“Nada te turbe”

Nada te turbe,                                     
nada te espante,
todo se pasa,             
Dios no se muda,
la paciencia
todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene,
nada le falta.
¡Sólo Dios basta!

Santa Teresita de Jesús.

Nació en Francia en el siglo XIX y desde muy pequeña sintió la llamada de Dios al Carmelo. Dada su corta edad, necesitó un permiso especial del Papa para ingresar en el convento. Falleció muy joven, a sólo nueve años de su vida como religiosa. Quería haber ido a una misión a Indonesia, pero su salud no se lo permitió. Por sus escritos y su gran amor a las misiones, Teresita fue nombrada patrona de las misiones, aunque nunca había salido de su convento. Durante su vida en el convento sufrió mucho, tanto por la enfermedad como por incomprensiones y dificultades de convivencia con algunas otras religiosas. Es doctora de la iglesia, principalmente por su autobiografía, Historia de un alma, que es todo un tratado de espiritualidad. A través de esta obra, Teresa enseña sencillez, confianza y paciencia ante las dificultades de la vida.La celebridad de Santa Teresita del Niño Jesús a veces se basa en un malentendido. En efecto, por algunos de sus aspectos, su santidad nos parece más fácil que otras, incluso, puede parecer ser una santidad rebajada. Una lectura superficial de los manuscritos autobiográficos pueden hacernos creer que para ser una santa, basta con ser 

una pequeña muchacha gentil, con hermanas mayores sacrificadas y un papá muy atento.



Los padres de santa Teresita serán beatificados el 19 de Octubre.

 

En Lisieux, con motivo del Domingo Mundial de las Misiones

el Siervo de Dios Luis Martin el Siervo de Dios Luis Martin

PARÍS, domingo, 13 julio 2008 (ZENIT.org).- Los padres de santa Teresita del Niño Jesús, Louis y Zélie Martin, serán beatificados en Lisieux, el 19 de octubre de 2008, durante el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND).

La noticia fue anunciada oficialmente por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal José Saraiva Martins, este sábado 12 de julio, en Alençon (Francia).

Los padres de santa Teresita de Lisieux se casaron en la iglesia de Nuestra Señora de Alençon, hace 150 años, el 13 de julio 1858, a medianoche, motivo por el cual el purpurado portugués ha viajado a Alençon y Lisieux el 12 y el 13 de julio.

El anuncio del cardenal Saraiva Martins tuvo lugar al final de su conferencia sobre la santidad de los esposos Martin, en Alençon, ante varios centenares de personas, así como en la celebración eucarística que presidió en la iglesia de Nuestra Señora, concelebrando con varios obispos.

Los cuerpos de Louis (1823-1894) y Zélie (1831-1877) Martin, proclamados venerables por Juan Pablo II en 1994, fueron exhumados de su tumba, situada al pie de la basílica de Lisieux, el lunes 26 de mayo, con el objetivo de ser trasladados a la basílica en septiembre.

La Sierva de Dios Zelie Martin, madre de Santa Teresita La Sierva de Dios Zelie Martin, madre de Santa Teresita

El niño italiano que debe su curación a la oración de intercesión de los esposos Martin, Pietro, que hoy tiene seis años, estuvo presente en la 

ceremonia privada.

En Verona (Italia), se ha creado el relicario en el que descansarán los restos de los futuros beatos.

Benedicto XVI firmó el 3 de julio el decreto de reconocimiento de un milagro atribuido a la intercesión de los padres de santa Teresa de Lisieux.

Este reconocimiento abre el camino a su beatificación, juntos, como fue el caso, por primera vez en la historia, de los esposos Luigi Beltrame Quattrocchi y Maria Corsini, beatificados por Juan Pablo II el 21 de octubre de 2001. Era también una Jornada Mundial de las Misiones.

Pietro Schiliro, el niño que ha experimentado el milagro, procede de Monza, ciudad cercana a Milán. Nacido con una malformación de los pulmones, los médicos habían dicho que no podría sobrevivir.

Les Buissonets, residencia de Santa Teresita en Lisieux Les Buissonets, residencia de Santa Teresita en Lisieux

Un carmelita, el padre Antonio Sangalli, sugirió entonces a los padres que hicieran una novena a los padres de santa Teresita, que perdieron a cuatro niños en tierna edad, para obtener la fuerza de afrontar este sufrimiento.

Pero la mamá declaró que haría la novena (en realidad hizo dos) para pedir la curación de su hijo.

Pietro, hoy es un niño en plena forma, que pudo venir a Lisieux con sus padres para dar las gracias a Louis y Zélie Martin.

Santa Teresita del Niño Jesús, copatrona mundial de las misiones, también fue proclamada doctora de la Iglesia por Juan Pablo II en una Jornada Mundial de las Misiones, el 19 de octubre de 1997.
Por Anita S. Bourdin

NOVENA A LOS PADRES DE SANTA TERESITA, LOUIS Y ZÉLIE MARTIN

Dios de eterno amor, tú nos das en los beatos Luis y Celia, un ejemplo de santidad vivida en el matrimonio. Ellos guardaron la fe y la esperanza en medio de los deberes, las alegrías y las dificultades de la vida. Ellos criaron a sus hijos para que llegaran a ser santos. Que su oración y su ejemplo puedan sostener a las familias en su vida cristiana y ayudarnos a todos a caminar hacia la santidad.Si esa es tu voluntad, dígnate concedernos la gracia que pedimos ahora a través de su intercesión, e inscribirles en el número de los santos de tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

Santa Teresita del Niño Jesús en el Carmelo de Lisieux Santa Teresita del Niño Jesús en el Carmelo de Lisieux





Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: