoría de los humaos crea.

 

Los miedos colectivos van mucho más allá de las amenazas de guerra y de déspotas tiránicos; por el contrario, están asentados en un sentimiento profundamente enraizado: el miedo de ser un ser poderoso.
 

Un uso sano del miedo tiene su sentido y puede servir como una voz de alarma para que no os acerquéis demasiado a un precipicio, sino que deis unos pasos atrás. Cuando os aproximáis a una situación que entraña un verdadero peligro, vuestro cuerpo siente un auténtico sofoco de energía, pues la amígdala, situada en el centro del cerebro, funciona como un centro ele poder con respecto al sistema de defensa del cuerpo y envía señales de «luchar o huir», junto con señales de conexiones neuronales que internamente disparan las luces rojas de emergencia y ponen en marcha las sirenas.

 

Este sistema interno de alarma siempre está en alerta; por ello, es perfectamente posible que sintáis una sensación de miedo en respuesta a señales internas de las células si éstas sospechan una verdadera amenaza para la supervivencia.

 

Desde un punió de vista práctico, un miedo sano emite una señal de alarma para mantenerse al margen de situaciones de peligro.


Vuestra mayor prueba consiste en que el cuerpo supere el miedo. Cuando el centro del miedo se activa continuamente y se convierte en un hábito, la mente no puede pensar claramente y el pensamiento racional se queda paralizado.

 

Proyecta sensaciones de miedo cuando no hay un peligro inminente, distorsiona el sentido de integridad del cuerpo y crea un estado interno de caos; asimismo, envía ese miedo a la conciencia colectiva y a todo el mundo en general. Vuestro sistema natural e inteligente de recolección de datos del cuerpo trabaja a gran velocidad y en excelente colaboración con vuestras actitudes y expectativas. Cuando cambiáis de actitud, sin duda alguna cambiáis vuestra experiencia. Millones de células ayudan y evalúan sin cesar una miríada de elecciones que habéis tomado para ir al encuentro de vuestros deseos.

 

En cada momento, vuestro cuerpo procesa gran cantidad de datos muy sofisticados relacionados con el pasado, el presente y el futuro. Debéis aprender a prestar mucha atención a las señales que enviáis y a daros cuenta y examinar cómo os sentís con lo que estáis creando y con lo que os encontráis. Reconocer vuestros sentimientos os puede llevar a una mayor autorrealización porque los sentimientos siempre son la clave para descifrar vuestras creencias.

 

Recordad que los sentimientos remiten a las creencias, de modo que deberíais buscar los sentimientos sintiéndolos verdaderamente. Una vez que hayáis identificado la creencia que hay detrás. reconoced el papel de esta creencia y luego liberadla, y remplazadla por una visión que os aporte más poder.

El gran cambio en la percepción consciente que está barriendo el planeta establecerá los nuevos parámetros de la naturaleza de la inteligencia.

 

A lo largo de eones de tiempo, varias fases de desarrollo en la evolución del ser humano han adoptando sorprendentes giros y carices. El gran cambio en la percepción consciente que está barriendo el planeta establecerá los nuevos parámetros de la naturaleza de la inteligencia y destacará cuestiones, durante mucho tiempo ralentiza-das sobre el potencial de la mente humana.

 

La energía procedente del espacio y de vuestro Sol puede crear mutaciones a nivel físico, además de orientar la conciencia humana a nuevas áreas de percepción. La mayor parte del mundo occidental identifica la inteligencia basada en la habilidad de descifrar símbolos (letras y números) en el mundo físico.

 

Hoy en día, quizás tan sólo un tercio de la población en el mundo sabe leer y escribir; no obstante, numerosas culturas han desarrollado a lo largo del tiempo habilidades únicas para traducir las ideas a símbolos sin necesidad de la palabra escrita.

 

Las ideas operan con la modulación de frecuencias especificas, y pueden ser interactivas desde una realidad a otra. Las ideas también se transmiten mediante los rayos gamma emitidos por el Sol para ser descifrados y, a lo largo de los próximos años, la naturaleza íntima de la inteligencia, que se basa con frecuencia tan sólo en interpretaciones lógicas de la realidad. se volverá a considerar de nuevo.

 

La flexibilidad de la percepción incrementa vuestra habilidad de ver y vivir la realidad desde una óptica nueva y refrescante, es decir, debéis estar atentos para reconocer creencias personales con respecto a vuestra propia inteligencia. La disposición de aceptar nuevos conceptos e ideas aporta grandes ventajas para el crecimiento personal.


Las energías aceleradas potencian una importante expansión de conocimiento y cada día más gente está estableciendo la conexión entre el poder de la mente y sus efectos sobre el medio ambiente físico. El repentino reconocimiento de cómo se manifiesta una situación se extenderá cada vez más. A veces, cuando el espíritu interior se libera para obtener una nueva visión de la perspectiva, pueden aparecer sentimientos de frustración o descontento. Una energía inquieta puede convertirse en una señal que indique qué cambio es inminente.

 

Un método para determinar la inteligencia reside en cómo interpretáis vuestras experiencias y la sabiduría que cosecháis de las experiencias creadas. En muchos aspectos, parece que la gente de las palabras escritas ha aprendido a utilizar símbolos para traducir los eventos en insignificantes asuntos o se ha distanciado de la idea de que los pensamientos tienen conexión con el mundo sólido. El resultado es que los humanos se han encarcelado debido a su propio proceso de pensamiento.

 

Por favor, considerad cada una de las experiencias como una elección válida para acumular mayor conocimiento.

 

Existe mucha libertad para ver más allá de los confines de vuestras limitadas y temerosas interpretaciones de la realidad, y la libertad comienza a adquirir un nuevo significado cuando aprendéis a utilizar a vuestro cuerpo con mayor facilidad tanto en los mundos físicos como no físicos.
 

Considerad durante un momento cómo se estructura la mente: vuestras creencias y sentimientos modelan la percepción y continuamente estáis emitiendo una frecuencia energética que evita o atrae eventos vitales. A veces un evento se ignora como si estuvieseis ahuyentando a una mosca; sin embargo, todavía está impregnado con una tinta invisible y fijado en vuestro subconsciente.

 

Otros eventos no los olvidáis nunca porque tenéis una memoria de experiencias similar a una bombilla que se enciende y se apaga. No importa si reconocéis un evento de manera consciente o no, ya que la situación y vuestras creencias proyectadas se almacenan fielmente según vuestra percepción en los bancos de datos de la memoria.

 

Ampliar la mente para considerar el simbolismo y el significado de cualquier evento puede hacer que literalmente cambiéis de punto de vista si realmente intentáis conocer los intrincados significados de la vida. Conforme vuestras ideas con respecto a la naturaleza de vuestra mente continúan extendiéndose, el eslabón natural entre las realidades físicas e interdimensionales se vuelve mucho más evidente.

 

Nuevas ideas son, de hecho, frecuencias electromagnéticas que aumentan, al igual que las radiaciones solares incrementan el campo energético alrededor del globo. Para adaptar y acomodar las nuevas ideas sobre la energía, ocurre un cambio en vuestras células a nivel subatómico gracias a las sutiles interpretaciones de las moléculas proteicas que liberan los códigos almacenados de percepción.

 

Un proceso muy complejo entre proteína y aminoácidos afecta al ADN en un nivel muy profundo que cambia vuestra manera de percibir la realidad.


Vuestro poder termina donde comienza vuestro miedo.


Mientras se van abriendo cada vez más puertas para aumentar la inteligencia, debéis vivir en paz con vuestro cuerpo físico para sentiros bien y beneficiaros del proceso.

 

¿Qué armario debéis limpiar para lograr este estado?

¿Practicáis la autohipnosis con vuestras creencias limitantes favoritas?

«No tengo ningún control sobre la situación. Siempre seré pobre. Tener dinero es muy difícil. La vida es una batalla continua. El dinero es la raiz de lodos los males. No hay nada que yo pueda hacer. Las cosas son así. Yo siempre he hecho las cosas de esta manera. No hay forma de salir de esta situación. No sé. Nunca podría. Me olvido. No lo vi.»

¿Cuántas veces os metéis en semejante trance para quedaros justo donde estáis? ¿Cuántas veces recurrís el sarcasmo?

 

La comodidad de una vieja y familiar rutina mental os ancla a los viejos escenarios. Nosotros planteamos esas preguntas para despertaros y para ayudaros a que os deis cuenta y toméis nota de cómo estructurar vuestros pensamientos. El eslabón referente a la mente y a la materia es una lección esencial que tenéis que aprender.

 

Tenéis que modificar vuestras creencias más enraizadas para ver un cambio en el mundo exterior. Es posible modificar estos comandos limitantes y reemplazarlos por pensamientos de poder y valor. Las limitaciones surgen en vuestra mente. y tomar la decisión de liberar todas las creencias limitantes es como quitarse unos zapatos demasiado pequeños o despojarse de una faja que aprieta demasiado: estáis repletos de un nuevo sentido de libertad y alivio.


Mientras la intensa ola de energía cósmica aumenta, vuestro planeta va creciendo y es necesario utilizar la forma física con sabiduría, salud y relajación. Para ubicar y aprender de estas energías dinámicas, tenéis que ir más lentos y advertir cuándo tenéis demasiado estrés. Puede que incluso seáis adictos al estrés y llenéis las horas del día con innecesarias rutinas metódicas porque no estáis a gusto con los momentos vacíos.

 

En los tiempos modernos, el silencio lamentablemente ha perdido su valor.

 

La mente necesita descanso para ver con claridad y para poder integrar las cosas; además, cuando se observa el silencio durante períodos regulares, los beneficios ayudan a agudizar vuestra mente y a equilibrar vuestra vida. Debéis buscar y planear momentos dominados por la paz. en lugar de ofrecer cualquier excusa del mundo, y, a veces, con gran indignación, porque estáis demasiado ocupados.

 

Os habéis hipnotizado a vosotros mismos hasta creer que ser productivo y estar ocupado todo el día es un logro noble. Puede que seáis unos necios nobles, pero si queréis saber si es vuestro caso, sólo tenéis que observar vuestro cuerpo, ya que siempre os dirá la verdad. Cuando buscáis a propósito el conocimiento espiritual, repetidamente se os escapa el mensaje porque no sabéis cuándo cambiar la marcha de vuestras percepciones y vuestra falta de flexibilidad crea un estrés no manifiesto.

 

La flexibilidad es la clave para cambiar vuestras creencias.

 

Sois, debido a vuestro diseño, seres multifocales y multidimensionales, y practicar la agilidad mental, por medio del sentido común, os hace desarrollar una mayor aprehensión de la realidad sin perder el control sobre una visión mientras pasáis a la siguiente. Recordad que el mundo material es tan sólo una parle de la realidad. Los reinos invisibles y espirituales, junto con otros planos de la existencia, también intentan entrar y participar en este periodo de tiempo de energía acelerada.

 

Sea lo que sea lo que estéis aprendiendo, confiad en que puede ser tan sólo una parte de una lección multidimensional mucho más compleja.


Cuando creéis en vuestro propio valor dentro de ese gran plano de existencias, un propósito más amplio entra siempre en juego para, a veces, revelar escenarios que aparentemente están más allá de vuestra actual comprensión.

La existencia se basa en una cooperación sutil de energías que tiene múltiples capas, es multidimensional y está dominada por un simbolismo que refleja vuestras creencias y expectativas de la vida. Vuestras percepciones se desarrollan y maduran de acuerdo con la habilidad de comprender el mundo interactivo de los símbolos e interpretar esos símbolos basados en el estímulo y la sensación que tenéis.

 

En otras palabras, el significado que dais a un evento determina el desenlace que experimentáis. Claro está, cuanto más miedo tenéis, más limitadas serán vuestras interpretaciones. Vuestro poder termina donde comienza vuestro miedo.

 

Actuáis siempre en vuestra propia esfera de influencia, y ejercéis vuestro poder donde vais, al mismo tiempo que aportáis vuestras ideas de manera bastante efectiva a la conciencia colectiva del planeta. Cuando potenciáis una visión del mundo sana y segura, vuestros sentimientos os llevan inevitablemente a esa experiencia.

 

No obstante, debéis desarrollar un profundo respeto por vuestros sentimientos al reconocerlos como barómetro de vuestros pensamientos. Cuanto más abiertos estéis a cambiar vuestra manera de pensar y a despojaros de vuestras creencias, más percibiréis y más conoceréis este entorno de la experiencia terrenal.


Una fuerza muy potente de inquietud social y cultural está apareciendo rápidamente en respuesta a una recién descubierta pasión por la libertad.


El nivel de corrupción entre la gente, relacionado con la decadencia y la avaricia, además de diversas dificultades y una inestabilidad general en los sectores políticos, religiosos, científicos, militares, médicos, medioambientales y económicos constituye una clara señal de que se está desenmascarando todo a lo grande.

 

Una fuerza muy potente de inquietud social y cultural está apareciendo rápidamente en respuesta a una recién descubierta pasión por la libertad; no obstante, los medios de comunicación controlados. con su lema de «todo como siempre», continúan ignorando los asuntos de insatisfacción y descontento. Como respuesta muy directa a la distorsión de estos medios, vuestra intuición puede estar muy activa y enviaros señales a través de los sueños o sentimientos, así como a través de símbolos poco usuales.

 

Prestad mucha atención a vuestro estado mental cuando abrís la puerta a la comunicación con realidades no comunes y permaneced centrados y muy claros. Las autoridades médicas del mundo actual etiquetan con frecuencia ese tipo de contacto como esquizofrenia y lo consideran un estado disfuncional de la mente con respecto a aquello que va más allá de las fronteras de la versión oficial de la realidad.

 

Dentro del campo de las creencias limitantes que definen la mente y su manera de funcionar, la incapacidad de poder distinguir entre lo que es real y lo que no lo es se clasifica como psicosis, una forma severa de una enfermedad mental. Esas etiquetas sirven como mecanismo de temor y proporcionan una creencia básica de que el cuerpo es defectuoso y uno no se puede fiar de él.

 

Esta es una creencia muy limitante y demuestra un intento por parte de los controladores de la mente de desacreditar la multidimensionalidad y la naturaleza psíquica de la experiencia humana.


Vuestras células leen y se mueven continuamente con la energía de vuestro entorno y conforme vais ampliando vuestra percepción os volvéis mucho más sensibles con respecto a lo que os rodea. Mientras va aumentando el desarrollo de vuestras facultades psíquicas e intuitivas, vuestro sistema nervioso, que controla y coordina a todos los órganos y estructuras del cuerpo, debe ser fortalecido.

 

Vuestras células están en continuo contacto telepático con todas las posibilidades y, a nivel físico, vuestro sistema nervioso es el mecanismo a través del cual se transmiten estas comunicaciones de forma más eficaz. Todas estas actividades suceden sin que vuestra mente sea consciente de ese proceso. Debéis recordar que estáis en medio de un importante despertar global, una revolución de la conciencia que está ocurriendo a muchos niveles de la realidad y que abre la puerta al hecho de que sois verdaderamente seres muy especiales capaces de producir literalmente un número infinito de versiones de la realidad.

 

Vosotros constantemente condicionáis la energía de la existencia; la organizáis y luego la proyectáis hacia el exterior sin ni siquiera daros cuenta. Este es el proceso mediante el cual se manifiestan creaciones individuales y acuerdos colectivos.


Cuando la calidad de vida se torna inestable para cualquier especie, cuando no existe el innato valor del amor, el orden natural de una expresión espontánea se encuentra amenazado. La realidad que actualmente estáis abrazando parece estar desvaneciéndose, debido a escándalos de hechos chocantes que van aumentando día a día como la hierba crece gracias a la lluvia veraniega.

 

La pedofilia se ha convertido hoy en día en una palabra conocida debido a los testimonios inquietantes que recorren las salas de la cristiandad y otros centros importantes de poder mostrando un patrón siniestro. Mucha más gente famosa más allá de los rangos religiosos está cayendo en desgracia. Cuando los que ostentan el poder dan la espalda a la integridad, ignorando su papel de protectores de la gente, abusan y usan mal su poder.

 

¿Y quién les da la autorización para abusar del poder? ¿Cuántos niños más serán marcados por el abuso sexual hasta que la voz de la exasperación y la rabia sea escuchada?

 

Por muy poco agradable que parezca, todo forma parte de un proceso de cambio con respecto a creencias obsoletas que están enquistadas en la mente colectiva. La creencia masiva en el poder de autoridades externas está firmemente enraizada en vuestra psique; son creencias fuertes y muy antiguas, pero, al igual que un bosque de madera roja, también ellos pueden ser talados tan rápidamente que aparezcan muchas preguntas respecto a la verdad de quiénes sois y por qué depositáis vuestra confianza más allá de vosotros mismos.


El increíble abuso del dinero y de los recursos del planeta se está desvelando rápidamente y está conduciendo a un colapso fuera de control.


La presión sobre las fuerzas gubernamentales del mundo está aumentando debido a que millones y millones de personas de países extranjeros protestan y se manifiestan para exigir los derechos básicos de la vida. En las salas y gabinetes de los líderes mundiales, se está luchando por negocios oscuros y tenebrosos, y el nivel de traición ha llegado más lejos que nunca.

 

En Estados Unidos, donde la Constitución se está convirtiendo en una memoria distante, algunas personas prefieren sedarse con drogas de diseño y mediante aparatos electrónicos.

 

¿Cuáles son las creencias básicas que condicionan y controlan a la gente para llegar a un estado anestesiado y paralizado?

 

Los sucesos que se comentan en los medios de comunicación ocupan el tiempo y la imaginación de muchos millones de personas, al mismo tiempo que demuestran de muchas maneras una fuerte creencia en el poder de las autoridades. Sin embargo, la mayoría de los periódicos están llenos de información falsa. Las noticias no son lo que parecen ser, ya que muchas veces están codificadas, e incluso periodistas de renombre admiten que si contasen la verdad se quedarían sin trabajo.


Esto hace seguir la cuestión de las creencias de la gente respecto a su trabajo y lo que piensan que tienen que hacer para ganarse la vida. Las estadísticas dicen que una persona no puede acceder a un trabajo de alto nivel en cualquier Gobierno sin haberse comprometido antes: esto parece una afirmación válida para todo el mundo.

 

El increíble abuso de los bienes de la gente y de los recursos del planeta se está desvelando rápidamente y está conduciendo a una especulación escandalosa y a un colapso fuera de control y muy radical. El deterioro controlado del Gobierno se está desmigajando y se crean nuevas historias en primer plano para encubrir las deficiencias. No obstante, por otra parte, al otro lado de la gran división, hay un fabuloso despertar de la mente que está ganando terreno.

 

Cuando vuestras percepciones sean cada vez más precisas, muchas cosas serán más aparentes, y abandonar las viejas creencias puede considerarse una experiencia liberadora. Cuando cambien vuestras creencias, permitiros enfrentaros al chocante descubrimiento de que nada es exactamente lo que parece. Esa revelación debe ser integrada a nivel físico para poder profundizar en el poder de vuestras creencias y la atracción que ejerce sobre vosotros. Desde un punto de vista más amplio, siempre hay en juego un plan.

 

Al igual que un escenario está preparado para una obra de teatro, vuestro mundo se está adecuando para una interacción multidimensional con otras formas de inteligencia.


Ser fiel a la verdad tiene que ser algo que prevalezca en cualquier tipo de liderazgo, particularmente cuando todos aprendéis a confiar más en vosotros mismos. Se trata de un momento importantísimo para la conciencia que procede del corazón humano y debe ser reconocido y aplicado como una herramienta natural y perfecta para activar el cambio.

 

Mientras dormís y soñáis estáis conectados con toda la gente de este mundo, pero también con otras dimensiones de la existencia, y es ahí donde elaboráis vuestras respuestas y soluciones potenciales para manejaros en las arenas movedizas del cambio. Cuando creáis que conocéis la verdad, respirad e incidid en el centro del corazón para comprobar su mérito. Cuando concentráis vuestra atención en el centro cardíaco, esa conexión os permite caminar con compasión por el lado sombrío de la vida, sabiendo que la verdad es segura.

 

Confiar en vosotros mismos en medio de un mundo que parece haberse vuelto loco es un sabio uso de la intención.

 

El «marketing» de una visión errónea del mundo basado en límites y miedo es un uso creativo de la imaginación: no obstante, tenéis que aprenderá distinguir entre las ideas saludables y las que no lo son. En este punto de vuestro desarrollo tenéis que ser capaces de diferenciar entre una información genuina y la propaganda sin fin que intentan crear las creencias de la opinión pública.

 

Discernir significa elegir sabiamente y, teniendo esto en mente, tenéis que aprender a reconocer y a aceptar que vuestros sentimientos y sensaciones forman parte de vuestro radar corporal. Al evaluar cualquier situación, las creencias determinarán vuestra apreciación. Dejad claro lo que estáis dispuestos a vivir y desarrollad la compasión para otros y que elijan cualquiera de los caminos que les parezca.

 

Los habitantes del mundo entero están inquietos, lo que constituye una señal de que los tiempos y las creencias están cambiando.


Tenéis la libertad absoluta para hacer lo que deseéis con vuestra inquietud, aunque lo mejor seria recordar que la inquietud es una señal de que la energía se mueve. Para manejar vuestros miedos y creencias limitantes, observadlos como atributos que habéis adjudicado a la realidad (algo en lo que estáis atascados, con lo que habéis crecido y os habéis hipnotizado para creerlo).

 

Podéis aprender a retirar vuestra atención de las viejas ideas dejando que desaparezcan; sin vuestra constante atención, las ideas se pierden como globos en el viento. Desarrollad una clara intención respecto a lo que queréis. Las creencias son como un cultivo que habéis elegido plantar en vuestro jardín y que estáis cuidando como corresponde a un buen jardinero; sin embargo, debéis abrir vuestros sentidos para verdaderamente ver las profundas raíces de vuestras creencias más invisibles.

 

Hay creencias colectivas que mantienen vuestra vista focalizada en ciertos aspectos del espectro de luz, pero no hacen otra cosa que restringir lo que veis, mientras otras realidades están funcionando continuamente en vuestro entorno. Vivir una vida bien organizada, tranquila y centrada, sin interferencias por parte de la televisión u otros aparatos electrónicos, y con mucho tiempo para disfrutar de la naturaleza, mantendrá vuestro sistema nervioso alerta y funcionando pausadamente, pero, al mismo tiempo, de manera intensa.


Cuando vuestro sistema nervioso esté bien equilibrado, seréis capaces de ver las terribles y limitantes creencias por lo que son, y, cuando aparezcan, reconocer su existencia. Con justicia debéis valorar el papel que han jugado en vuestra vida y luego dejar que desaparezcan. Utilizad el presente para reemplazar un concepto limitador de vosotros mismos por uno que refuerce vuestra vida.

 

Para cambiar el mundo exterior, tenéis que cambiar primero vosotros. Debéis estar dispuestos a abandonar vuestras interpretaciones limitantes del pasado para dejar de verlo como causa de los fallos que percibís en vosotros actualmente. No alberguéis resentimiento o enfado, ya que el victimismo es una creencia muy poderosa que destruye el proceso natural de la creatividad.

 

Cultivad una perspectiva sana y fortaleced vuestra voluntad aceptando la responsabilidad de vuestra vida. Es esencial desarrollar ideas positivas y creencias saludables y establecer vuestro libre albedrío y vuestra creatividad. Es posible vivir la vida y todas sus maravillosas ofertas de alegría, seguridad y armonía. Se trata de una creencia que os beneficia.


Debéis aprender a buscar la armonía y el propósito que hay detrás del majestuoso e impecable orden de la existencia.


Siempre hay una multitud de probabilidades favorables donde elegir. Por favor, tened en cuenta ese potencial y no os fijéis en las preocupaciones. Preocuparse es una auténtica pérdida de energía en cualquier situación.

 

La preocupación crea una vibración distorsionada en vuestro campo y os quita energía. ¿Y cómo evitáis la preocupación? Tenéis que averiguar vuestras creencias respecto a qué os preocupa. Liberad vuestra necesidad de estar al mando y tener que controlarlo todo. Reemplazad la preocupación por una declaración que afirme vuestra elección de seguridad, comodidad y paz mental.

 

Aprended más sobre vosotros mismos y prestad atención a cómo manejáis la energía. Daros cuenta de las cosas que ya no sirven y reconoced cómo vuestro murmullo interior se convierte en la película con la que os encontráis en el mundo exterior.


Al agudizarse vuestra percepción, tenéis que prestar atención para observar y aprender lo que se enseña. Seleccionad cuidadosamente vuestras palabras y pensamientos, ya que la claridad del propósito os asistirá a la hora de comprender cómo creáis vuestra realidad. Vuestra relación con la naturaleza también es de esencial importancia en el proceso de transformación.

 

Pasad más tiempo en la naturaleza; pasead y permitid que vuestra atención se mueva como las hierbas con el viento. Los árboles y las flores sienten lo que pensáis y, cumpliendo con su propósito, armonizarán de inmediato sus energías con las vuestras, produciendo una serie de vibraciones especiales, olores, formas, colores y sonidos (las energías más apropiadas en ese momento para que mantengáis vuestra armonía y vuestro equilibrio).

 

Cuando estáis en comunión con la naturaleza, estáis intercambiando continuamente energías internas y externas. Las plantas desprenden oxigeno y vosotros desprendéis dióxido de carbono (estáis sostenidos por una relación perfecta de toma y daca).

Tenéis que aprender a buscar la armonía y el propósito que hay detrás del majestuoso e impecable orden de la existencia. Si estáis en una situación incómoda, carente de armonía y propósito, entonces debéis buscar con sinceridad qué pasa con vuestros sentimientos, debéis seguir el hilo hasta el origen, el concepto principal o la creencia a la que estáis apegados y que crea esos resultados. Los sentimientos cambian al igual que el tiempo.

 

Preguntaros lo que el mundo exterior os quiere revelar. También considerad lo que os estáis mostrando a vosotros mismos al crear esa realidad que os imbuye. Dejad pasar los conflictos de personalidad y buscad una visión más amplia; buscad los patrones y el mensaje más importante. Descubrid la enseñanza. Confiad en que hay una enseñanza y un propósito.

 

Confiad en que podéis crear lo que os apetezca dentro y fuera del tiempo. Aunque conocerse a uno mismo puede ser a veces el viaje más intenso que hayáis hecho, tenéis que aprender a cultivar un deseo profundo de conoceros a vosotros mismos como no lo habéis conseguido nunca antes. Vivir en la Tierra en estos momentos tan intensos es tanto un extraordinario reto como un noble cometido para todos aquellos que están involucrados. Parece ser que la gente está haciendo lo mejor que sabe para transformar su vida.

 

Comprender el proceso en el que estáis imbuidos os abre para sostener la existencia que, dicho sea de paso, os sustenta completa, total y graciosamente si os interesa mirar. Nosotros confiamos en que vais a prestar más atención a las realidades no publicadas y que pueden construir una vida plenamente significativa como una posibilidad alternativa.


Sois pioneros, y los pioneros, por regla general, se atreven a explorar lugares donde no ha ido nadie hasta entonces, de modo que tenéis que tomar la decisión de confiar en vosotros mismos y creer en una existencia segura.

 

Energetizad el campo que os rodea con vuestra clara intención. Sed conscientes y bajad el nivel de actividad, y cuando os quejéis y estéis cansados, sentaros y descansad. dejad de criticar y de quejaros. La culpa es el resultado de una conducta manipuladora. El enfado y la culpa implican una actitud de victimismo que, con frecuencia, refleja una falla de responsabilidad de asumir las propias decisiones, además de una falla de comprensión de las muchas capas de propósito y significado que duermen soterradamente en cada evento, ya sea de naturaleza personal o de alcance global.

 

En muchos casos, el enfado surge cuando tenéis la sensación de estar entre la espada y la pared y concebís tan sólo una interpretación de lo que está pasando. Recordad que a veces las oportunidades se disfrazan de pérdida. No importa que penséis lo que tenéis que hacer, ya que siempre existe una opción para solucionar el problema de forma armoniosa.

 

Dejad de apilar demasiadas cosas y que se desvanezca lo que tenéis que dejar atrás. Incluso, si es necesario, marcharos. Cuando culpáis a las circunstancias externas a vosotros mismos, estáis perdiendo una ola de conciencia, ya que, en realidad, sois vosotros los que atraéis la situación. Siempre que utilizáis excusas, no participáis en la jugada. La naturaleza de la existencia es amable y significativa y, como diseñadores de la realidad. debéis preguntaros por que diseñáis aquello que hacéis.

 

Prestad atención al momento y cómo utilizáis vuestros pensamientos y vuestras palabras para crear vuestro entorno exterior.

  • ¿Realmente estáis convencidos de lo que estáis diciendo?

  • ¿Sois conscientes de lo que decís?

Es esencial aprehender ese nivel de conciencia, ya que las oportunidades se van expandiendo hacia nuevos territorios de inteligencia para ofrecer unos resultados fantásticos para una vida sana y con sentido.

 

Para sanar y cambiar vuestro mundo, tenéis que estar dispuestos a conocer unas cuantas verdades muy duras. Es vuestra suerte y os permitirá ser libres para investigar quienes sois y cuál es vuestro lugar en la existencia. Sois libres para saber y para cambiar, mientras nosotros observamos y esperamos pacientemente, animándoos y aguardando lodo el tiempo para ver lo que haréis para salir airosos de todo esto. Por ahora, intentad estrechar vuestra mente hasta el campo de frecuencias en el que jugamos nosotros.

 

Es más importante de lo que pensáis.


Vuestro mundo interior y la entrelazada manera de funcionar de vuestra mente están repletos de respuestas y soluciones.


Dentro de un marco más amplio de la realidad, todo lo que creáis a través de vuestros pensamientos y emociones forma parte de un baile íntimo hacia un crecimiento espiritual, y vuestras interpretaciones y respuestas ante una situación determinan el resultado de la experiencia. Tomaros tiempo para sosegaros y relajaros en un entrono pacífico; observar la respiración puede hacer milagros para desarrollar vuestras perspectivas.

 

El mero hecho de preguntar por qué ya puede despejar vuestras fijaciones y liberar vuestra manera de pensar, para brindaros la visión de nuevas posibilidades, algo así como darse una vuelta en un globo do aire caliente para observar la espléndida campiña y ver el mundo bajo una nueva luz. Permitiros unos cuantos momentos de iluminación y buscad el humor que hay en la lección que se os ofrece.

 

Vuestro mundo interior y la entrelazada manera de funcionar de vuestra mente están repletos de respuestas y soluciones; tenéis que tomaros el tiempo suficiente para mirar hacia vuestro interior y prestar atención a lo que os dicen vuestros sentidos.


Con frecuencia, la gente quiere saber lo que va a suceder en los años venideros y la respuesta es que depende de lo que creáis. Una creencia en una existencia poderosa en la que todo el mundo sea valorado servirá al mundo para bien.

 

Lo primero que tenéis que hacer es aceptar que es vuestra responsabilidad iniciar los cambios necesarios para conseguir los resultados deseados.

  • ¿Qué sensación os produce el cambio?

  • ¿Pensáis que un cambio siempre es un proceso duro y difícil, una lucha que os expone al error y a la soledad, o despierta el cambio en vosotros la sensación de las estaciones gloriosas y fácilmente cambiantes?

Como ejercicio para explorar vuestras creencias con respecto al cambio, buscad 13 fotografías de vosotros mismos en las que aparezcáis en distintas edades, desde la infancia hasta la actualidad.

 

Elegid fotos en las que sólo aparezcáis vosotros, y que sean imágenes interesantes en lugar de fotos excepcional mente glamorosas o extraordinariamente desfavorecedoras. Luego, en la próxima Luna nueva, Luna llena, eclipse o cuando os apetezca jugar este juego, focalizad vuestra intención en la línea abierta del tiempo de varias versiones de vosotros mismos y jugad de esa manera con las 13 fotos durante 3 semanas (o más si así lo deseáis).

 

Encontrad en vuestro hogar un lugar idóneo, un lugar por el que pasáis con frecuencia, pero donde vuestro designio no es trastocado, y dejad allí las fotos. Utilizad vuestra imaginación y colocadlas de diversas maneras; podéis usar formas geométricas, el zodiaco o espirales (cualquier forma que se os ocurra). Mirad las fotos todas las veces que queráis.

 

Habladles. ¿Qué les decís?

 

Prestad atención a cualquier creencia con respecto al cambio que os muestran las fotos. A lo largo de las 3 semanas, reordenad la exposición y cambiad el orden y la relación de una foto con la otra. Sed espontáneos y jugad y permitid que las fotos os enseñen sobre vosotros mismos. Cada foto representa una versión de vosotros, de alguien que no tenía ni la más ligera idea de lo que iba a pasar en el siguiente momento: sin embargo, cada imagen implica que han ocurrido cambios una y otra vez.


Vuestras creencias se pueden tornar tan flexibles como vosotros queráis, tan dúctiles como los árboles que se doblan bajo la nieve invernal esperando pacientemente la cálida seguridad del suave sol primaveral, y el actual estado de inseguridad global refleja la energía interior proyectada desde la psique colectiva.

 

Por un lado, están las oportunidades más liberadoras que aparecen para construir probabilidades resistentes: sorprendentes nuevas técnicas de sanación a través de la comunicación con otros reinos, un cambio casi instantáneo de recursos energéticos y asombrosos descubrimientos para encontrar agua limpia y aire puro son tan sólo algunos de los descubrimientos que se divisan en el horizonte.

 

Otras probabilidades mantienen una vía abierta para aquellos que están enfadados y tienen miedo de hacerse cargo de sus vidas (se trata de un camino que no es nada divertido). Al ampliar vuestra con ciencia y encontrar otros pastos, otras montañas y mesetas desde donde vislumbrar la realidad, el aspecto más difícil de la expansión consistirá en observar a aquellos que eligen no cambiar.

 

Estáis aquí para ser testigos, y ser testigo es una de las tareas más difíciles de realizar; un testigo no cierra los ojos, un testigo ve y luego informa de lo que sucede. Todo esto es un reto importantísimo y a veces resulta muy difícil vivir el espectro completo de posibilidades emocionales (desde las alturas de una alegría exquisita y desde un orgasmo sexual fantástico hasta las profundidades del miedo, del odio y de la desesperación).

 

Cuando se abran vuestros corazones, os elevaréis con aquellos que vuelan y piensan que es un reto observar a otros, al mismo tiempo que con aquellos que eligen la falla de poder. Observar y sentir el valor de los que viven las grandiosas melodías de la emoción os lleva a la grandeza. Para algunos, esto puede significar la locura. El mundo camina sobre el filo de una navaja en estos días de transformación humana.


Cuando elijáis el camino del poder, habrá momentos en los que tendréis que manejar la vida a un nivel muy profundo.


La naturaleza propia de un pionero consiste en caminar en solitario por nuevos territorios, ir donde nadie ha viajado hasta ahora. Como pioneros, debéis aprender a estar solos con vuestros descubrimientos. Durante las épocas de inestabilidad pueden aparecer todos vuestros miedos. Vuestras emociones os pueden adentrar en los reinos de los sentimientos, donde hace falta valor y amor para enfrentarse a vuestras heridas.

 

Cuando elijáis el camino del poder, habrá momentos en los que tendréis que manejar la vida a un nivel muy profundo y habrá otros momentos de desespero y, sencillamente, desearéis no conocer un alcance mayor. Incluso la idea de que la ignorancia es una bendición puede parecer apetecible. Se trata de una respuesta natural, debido a la profundidad de las conexiones que estáis viviendo.

 

Sin embargo, los estados emocionales no permanecen para siempre, y los mejores y más difíciles son efímeros y desaparecerán. Las emociones pueden jugar con vosotros y la profundidad emocional es un aspecto único y cautivador de vuestra experiencia humana.

 

Cuando elegís el victimismo, siempre echáis la culpa de lo que os está pasando a algo o alguien.

 

Para reclamar verdaderamente vuestra mente y vuestro espíritu libre, debéis tener en cuenta vuestra actitud personal y el criterio que aplicáis para interpretar las experiencias.

  • ¿Veis la vida con la que os encontráis como un vaso medio lleno o un vaso medio vacío?

  • ¿Sois vosotros los que lleváis las riendas de vuestra mente, de vuestro cuerpo y de vuestro espíritu o siempre hay alguien que tiene más autoridad?

  • ¿Podéis detectar los sentimientos que definen y confinan vuestras experiencias?

Un cambio de actitud entronca directamente con un cambio en cómo veis e interpretáis el papel que representáis en la vida y con respecto a todas vuestras experiencias.

 

Nuevas interpretaciones crean nuevos sentimientos que, a su vez, abonan el terreno energético para nuevas experiencias.


Aunque parezca extraño, aceptar más responsabilidad en lo que se refiere a actuar como creador de vuestras experiencias os libera para explorar la parte sombría de la vida; sin las sombras veríais muy poco de la vida. El arte es un baile entre matices de colores y tonos de sonidos y luz. Cuando examináis con otros ojos vuestras creencias con respecto al lado más oscuro de la existencia, os liberáis para reexaminar las creaciones de vuestra vida desde otra perspectiva. La perspectiva lo es todo.

 

La esencia de la experiencia humana consiste en participar en un amplio despliegue de expresiones emocionales; aprender cómo navegar por estos reinos imprevisibles y sobrevivir con vuestra conciencia alineada es uno de los importantes exámenes espirituales de estos tiempos. Se necesita un profundo conocimiento basado en la confianza inocente para seguir avanzando en el camino de la superación del poder.

 

Para nadar y bucear en el insondable estanque de emociones, tenéis que establecer la conexión entre pensamientos, sentimientos y creencias; de lo contrario, la energía emocional puede suponer un viaje a la locura, donde nada tiene sentido. Cuando intentáis investigar conscientemente vuestros sentimientos, teniendo en cuenta que sois responsables de la creación de todas vuestras experiencias, los resultados que aporta la liberación de energía emocional estancada pueden ser realmente fantásticos.


El acceso emocional es el verdadero regalo de un alma que busca, ya que debido a sentimientos profundos aprendéis qué debéis hacer y qué no. Lo ideal seria desarrollar vuestra inteligencia emocional al aprender a confiar en vuestros sentimientos.

 

Puede que lidiar con las energías emocionales resulte algo difícil, pero los sentimientos siempre están relacionados de algún modo, ya que, de lo contrario, no aparecerían. Cuando empecéis a centrar vuestra atención a querer saber la verdadera causa y el propósito último se desplegará un cuadro más amplio que os mostrará cómo vuestras emociones están conectadas a más cosas de las que imagináis.

 

Con una aceptación compasiva de la sabiduría innata de vuestro cuerpo y un enfoque concentrado en el poder de vuestra respiración, vuestras emociones se pueden utilizar para conseguir con éxito la toma de conciencia de vuestros programas internos, que fueron creados por vuestras creencias infantiles o. incluso. pueden ser un la/o limitador de una impronta genética que algún ancestro ha transmitido cuando percibió su propia realidad de una manera sorprendente y dominada por la emoción.

 

En vuestro ADN están profundamente codificadas innumerables capas de percepciones, y os corresponde a vosotros tomar conciencia de la multitud de programas que habéis heredado de vuestro linaje genético.


Una vez más, uno de vuestros retos en el camino de la recuperación del poder consiste en sanar el dolor y la separación almacenada en vuestro linaje de sangre y utilizar también las heridas como regalos para el proceso de transformación de vuestra conciencia. Estáis en primera línea del crecimiento personal, y, conforme los tiempos se tornen más y más interesantes, lo mismo sucederá con vuestras habilidades.

 

La amabilidad y la benevolencia son valores especialmente apreciados, ya que abren vuestro corazón y pavimentan el sendero hacia la paz. La elección es siempre vuestra en este camino de la recuperación del poder. Vuestro auténtico triunfo reside en el momento en que el valor vence al miedo y cuando gana la verdad y no el engaño.

 

Las oportunidades siempre abundan.

 

Recordad que las creencias condicionan vuestra disponibilidad y vuestra actitud revela vuestras creencias. Mostrar agradecimiento y reconocimiento demuestra un importante sentido de la responsabilidad y la disposición a interpretar cambios inesperados como una oportunidad para crecer espiritual mente. Tenéis que recordar que debéis ser muy claros con respecto a lo que queréis.

 

Avanzad con confianza, sentido común y valor empleando vuestro propio estilo y vuestra propia elegancia. Confiad en vuestra habilidad de buscar soluciones armoniosas y mantened la calma con todo lo que se irá desplegando, mientras afirmáis que todo saldrá de la mejor manera posible.

 

Después de todo, la vida es una gran lección de vivir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: