“La grandeza de chiquita”

Espiridiona Cenda, “Chiquita”, en una imagen de 1901.

Este fin de semana, haciendo zapping, me detuve en lo que yo creí que se trataba de un documental de People+Arts sobre las dificultades en la vida cotidiana de una familia de enanos. Pero no, Un gran mundo pequeño resultó ser un reality sobre la familia Roloff, padre y madre de no más de 1,20 metros de estatura, y cuatro hijos de los cuales sólo uno heredó los genes con la altura de sus padres.

Hoy otra enana acaba de saltar a la fama. Espiridiona Cenda era su nombre, y el escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez tomó prestada su vida para recrearla en Chiquita, la novela que acaba de ganar el Premio Alfaguara de Novela.

El anuncio se hizo desde Madrid a través de una multimediática y globalizada rueda de prensa, de la que participaron periodistas de España, Argentina, Chile, México y Colombia. Con el siempre ameno y ocurrente Juan Cruz como maestro de ceremonias, el nicaragüense Sergio Ramírez -presidente del jurado- dio a conocer el fallo del premio, que fue por mayoría y está dotado de 175.000 dólares más la publicación de la novela.

En la pantalla pronto apareció Antonio Orlando Rodríguez (1956) desde Miami, donde reside después de haber abandonado Cuba en 1991 con escalas posteriores en Costa Rica y Colombia. El flamante ganador contó con media docena de horas para prepararse. Sergio Ramírez contó que lo primero que le preguntó al llamarlo para anunciarle el premio, fue qué hora era en Miami. “Las 6.20 de la mañana”, contestó el autor.

Rodríguez todavía respira, siente y escribe como cubano, y las preguntas sobre la era pos-Fidel fueron inevitables: “Mi esperanza es que los cambios que puedan venir no sólo sean en el terreno de la economía, sino también en lo social, en las libertades, en el progreso….”.

En cuando a Chiquita, esa mujer de 65 centímetros de altura que nació en Cuba en 1869 y que llegó a ser una estrella mundial del teatro de variedades, se abrió paso por el mundo a fuerza de fortaleza, voluntad e inteligencia.

Igual que los Roloff, esos liliputienses modelo siglo XXI.

Escrito por: Ezequiel Martinez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: