ELÓGIATE.

La crítica destruye el espíritu y la energía interna.

El elogio y la  valoración lo construyen.

Elógiate todo lo que puedas.

Reconoce lo que estás haciendo bien en cada pequeña cosa.

 Aprender a autorrecompensarnos y autoelogiarnos de modo que no siempre dejemos los halagos para los demás, sino dirigirlos hacia nosotros.

Todos tenemos un punto de control y en ocasiones evitamos hacer cosas por miedo a equivocarnos o ser derrotados; pero no hay que olvidar que lo importante no es caerse sino saberse levantar, ya que de cada error se aprende y se saca una conclusión valiosa para el camino por el que atravesamos.

La sociedad desde nuestros primeros días siempre nos enseña una manera de vivir, pensando más en el otro que en nosotros, sabiendo que si nosotros mismos nos queremos es más fácil querer a los demás ya que uno irradia de lo que tiene en su ser; es decir, si tu eres una persona sana en el interior, serás sano en tu exterior; si tu tienes amor para ti, tienes amor para los demás.

En el universo no hay una regla común de belleza, no son lindos aquellos que gustan de una cuerpos moldeado y una linda cara, sino aquellos que poseen una vida placentera, se quieren, poseen unos sentimientos lindos y verdaderos, siempre brindan con las mejore intenciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: