El tiempo es un gran maestro que arregla muchas cosas.

Ser flexible no es hacer lo que quieras, sino entender el flujo de la vida.
Planeamos, utilizamos agendas, priorizamos, creamos planes y, de repente, algo sucede y todo cambia.

En este momento, ¿qué hacer?
Muchos tratan de batallar.

Otros se quejan de las situaciones.

Lo mejor es entender y, a través de una comprensión correcta, dejarse fluir un poco.

Al dejar que el flujo de la vida siga, en algún momento el flujo se devolverá hacia ti.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: