Estas han sido las muertes más bizarras de la historia.

México 27 de febrero, elarsenal.net.-A veces por accidente y otras por decisión propia, recopilamos una lista con las muertes más bizarras de la historia, este es el resultado:

Periodista se suicida durante un noticiero en vivo

Christine Chubbuck fue la primera y única presentadora de noticiero en suicidarse durante un programa en vivo. El 15 de julio de 1974, a los ocho minutos de programa, la deprimida reportera dijo: “Para mantener la política del canal 40 de traerles lo último en materia de sangre y entrañas, y a todo color, aquí tienen otra primicia: un intento de suicidio”. Y a continuación, Chubbuck sacó un revólver calibre 38 y se disparó en la cabeza.
Lo más curioso del asunto es que Chubbuck estaba leyendo un reporte que ella misma había fabricado. Y el mismo continuaba – como si un reportero virtual hubiera estado escribiendo la historia al momento – que “la personalidad de TV Christine Chubbuck se disparó en la cabeza en una emisión en vivo del Canal 40. Ella ha sido derivada al Hospital Memorial Sarasota, donde permanece en estado crítico”. El guión detallaba toda una serie de incidentes posteriores, incluyendo la narración de la noticia de su propia defunción.

Muerte en un talk show

Jerome Irving Rodale era un pionero de la comida sana, un temprano propulsor de la agricultura sostenible y de las granjas orgánicas. Después de asegurar que podría vivir hasta cumplir 100 años, a menos que fuese atropellado por un auto, Rodale murió a causa de un ataque al corazón mientras era entrevistado en el Dick Cavett Show en 1971. Parecía dormido, y Cavett bromeó: “¿Lo estamos aburriendo, Sr. Rodale?”, antes de descubrir que su invitado de 72 años había efectivamente muerto. El show nunca salió al aire.

El accidente en el set de filmación de Vic Morrow

El actor Vic Morrow murió en el set de la película de La Dimensión Desconocida cuando un helicóptero quedó fuera de control por unas explosiones de los efectos especiales, chocó, y lo decapitó con sus aspas. Dos niños actores también murieron en el evento, lo que propició una serie de masivas regulaciones dentro de las leyes de trabajos de niños en Estados Unidos y las regulaciones sobre seguridad en los estudios cinematográficos. La secuencia en video del accidente está disponible en You Tube.

Muerte en el baño

Hay muchos ejemplos de muertes en el baño, pero la de Elvis Presley (1935-1977) es la más famosa. El rey del rock’n roll fue encontrado tirado en el piso del baño de su mansión de Graceland después de haber vomitado cuando estaba sentado en el inodoro. Los médicos atribuyeron su muerte a un ataque al corazón causado por su sobrepeso y por su adicción a las pastillas.

El estrangulamiento de Isadora Duncan

La bailarina clásica Isadora Duncan iba en el asiento del pasajero de un convertible deportivo. Acostumbraba usar enormes chalinas, la que produjeron su muerte cuando se enredaron en las ruedas traseras del auto. Esto sucedió en 1928.

Muerte por naipes

En 1930 William Kogut inventó una particular forma de suicidarse dentro de su celda de San Quintín. Comenzó a recopilar mazos de cartas, en especial las que tenían dorso rojo (la tinta roja contiene nitrocelulosa, la cual es altamente inflamable). Las cortó en pedacitos, las metió en un tubo de metal, selló uno de los extremos y lo llenó con agua. Cuando acercó el tubo al calefactor de la celda, colocó el otro extremo contra su cabeza. El agua se convirtió en vapor y junto con el componente combustible terminaría por disparar decenas de fragmentos de naipes, lo que terminó por volarle la cabeza a Kogut.

Muerte por festejo

George Allen era un entrenador de fútbol americano que murió de neumonía en 1990, un mes después de que sus jugadores lo bañaron con Gatorade después de ganar un partido.

Muerte por robot

Robert Williams fue el primer hombre asesinado por un robot. Sucedió el 25 de enero de 1979, en la planta de Ford de Flat Rock. Williams trepó dentro de un depósito de repuestos para devolver una pieza a su lugar, porque el robot que las manipulaba se había roto. Pero se reactivó súbitamente, y lo golpeó con su brazo metálico, matándolo instantáneamente.

Muerte por videojuego

Lee Seung Seop era un coreano de 28 años, adicto a los videojuegos. En el 2005 murió en un cibercafé después de jugar Starcraft y World of Warcraft después de casi 50 horas consecutivas. Seis semanas antes de su muerte, lo habían echado de su trabajo precisamente por faltar para quedarse en casa y jugar videojuegos.

Muerte por paraguas gigantescos

En 1991, los artistas Christo y Jean Claude construyeron una instalación artística ambiental de cientos de gigantescos paraguas azules y amarillos en California y Japón. Los paraguas gigantes, que medían cerca de 6 metros de alto y 9 de diámetro, se transformaron en una gran atracción turística. Menos de dos meses después de que la instalación se abriese al público, una mujer de 33 años llamada Lori Rae Keevil-Mathews viajó para ver los paraguas en California. Una desafortunada ráfaga de viento arrancó uno de los paraguas, que voló directamente hacia ella y la aplastó. Christo inmediatamente ordenó que sacasen todos los paraguas. Los paraguas, sin embargo, se cobraron otra vida, esta vez en Japón. El operador de grúas Masaki Nakamura se electrocutó cuando su máquina tocó un cable de alta tensión de 65 mil voltios mientras desmantelaban los paraguas tal como Christo lo había ordenado.

Muerte por basura

Los hermanos Collyer era recopiladores compulsivos de basura (artefactos rotos o en desuso). Langley Collyer murió en 1947 cuando una enorme pila de trastos le cayó encima y lo aplastó. Su hermano ciego Homer fallecería de hambre días después, al no poder encontrar la manera de salir del departamento donde vivían. Los rescatistas tardaron varios días en dar con los cuerpos, tras remover toneladas de libros, diarios, revistas y otros artefactos obsoletos.

Muerte por cactus

En 1982, un joven de 27 años llamado David Grundman y su compañero de cuarto decidieron salir al desierto a cortar cactus a base de disparos. El primero fue un cactus pequeño, que cayó al primer disparo. Envalentonado por su éxito, la siguiente presa de Grundman fue un enorme cactus saguaro, de 7 metros de alto, probablemente de 100 años de edad. El disparo le sacó un gran pedazo, y el cactus cayó sobre él y lo mató.

Muerte por imitación

En 1991, una mujer tailandesa de 57 años llamada Yooket Paen estaba caminando por su granja cuando se resbaló en bosta de vaca, se agarró de un cable y se electrocutó hasta morir. Poco después de su funeral, su hermana Yooket les estaba mostrando a unos vecinos cómo había sido el accidente cuando ella también se resbaló, se agarró del mismo cable, y murió igual que su hermana.

Muerte por oveja

En 1999, una mujer inglesa de 67 años, Betty Stoobs, llevaba un paquete de heno en la parte de atrás de su motocicleta para alimentar sus ovejas. Aparentemente, las ovejas estaban muy hambrientas. Cuarenta de ellas cargaron hacia el heno y tiraron a Stoobs por un acantilado. La granjera sobrevivió a la caída, pero murió cuando la moto cayó encima de ella, empujada también por las ovejas.

El jockey muerto

Frank Hayes era jockey en 1923 y sufrió un ataque al corazón durante una carrera. El caballo, Sweet Kiss, llegó en primer lugar, haciendo a Hayes el único jockey muerto en ganar una carrera

Muerte por hambre

El matemático Kurt Godel falleció de hambre en 1978 cuando su esposa debió ser hospitalizada. Godel padecía de paranoia extrema y se rehusaba a comer alimentos que no fueran preparados por su esposa. Al momento de la muerte sólo pesaba 30 kgs.

Muerte por retención de orina

Jennifer Strange decidió participar en el 2007 de un concurso radial “Hold Your Wee for a Wii” (retén tu orina por una Wii) en Sacramento, California. La muchacha de 28 años tomó grandes cantidades de agua y no debía orinar para ganar una consola de videojuegos… pero el esfuerzo le produjo una intoxicación crónica que derivó en su muerte.

Muerte por sexo

Sergey Tuganov realizó una apuesta en el 2009 de que podía tener sexo sin parar durante doce horas con dos mujeres. Tuganov ganó la apuesta con exceso de tiempo, pero al cabo de un rato se empezó a sentir mal y falleció de un ataque cardíaco. La causa de la muerte se estima que fue una botella entera de Viagra que ingirió durante la maratón sexual.

Muerte por ventana rota

Garry Hoy era un abogado canadiense que quiso demostrar a un grupo de estudiantes que visitaban su bufete que los vidrios de su oficina eran irrompibles. Hoy se lanzó con todo su cuerpo contra el ventanal y no pasó nada. Pero en el segundo intento, el cristal se deshizo y cayó desde un piso 24.

La dama tóxica

Gloria Ramirez fue admitida en el hospital general de Riverside por complicaciones en su cancer cervical. Pero durante el tiempo que permaneció en la sala de emergencias, su cuerpo comenzó a despedir extraños vahos, y una gran cantidad de internos y público del hospital comenzó a caer enfermos o descompuestos.

Muerte por risa

También en el 2009 fue hallado muerto el comediante británico Martin Cassidy. Al parecer el actor ingería enormes cantidades de gas de la risa (oxido nitroso) mientras veía pornografía en su notebook. Estó terminó por matarlo por asfixia.

Muerte por zoofilia

Kenneth Pinyan era conocido como Mr. Hands y era un actor porno dedicado a rodar películas de zoofilia. Pero en uno de sus actos con un semental italiano, el miembro del caballo le perforó el colon. A pesar del dolor Pinyan no quiso ir al hospital – para no dar explicaciones sobre el accidente, ya que era ingeniero militar – y fallecería horas después. La historia de Pinyan sirvió de base para el premiado documental sobre su vida titulado Zoo.

Muerte por bomba en collar

En la tarde del 28 de agosto del 2003, el repartidor de pizza Brian Wells intentó robar un banco con una pistola. Cuando fue reducido por la policía, Wells reveló que había sido forzado a cometer el delito por unas personas a las que les había acabado de entregar una pizza: le habían puesto un collar con un explosivo ubicado en la nuca. De hecho, la bomba explotó antes de que el escuadrón antibomba pudiese desactivarla. Hasta el día de hoy, no queda claro si Wells fue una víctima, parte de una banda o un ladrón solitario.

Un joven muere al explotarle un chicle:

Se llamaba Vladimir Likhonos, tenía 25 años, y murió el pasado sábado en su casa por la explosión de un chicle que le arrancó la mitad de la cara. Likhonos era un estudiante ucraniano de Química del Instituto Politécnico de Kiev y, al parecer, mezcló accidentalmente el chicle con una sustancia explosiva que utilizaba en sus experimentos.
El joven tenía la costumbre de mezclar los chicles con ácido cítrico para darles más sabor. Sin embargo, se equivocó de recipiente y añadió al chicle un polvo explosivo que resultó ser fatal.
La portavoz policial Elvira Biganova explicó que se encontró al joven muerto con la mandíbula destrozada. “El polvo explosivo y el ácido cítrico eran similares, cualquiera pudo haberse equivocado”, mencionó. Biganova también comentó que los agentes, “muy experimentados, están muy conmocionados por lo que han visto”.

Murió al meterse en la bañera con su portátil:

Ha sucedido en Rumanía, una chica de 17 años muy aficionada a las redes sociales no se le ocurre una idea mas brillante que meterse en la bañera con su portátil, ella estaba tan ricamente con su twiter y pajareando con los muchachos virtuales hasta que paso lo que tenia que pasar, electrocutada y al otro barrio, Maria Barbu fue a conectar el cargador con las manos mojadas y sucedió lo que todos imaginan. Esto no sera ni la primera ni la ultima vez que suceda, es muy propio de esta generación loca que no ve el peligro en ningún sitio y que razonan las cosas de una manera que los conduce al peligro, igual se piensan que estos sucesos solo pasan en las películas o que solo los secadores de pelo y las tostadoras tienen esta virtud maligna, también habría que ver que tipo de instalación eléctrica había en el domicilio para que no saltara el diferencial, lo que digo siempre, la corriente no son chispitas de colores.

Mujer muere electrocutada teniendo sexo:

Una mujer murió electrocutada mientras mantenía relaciones sexuales con su esposo, que utilizó un cable eléctrico para estimularla, dijo la Policía.
Kirsten Taylor, de 29 años, fue encontrada inconsciente el miércoles por la noche en la vivienda de la pareja en Pensilvania. Fue llevada al Hospital York Hospital, donde fue certificada su defunción.
Toby Taylor contó primero que su esposa sufrió una descarga eléctrica cuando usaba un secador de pelo, según una declaración policial jurada.
Pero cuando fueron descubiertas quemaduras en su cuerpo, Taylor confesó a los agentes que conectó un cordón eléctrico al cuerpo de su mujer y que luego lo enchufó en una toma múltiple independiente, que encendía y apagaba a placer. Agregó que la pareja había utilizado en otras ocasiones esa técnica. Taylor, de 37, fue encarcelado el jueves al no depositar una fianza de 100 mil dólares por homicidio involuntario y conducta temeraria. No tenía abogado cuando compareció ante el juez y el viernes continuaba sin disfrutar de asesoría legal.
El forense del condado de York, Barry Bloss dijo que fue un caso de ”relaciones sexuales inusuales”.
”Nunca vi una cosa así”, reconoció Bloss. ”Incluso si lo hicieron antes, debían saber que eso puede matar a una persona”.
El jefe de la Policía municipal, David Sterner, dijo que al parecer una de las descargas eléctricas ocasionó un ataque cardíaco a la mujer.

Mujer muere por probar su fé cristiana dejándose picar por una serpiente:

“Una mujer muere tras ser mordida por una serpiente en una iglesia”. El titular de la noticia de agencia parecía indicar un simple accidente provocado por la furtiva entrada de un animal en el templo. Sin embargo, la muerte de Linda Long, de 48 años, ocurrida en una iglesia de la localidad de London, en Kentucky, escondía una historia que se hunde en los tiempos de los primeros colonos ingleses y escoceses en estas regiones del sudeste estadounidense. La ‘manipulación de serpientes’ es una práctica extendida entre iglesias pentecostales en las que los fieles toman al pie de la letra muchos pasajes de la Biblia, entre ellos, el que, en el Evangelio según San Marcos, concede la marca de los creyentes a quienes puedan “coger serpientes (venenosas) con sus manos” sin padecer ningún daño. A pesar de constituir una práctica delictiva en varios estados, prácticamente nunca se han aplicado las normas que la castigan puesto que es muy poco probable que una acción judicial resistiera su paso por los tribunales, dada la radical protección que los Estados Unidos ofrecen a cualquier tipo de culto religioso por extraño -o peligroso- que pueda resultar incluso para sus propios fieles.

Un hombre muere al probar la existencia de Dios:

En un zoológico de Kiev (capital de Ucrania) un hombre ingresó a una jaula de leones para probar la existencia de Dios.
El hombre antes de entrar gritó: “Dios me salvará, si existe” Al llegar, se quitó los zapatos y se acercó a los leones.
Entonces, un león fue directamente hacia él, lo derribó y le cortó la arteria carótida.
Hombre Muere Aplastado Por Roca, Mientras Sostenia Relaciones con una Gallina:

Creo que el título lo dice todo no? Pero de toda maneras explicaré, resulta que un hombre de 39 años apareció aplastado en el bosque mientras practicaba zoofilia con una gallina… el cuerpo fue descubierto por unos niños que se encontraban jugando, al parecer el vaivén del amor hizo que la roca cayera provocando la muerte de este desafortunado amante y su pareja.

Un Hombre muere por participar en un concurso de escupitajos:

Un hombre falleció al caerse del balcón de su hotel durante una competencia de escupitajos con un amigo.
Todo empezó cuando un grupo de amigos, se dirigían a sus habitaciones, luego de estar en la madrugada en la discoteca del hotel en Cadempino, Suiza, donde se hospedaban.
El joven fallecido, de tan solo 29 años, propuso a sus amigos un concurso de escupitajos. Uno se negó y se fue a dormir, pero el otro decidió jugar y así ver quien escupía más lejos.
El joven suizo tomó impulso desde el interior de su habitación para escupir más lejos, cuando empezó a correr perdió el equilibrio y se cayó desde su balcón a la calle desde una altura a mayor 6 metros.

Un hombre muere al usar un aerosol contra insectos:

Un hombre murió después de haber inhalado los vapores de un spray contra insectos. Joseph Cummings, de 49 años, de Aigburth, Liverpool, Inglaterra, utilizó un aerosol insecticida “Raid” sobre unas hormigas que habían invadido su cocina. Muy poco después cayó colapsado en brazos de su esposa en medio de un ataque. Murió poco tiempo después de un ataque al corazón.
La viuda llamó a los fabricantes del spray para que resscriban sus indicaciones de precaución indicando que es peligroso para las personas con problemas del corazón o respiratorios. Sin embargo, este hombre habría estado en un estado de salud relativamente bueno luego de que se le hiciera una operación de by-pass en el año 1997.
El día 6 de junio, Cummings estaba moviendo un televisor portátil en la cocina de su casa en Latrigg Road cuando descubrió una invasión de hormigas en la mesada. Tomó una lata de “Raid Fly and Wasp Killer”, que contiene butano, y le apuntó a las criaturas. La ventana y la puerta de la cocina estaban abiertas.
Su mujer, Janet Cummings, de 50 años, explicó: “Lo escuché gritar y fui a la cocina a ver qué estaba mal y él cayó en mis brazos. Comenzó a tener convulsiones y se puso de color púrpura”.

Un hombre muere ahogado al intentar recuperar su celular:

Un hombre austríaco, de 39 años de edad, murió ahogado en una alcantarilla al intentar recuperar su teléfono móvil, que se le había caído por la rejilla al bajarse del carro, informó hoy la prensa local. El trágico accidente sucedió en la ciudad de Innsbruck, en el Tirol austríaco, donde al parece el hombre perdió los nervios cuando vio que su teléfono se había caído por el desagüe.
En vez de dar el teléfono, un modelo de bajo costo, por perdido, el hombre levantó la rejilla y metió la cabeza por la boca de la alcantarilla para recuperar el aparato. A continuación, perdió el equilibrio, su cuerpo quedó atrapado en la boca de la alcantarilla y falleció ahogado en el desagüe, de apenas 60 centímetros de profundidad.
“Cuando encontramos el cadáver, no lo podíamos creer”, dijo al diario ‘Österreich’ un agente de la Policía local que acudió al lugar de los hechos.La alcaldesa de la ciudad austríaca, Hilde Zach, ha hecho un llamamiento a la población para que evite riesgos innecesarios y, en casos como éste avise a los bomberos. “Pagar los 40 euros que cuesta ese servicio”, dijo, “es mejor que jugarse la vida”.

Un hombre “juega” a inflar a su hijo con la bomba para los neumáticos

El individuo, un mecánico camboyano, se justificó de este modo después de que el niño tuviera que ser hospitalizado por problemas de estómago.
Un hombre camboyano, mecánico de profesión, tuvo la ‘genial’ ocurrencia de insertar en la boca de su hijo, un niño de cinco años, el tubo de la bomba para los neumáticos para tratar de inflarlo.
Según informaba el diario Rasmei Kampuchea (y recogía la web int.iol.co), Try Sienghym “estaba jugando” con su hijo, Sok Cambo. Sin embargo, el juego le salió mal y el niño tuvo que ser trasladado al hospital donde fue estabilizado después de que su estómago sufriera distensiones debido a la acción del aire en la cavidad intestinal.
Según fuentes cercanas a la familia, el padre, al menos, se “arrepiente mucho de haber jugado así con la vida de su hijo”. La policía del país asiático ha decidido que no tomará medidas contra el hombre, y responsabiliza del acto a la “pura estupidez, contra la cual no existe ley”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: