FEMINICIDIO:Violencia de género y sus repercusiones sociales.

“Los feminicidios en Ciudad Juárez” y “las muertas de Juárez” son dos expresiones que hace referencia a la suma de homicidios y asesinatos de mujeres ocurridos en Ciudad Juárez, Chihuahua, por lo general de mujeres jóvenes y pobres[cita requerida] a las que se les tortura antes de matarlas. Por parte de la población se ha acusado de pasividad a las autoridades, puesto que en muchos casos no se ha esclarecido la responsabilidad de dichos delitos.

Algunos informes refieren 1060 casos en 14 años[cita requerida], si bien los datos varían según las fuentes. Pese a todo, estarían por encima del índice de criminalidad de una ciudad de características comparables (en el último censo del año 2000, Ciudad Juárez tenía aproximadamente 1,3 millones de habitantes.

La cifra más reciente indica que son 3.100 las mujeres asesinadas en 2010, y 300 en el primer mes y medio de 2011.[1] Al mismo tiempo que hay gran controversia sobre las cifras reales, incluso se discute el propio concepto de feminicidio, pues algunos autores manifiestan que dicho concepto sería mucho más amplio que el de homicidio o asesinato y comprendería además la dejación de perseguir la violencia contra las mujeres por parte de las autoridades.

Hay varias organizaciones no gubernamentales que brindan apoyo a las madres y familiares víctimas del feminicidio como “Casa Amiga”, “Nuestras Hijas de Regreso a Casa“, “Justicia para nuestras hijas”, entre otras.

Características de las víctimas

La primera víctima encontrada fue la niña Alma Chavira Farel, en enero de 1993 y las edades de las víctimas oscilan entre los 10 y 35 años.

Los lugares donde se han descubierto la mayoría de los cuerpos son: Lote Bravo, Granjas Santa Elena, colonia La Nueva Hermila, las faldas del Cerro del Cristo Negro y el Puente Libre que une a Juárez con El Paso, Texas.

Quiénes han intervenido en la investigación

Algunas de las instituciones que de alguna manera han participado en la búsqueda de los delincuentes, son la Procuraduría General de la República (PGR), el FBI, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Coordinadora de Organismos no Gubernamentales en pro de la mujer, el Grupo 8 de marzo, Mujeres por Juarez, Voces sin Eco y los Zorros del desierto

Estado de las investigaciones

De acuerdo con el Resumen Ejecutivo de octubre de 2003 a julio de 2004, de la Comisión Especial del Senado de la República de México, hasta el 3 de junio de 2004, la Fiscalía de la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua, señalaba que existían 593 casos de mujeres asesinadas desde 1993, y 19 casos de suicidios que fueron remitidos al archivo.

De los casos de asesinatos, 108 se encuentran en averiguación previa, 175 se encuentran en proceso penal y 19 fueron remitidos al Tribunal para Menores. Sin embargo, la Procuraduría estatal informa que de los expedientes que se han analizado, se desprenden 332 víctimas de sexo femenino. Se indica que de estos casos, 114 se encuentran resueltos, en 104 se obtuvo sentencia y 218 se encuentran todavía en investigación.

Entre el 27 y el 30 de abril de 2009 se celebra un juicio en la Corte Interamericana de Derechos Humanos sentándose en el banquillo de los acusados al Estado de México. La sentencia responsabiliza al Estado mexicano de la muerte de 8 mujeres por la falta de una investigación adecuada.

El 77% de los crímenes quedan impunes.

Ciudad Juarez.

Lugar donde las mujeres son desechables!!

Tan lejos de Dios,y tan cerca del Paso Texas!!

El Gobierno mexicano es responsable de las muertes de ocho mujeres en Ciudad Juárez, las víctimas del caso conocido como del Campo Algodonero.

La Corte Interamericana ha dictado sentencia a favor de las víctimas, según ha anunciado Emilio Ginés, el abogado de las familias de las ocho mujeres asesinadas en noviembre de 2001.

La decisión judicial, sobre la que no cabe recurso, acepta la petición de los letrados, que culpan al Estado mexicano de ‘feminicidio’. La reclamación presentada ante la Corte Interamericana, con sede en Chile, responsabilizaba al Estado por “la falta de una investigación adecuada”.

Primera sentencia condenatoria

Desde 1993, han muerto 480 mujeres en esta ciudad fronteriza mexicana y jamás ha habido una sentencia condenatoria. Esta es la primera.

El juicio se celebró el 27 de abril en Santiago de Chile, donde tiene la sede la Corte Iberamericana de Derechos Humanos. El abogado español Emilio Ginés se encargó del caso, junto con la abogada mexicana Karla Micheel Salas.

Días antes del juicio, la letrada explicaba los motivos por los que habían decidio acusar al Estado mexicano por el asesinato de las ocho mujeres del Campo Algodonero. «Falta de prevención y de atención a lo que viene sucediendo desde hace demasiado tiempo». El tribunal les ha dado la razón.

En Ciudad Juárez, en cuyas maquilas trabajan cientos de mujeres llegadas de todo el país, la delincuencia campa a sus anchas. Amparados en el narcotráfico, los delincuentes abusan de todo aquello que les apetece. Como las mujeres, a las que secuestran, torturan y violan con total impunidad.

«La desprotección llega a todas las estructuras sociales», denunciaba Ginés pocos días ante partir hacia Chile para asistir al juicio. Y añadía que esa falta de implicación de las autoridades dan impunidad al crimen. Desde hace casi una década. Porque el Gobierno mexicano ha sido incapaz de encontrar a un solo culpable. Y ahora es el que debe dar explicaciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: