Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor nació en 1932, en Hampstead, un distrito rico de Londres, Inglaterra.

Es la segunda hija de Francis Lenn Taylor, y de Sara Viola Warmbrodt, quienes eran americanos residentes en Inglaterra. Su padre era un comerciante de arte y su madre una ex actriz, cuyo nombre artístico era Sara Sothern, y quien se retiró del teatro cuando se casó con Francis Taylor, en 1926.  Su hermano mayor, Howard Taylor, nació en 1929.

Elizabeth nació tanto con nacionalidad inglesa como ciudadana americana, esto último a traves del principio de jus sanguinis, gracias a sus padres.

A sus tres años, Elizabeth comenzó a tomar clases de ballet con Vaccani. Poco después de comenzar la Segunda Guerra Mundial, sus padres decidieron retornar a Estados Unidos para evitar hostilidades. Su madre se llevó a los niños primero, mientras su padre permanecía en Londres para arreglar sus asuntos laborales. Se establecieron en Los Angeles, donde la familia de Sara, los Warmbrodts, estaban viviendo en aquel tiempo.

Los Taylors ascendieron posiciones dentro de la escala social local, incluso superando la que tenían en Londres. Algunos de los clientes de Francis eran estrellas de Hollywood, como Howard Duff, Vincent Price, James Mason y Greta Garbo.

Gracias a la galería de arte de su padre, la cual se volvió muy conocida gracias a contactos como Thelma Cazalet Keir y Hedda Hopper, eventualmente la pequeña Elizabeth fue propuesta para interpretar el papel de Bonnie Blue, en la aún no estrenada “Gone with the Wind”.  Sin embargo su padre se opondría a que su hija de 7 años entrara en la carrera de actriz a tan temprana edad.

Aun asi, esto no duraría mucho tiempo y finalmente, aunque no fue seleccionada para “Gone with the Wind”, logró firmar un contrato con el estudio Universal, por 100 dolares a la semana,  durante 6 meses.

Elizabeth apareció entonces en la película “There`s one born every minute” (1942), a sus 9 años. Menos de 6 meses después de que firmara con Universal, su contrato fue revisado por Edward Muhl, el jefe de producción del estudio, y debido a considerar que Taylor no podía cantar, bailar ni actuar, fue cancelado antes de la pequeña cumpliera 10 años, en 1942.

Sin embargo, en octubre de ese año, la Metro Goldwyn Mayer, le ofreció un nuevo contrato por 100 dolares  a la semana, por 3 meses, para aparecer en “La cadena invisible” (1943), en el papel de Priscilla. Esta última incluía a Roddy McDowall, con quien Elizabeth eventualmente se haría muy amiga.

Debido a su actuación en esta película, la MGM le firmó un contrato por siete años, pagándole 100 dolares por semana pero aumentándolo a intervalos regulares hasta alcanzar los 750 dolares por semana.

Su primera tarea bajo su nuevo contrato, fue un préstamo a la 20th Century Fox, para el papel de Helen Burrows, en una versión de “Jane Eyre” (1944), de la escritora Charlotte Bronte.  Durante este tiempo, regresó tambien a Inglaterra para aparecer en otra película de Roddy McDowall para MGM, llamada “Las rocas blancas de Dover” (1944).

Sin embargo, fue la persistente insistencia de Elizabeth para obtener el papel de Velvet Brown, en “Fuego de Juventud”, la que lograría lanzarla al estrellato a sus escasos 12 años.

Su rol de Velvet Brown, era el de una pequeña niña que entrenaba a su amado corcel para ganar el torneo Grand National. Esta película, que estaba protagonizada por Mickey Rooney y Angela Lansbury, se convirtió en un éxito impresionante y cambio la vida de Taylor para siempre.

Gracias a este filme, Elizabeth obtuvo un salario de 30000 dolares al año. Luego, para capitalizar el éxito de “National Velvet”, tuvo un nuevo personaje en una pelicula que inlcuia a otro animal como coestrella, “El coraje de Lassie” (1946). Nuevamente ésto le reportaría un aumento de salario a Taylor, al igual que un bono a su madre, alcanzando los 750 dolares por semana.

Sus personajes de Cynthia Bishop, en “Cynthia” (1947), Carol Pringle en “A date with Judy” (1948), y Susan Prackett, en “Julia Misbehaves” (1948), fueron todas una prueba del éxito que circundaba a esta joven actriz y su reputación de joven estrella. Fue por esto apodada “One Shot Liz”, lo que le aseguró un gran porvenir junto a la Metro.

Su interpretación de Amy, en el clásico americano “Mujercitas” (1949), probaría ser su último rol adolescente, teniendo el papel, ya adulto, de la Reina Maria, en “Conspiracion” (1949).

Cuando fue lanzada esta última película, fue aclamada por la audiencia, pero su posterior personaje de Melinda Grayton, quien se casaba en secreto con un espia comunista, interpretado por Robert Taylor, no sería tan bien recibido por el publico, aunque sí por los críticos, debido a que aún no era común verla en esos roles de adulta.

Su primera película con nuevo salario de 2000 dólares a la  semana, fue en “The big Hangover” (1950), un fracaso de taquilla y crítica y que no logró mostrar la nueva sensualidad de la actriz, ya lejos de su período adolescente.

Su primer éxito en esta etapa de su carrera, vendría con “El padre de la novia” (1950), junto a Spencer Tracy y Joan Bennett. Su secuela, “El padre es abuelo” (1951), no lograría destacarse para la crítica y tendría un éxito moderado para el público, y sería descripta como aburrida por el mismo coprotagonista de Elizabeth, Spencer Tracy.

A finales de 1949, había comenzado el rodaje del filme de George Stevens, “Un lugar en el sol” (1951). Hasta que fue estrenada, Taylor fue contratada para su interpretación de Angela Vickers, una chica rica malcriada que se interpone entre George Eastman, interpretado por Montgomery Clint, y su pobre y embarazada novia, Alice Tripp, personificada por Shelley Winters.

La pelicula se convertiría en punto de partida para la carrera de Elizabeth, y sería aclamada por los criticos como un clásico. Su reputacion como actriz, a partir de este filme, se mantendria en sus siguientes 50 años de carrera.

Aún a pesar de este destacado status que había adquirido, Taylor se encontraba insatisfecha con sus papeles y ofrecimientos, queriendo tener roles protagónicos en filmes de mayor envergadura como “The Barefoot Contessa” y “I`ll Cry Tomorrow”.

El estudio MGM seguía restringiendo aun su potencialidad, ligándola a personajes olvidables y vacíos como los interpretados en “Ivanhoe” (1952), “The girl who had everything” (1953) y “Beau Brummel” (1954).

Para este tiempo, Elizabeth estaba embarazada de su segundo esposo, Michael Wilding, y debió realizar mayores esfuerzos para poder rodar antes de que se notara su estado. Debió asimismo rechazar papeles como el del filme “Elephant Walk”, el que había sido pensado para ella.

Este último podria sin embargo, alcanzarlo más tarde, ya que la actriz contratada para su reemplazo sufriría un colapso nervioso deteniendo el rodaje, y permitiendo así que Elizabeth reclamara el papel luego del nacimiento de su hijo Michael Wilding Jr., en 1953.

Su siguiente desafio seria, “Rapsodia” (1954), otro drama tedioso, que probaria ser un fracaso. Su personaje en esta pelicula era el  de Louise Durant, una bella chica rica enamorada de un temperamental violinista (Vittorio Gassman).

En 1954, se estrenó “La última vez que vi Paris”, que tuvo una repercusión apenas superior a las anteriores, reuniendo a Elizabeth con Van Johnson, con quien había filmado “The Big Hangover”. Aunque con discreto éxito para la taquilla, Taylor aún esperaba encarnar papeles de mayor alcance.

Taylor ganaría el premio Oscar por su performance en “Butterfield 8” (1960), el cual fue coprotagonizado por su tercer esposo Eddie Fisher, y luego por “Quien teme a Virginia Woolf”, junto a Richard Burton y Sandy Dennis.

Sería nominada por “Raintree County”  (1957), “La gata sobre el tejado de Zinc” (1958) con Paul Newman, y “De repente el último verano” (1959) con Katharine Hepburn.

En 1963, se convirtió en la estrella mejor pagada hasta ese tiempo, cuando aceptó una suma exorbitante de 1 millón de dolares por su papel de “Cleopatra”, para la 20th Century Fox. Sería durante el rodaje de esta pelicula que conocería y trabajaría junto a Richard Burton por primera vez, quien interpretaba aquí el rol de Marco Antonio.

Taylor ha aparecido en varias oportunidades en televisión, incluyendo la pelicula televisiva de 1973, “Divorce His, Divorce Hers” junto a su esposo Richard Burton. En 1985, tuvo el rol de la chismosa columnista Louella Parsons, en “Malice in Wanderland”, junto a Jane Alexander, quien tenía el papel de Hedda Hopper, y también se la vio en la miniserie, “North and South”. En el 2001, personificó a una agente en “These Old Broads”.

Ha sido parte de varias series televisivas con participaciones como estrella invitada, incluyendo telenovelas como “General Hospital” y “All my Children” e incluso la animada “The Simpsons”.

Elizabeth ha actuado también en teatro, haciendo su debut en Broadway y West End, en 1982 con el revival de “The Little Foxes”. Luego estuvo en una producción de Noel Coward y su obra, “Private Lives” (1983), en la que compartió escenario con Richard Burton.

En noviembre del 2004, Elizabeth anunció que había sido diagnosticada de insuficiencia cardiaca congestiva. Hasta entonces había superado lesiones en su columna, e incluso un tumor cerebral y cáncer de piel. Debido a esta condición particular de salud delicada es que hoy en día se encuentra mayoritariamente recluída en su casa, debiendo algunas veces, no asistir a participaciones previamente concertadas en diversos programas o eventos.

En diciembre del 2007, luego de varias especulaciones acerca de su estado de salud, Elizabeth, quien cumplió 70 años en ese año, fue galardonada con una representación en el Hall de la Fama de California, nombrada por el Gobernador Arnold Schwarzenegger y su esposa Maria Shriver.

Este mismo año, participó de la obra “Love Letters” junto a James Earl Jones, para recaudar un millón de dolares para su fundación de Lucha contra el SIDA.

En su vida personal, Elizabeth estuvo casada ocho veces y tuvo siete maridos. Estos fueron Conrad Nicky Hilton, Michael Wilding, Michael Todd, de quien enviudó, Eddie Fisher, Richard Burton con quien se casó y divorció dos veces, John Warner y Larry Fortensky, de quien se divorció en 1996.

En cuanto a sus hijos, Elizabeth tuvo dos varones, Michael Wilding y Christopher Wilding, y una hija, Elizabeth Frances Todd. Asimismo, en 1964 adopto a una niña, que luego fue adoptada por Richard Burton, cuyo nombre es Maria Burton.

En el 2000, fue nombrada Dama del Imperio Britanico por la Reina Isabel II.

Elizabeth es conocida por su adoración por la joyería y es dueña de una amplia selección de piezas, muchas de gran renombre, y todas plasmadas en su libro “My love affair with Jewelry”, lanzado en el 2002.

Asimismo, en el 2005, sse asoció con Jack y Monty Abramov de Mirabelle Luxury Concepts, para crear la Casa de Joyeria de Taylor. Además  lanzó tres perfumes: “Passion”, “White Diamonds” y “Black Pearls”, los cuales le han reportado inmensas ganancias hasta el día de hoy.

En otro plano más profundo, Taylor ha dedicado mucho tiempo a realizar obras de caridad juntando fondos para causas relativas al SIDA. Contribuyó a crear la American Foundation for AIDS Research, luego de la muerte de su amigo Rock Hudson. También creó su propia fundación, Elizabeth Taylor Aids Foundation (ETAF).

Elizabeth es miembro del movimiento de fe Kabbalah y es parte del Kabbalah Centre.

Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos.

Elizabeth Teylor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: