“Lo ùnico que realmente nos pertenece es el tiempo:Incluso aquel que no tiene otra cosa,cuenta con eso”

Busca dentro de ti.

pues dentro de ti llevas la luz misteriosa
de todos los secretos…
Dentro de ti está siempre el secreto,
dentro de ti están todos los secretos.Aun para abrirte camino en la selva virgen,
aun para levantar un muro,
aun para tender un puente, has de buscar antes,
en ti, el secreto.Dentro de ti hay tendidos ya todos los puentes
están cortadas dentro de ti las malezas
y lianas que cierran los caminos.Todas las arquitecturas
están ya levantadas, dentro de ti.Pregunta al arquitecto escondido,
él te dará sus fórmulas.
Antes de ir a buscar el hacha de más filo,
la piqueta más dura,
la pala más resistente…
entra en tu interior y pregunta…
Y sabrás lo esencial de todos los problemas
y se te enseñará lo mejor de todas las fórmulas,
y se te dará la más sólida de todas las herramientas.
y acertarás constantemente,
Amado Nervo.EL ARBOL DE LA VIDA
 
 
 

 

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.
Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mama, que nos muestra lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.
Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.
Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas Vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.
Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos deja mas felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.
Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.

Hoy y siempre…Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de si y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevaran mucho, pero no habrá de los que no nos dejaran nada.

Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que Dos almas no se encuentran por casualidad.

EL ARTE DE LA FELICIDAD

La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor…
sino de lo que pasa dentro de nosotros.
La felicidad se mide por el espíritu
con el cual nos enfrentamos a los problemas de la vida.
La felicidad… ¡es un asunto de valentía!;
es tan fácil sentirse deprimido y desesperado…
La felicidad… ¡es un estado de ánimo!;
no somos felices en tanto no decidamos serlo.
La felicidad… ¡no consiste en hacer siempre lo que queramos!;
pero sí en querer todo lo que hagamos.
La felicidad nace de poner nuestro corazón en el trabajo…

y de hacerlo con alegría y entusiasmo.

La felicidad, no tiene recetas…

cada quien la cocina con el sazón de su propia meditación.

La felicidad… ¡no es una posada en el camino…
sino una forma de caminar por la vida!


LA VERDADERA RIQUEZA 

 

Si hubiera un Banco que acreditara en la cuenta de usted $86,400 pesos cada mañana; que no transfiriera el saldo disponible de un día al siguiente, no le permitiera conservar efectivo y al final del día cancelara la parte de esa cantidad que usted no hubiera usado, que haría? Por supuesto, sacar cada día hasta el último centavo y aprovechar todo el dinero.
Pues bien, tal banco existe: se llama tiempo.
Cada día, le acredita 86.400 segundos y cada noche da por definitivamente perdidos cuantos haya dejado de emplear provechosamente.
Nunca transfiere los saldos, ni permite que usted se sobregire.
Cuando no usa lo disponible ese día, el único que pierde es usted.
No existe recuperación de fondos.
Tampoco es posible girar cheques sobre el mañana.
De cada persona depende invertir este precioso caudal de horas, minutos y segundos para obtener los máximos dividendos en cuanto a salud, felicidad y éxito. 
 

-Renato Leduc (México, 1895-1986).

Sabia virtud de conocer el tiempo;
a tiempo amar y desatarse a tiempo;
como dice el refrán: dar tiempo al tiempo…
que de amor y dolor alivia el tiempo.

Aquél amor a quien amé a destiempo
martirizóme tanto y tanto tiempo
que no sentí jamás correr el tiempo,
tan acremente como en ese tiempo.

Amar queriendo como en otro tiempo
-ignoraba yo aún que el tiempo es oro-
cuánto tiempo perdí -ay- cuánto tiempo.

Y hoy que de amores ya no tengo tiempo,
amor de aquéllos tiempos, cómo añoro
la dicha inicua de perder el tiempo…

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: