Libia es otro chivo expiatorio.

Guerra occidental contra Libia

 Una perspectiva diferente.

 Si observamos la irresponsabilidad de nuestros gobiernos y la insensibilidad cada vez mayor a la ciudadanía, nos cuesta mucho pensar en sus ideales sociales, democráticos y solidarios para un pueblo al que nunca le interesaron ni a sus propios gobernantes. Ya vemos la situación en el Sahara, su sufrimiento y el Poder Occidental da vuelta la cara sin mover ni un dedo porque le gusta el Rey y sus negocios… (De momento, claro, mientras no se haga el chulo.)

Si nos vamos atrás en el tiempo, no es ninguna novedad el gran negocio que han mantenido todos con Gadafi (No digo Libia, porque estos dictadores son los que se llevan el producto de todo dejando migajas al pueblo.)

Este negocio consistía en venderle armas a cambio de petróleo barato. Pero, ¿Qué pasa? Llega un momento en que Gadafi no quiere más armas, quiere efectivo y otras prebendas que por lógica el mundo occidental (EE.UU y Europa principalmente rechazan.)

¿Por qué? Porque dejar de intercambiar armas por petróleo lleva a consecuencias negativas en diferentes factores, se resienten las multinacionales de armas, añadiendo más conflictos a la crisis general. Y el precio del petróleo no es conveniente.

Es así que cuando Gadafi empieza a buscar otro tipo de negociación entra la desesperación por sacarlo del medio. Se comienzan a adiestrar grupos revolucionarios y se realizan al mismo tiempo tratos diplomáticos con sectores contrarios al dictador con el fin de que se origine en Libia una revolución contra Gadafi, aparentemente llevada a cabo por el pueblo contra el sanguinario dictador.

Sabemos que el pueblo nunca se entera de nada ni de maniobras ni de especulaciones, para eso están los medios masivos, para guiarlos con los ojos vendados. Cuando un buen grupo organizado los empuja, entra en acción el patriotismo, la lucha contra los problemas sociales, etc.

Una vez que los revolucionarios han realizado la primera parte del plan, es decir, desestabilizar todo, es ahí cuando los occidentales (Norteamérica y Europa) blandiendo la bandera de la solidaridad al pueblo que sufre, al país, a la democracia, atacan armados hasta los dientes… ¿Pero con ese objetivo? No. El suyo es destruir las armas, romperle los juguetes al dictador con el que mantenían negociaciones y dejarlo o dejar al siguiente títere con el arsenal otra vez vacío y la necesidad de rearmarse tal como quiere este mundo occidental: armas por petróleo barato.

Inocente el que cree que esta guerra se ha comenzado para evitar masacres.
Una guerra calcada a la de Irak.

Siempre crean los mismos montajes, todo es carnaval, todo se disfraza. ¿Qué cuesta empezar a decir las motivaciones reales? ¿Explicar claramente todo lo que está en juego y que se trata de una decisión y urgencia económica? ¿Por qué usan chivos expiatorios? ¿Por qué manipular a un pueblo y hacerle más daño?

Autor: © Miguel Schweiz en 04:02

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: