Tenemos tanto que aprender de ellos.

 Son muchos los términos que, por desconocimiento o no, son utilizados para referirse a las personas con discapacidad: anormales, deficientes, impedidos, incapacitados, limitados… Todos estos términos implican NEGACIÓN: NO PUEDE. Es conveniente emplear el término DISCAPACIDAD. Se considera discapacitada a toda persona que padece una alteración permanente o prolongada, física o mental que en relación con su edad y medio social implica DESVENTAJAS considerables para su integración social.

Hay que observar que se refiere a DESVENTAJAS y no a impedimentos. Una de las expresiones utilizadas con frecuencia en relación con las personas con alguna discapacidad es no puede. Si entendemos que no hay un modo normal de hacer las cosas, esas palabras no tienen cabida.

Las únicas limitaciones reales que tiene la persona son las que le son impuestas. En tal sentido, las limitaciones son creadas por la sociedad más que por la discapacidad. Si se le dice a una persona discapacitada que está limitada, le resulta más fácil aceptarlo, creerlo y comportarse como si eso fuera cierto, en lugar de intentar demostrar lo contrario.

Existen distintos tipos de discapacidad: Personas con discapacidad motriz: presentan clara desventaja en su aparato locomotor. Tienen dificultades casi exclusivamente en sus movimientos, sólo en algunas ocasiones pueden presentar otras perturbaciones. Personas con discapacidad sensorial: tienen una pérdida total o parcial de la estructura o función de uno o varios sentidos que ocasiona una alteración, de mayor o menor grado, en el desarrollo de la persona. Personas con discapacidad intelectual: la discapacidad intelectual comprende una amplia serie de trastornos cuyo denominador común es una significativa limitación en la capacidad intelectual o cognitiva. Está asociada a un déficit en la conducta adaptativa. Personas con severos trastornos de la personalidad: por ejemplo psicosis como la esquizofrenia, el autismo.

ATENCIÓN!!!! – Cada persona con discapacidad es diferente y, prescindiendo de los rótulos que se le apliquen para conveniencia de los demás, siguen siendo personas totalmente “únicas”. – Las personas con discapacidad son PERSONAS en primer término, e individuos con discapacidad en segundo lugar. No existe un “down” sino una persona con Síndrome de Down, no existe un sordo o un ciego, sino personas con sordera o ceguera. TODOS SOMOS DIFERENTES, SÓLO QUE ALGUNOS TIENEN DIFERENCIAS MÁS MARCADAS

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: