Archivo para octubre, 2011

En México,festejamos a nuestros muertos,no a la Muerte.

Posted in Uncategorized on 31 octubre, 2011 by Narda


Llegada la gran Víspera el 31 de Octubre, se pone la mesa para el altar se sacan los mejores manteles del arcón familiar tejidos a punto de cruz por las abuelas de la familia y sobre ello aparece ya las primeras ofrendas: los dulces rodeados de juguetes y a las 6 de la mañana se sirve el desayuno de chocolate con pan especial.

Hoy es el día de los niños que no pudieron llegar a adultos. En la madrugada las ánimas de los niños muertos hacen su aparición. Para ellos es la ofrenda de atole nuevo y elotes sancochados (hervidos y asados sobre brasas). Mientras las almas infantiles deambulan y se alimentan, la familia reza rosarios y otras oraciones. Los rezos, que se realizan en absoluta paz, sirven para pedir por los fallecidos y por los que aún siguen con vida. Terminado el rezo las almas de los niños abandonan las casas y los familiares consumen el desayuno. Se les prepara entonces otra recepción para el mediodía, con una ofrenda que consiste en gallina guisada, dulce de calabaza, chocolate, galletas, pan, caldos y carne, verduras, atole y frutas.

Nadie queda en el olvido y próximo al gran altar se coloca otro mas pequeño pero sin ninguna fotografía. Es la mesa del alma desconocida, aquellas que ya no le queda nadie en este lado o que por razones alguna razón oculta no tiene a nadie que lo festeje, siempre tendrá su espacio y su ofrenda en todas las casas.

El 1 de Noviembre. Finalmente llega el día de los muertos grandes. Guiadas por las luces de las velas las almas de los adultos hacen su aparición . U cirio por cada muerto de la familia y alguno de más por si alguien hubiera sido olvidado. La ofrenda es mucho más elaborada: tamales de maíz, carne de ave y de puerco en salsa de chile y especias (mukbil pollo, en maya), atole y chocolates, frutas, panes y dulces. Para los muertos que no tienen familia se cuelgan de un árbol recipientes con porciones de la ofrenda. Las casas donde su puso altar del alma desconocida ponen igualmente la ofrenda del chíllate pan de muerto.
Una vez satisfechas las almas, los familiares y amigos proceden a alimentarse ellos mismos. Pero en la península de Yucatán las almas de los muertos se quedan ocho días, al cabo de los cuales hay que preparar una ceremonia de despedida los días 7 y 8 de noviembre, por lo que se hacen nuevas ofrendas que muertos y vivos volverán a compartir.

El 2 de noviembre es el día de la bendición, la ofrenda en el desayuno consiste en chocolate, café, aguardiente, cerveza, tamales. Es el día de difuntos. Campanas al vuelo, rosarios, responsos misas y réquiem bendicen a los que partieron y consuelan a los que aquí quedaron. En un abrazo común, la esperanza del próximo reencuentro en un mundo mejor. Es “El día más grande”, pues es la fecha en que se visita el panteón para arreglarlo, limpiarlo de maleza y dejar las ofrendas florales, como las coronas. Tradicionalmente éstas eran elaboradas a mano; se hacían las flores con papel y se cubrían con cera caliente, para que permanecieran intactas por más tiempo, pero en la actualidad esta tradición se está perdiendo paulatinamente y se prefiere comprar las sintéticas, elaboradas con popotes o artículos de plástico.
Los visitantes rezan para los muertos y muy poca gente aún les lleva comida a su última morada; los panteones se llenas de colorido, olores y matices contrastantes, pues de igual manera mueren pobres y ricos, y se puede observar desde la más humilde de las tumbas con tan sólo un arreglo floral y los nichos rodeados de cempasúchil y coronas.
De regreso, en casa las familias comen de las viandas e están en los altares, platican de los parientes fallecidos, sus virtudes y errores, y de lo que estarían haciendo si sus seres queridos estuvieran con vida. Al término de esto, más comida, dulces y demás se reparten entre los familiares y amigos que asistieron al panteón para acompañarlos.

Si tuviéramos que hacer un escueto guión sobre el trasfondo simbólico de esta celebración, diríamos que : La muerte restrictiva y castradora, sacó su guadaña el día de los muertos, y se presento en la fiesta pagana. Cambió su negro traje y vistió de alegres colores; disfruto de banquetes, bailo al son de los ritos; degustó manjares y calaveras de azúcar; y llegada la noche, se sentó junto al fuego para compartir con las animas familiares venidas a la tierra en visita fantasmal, los cuentos leyendas, que los vivos narraban.

Estas fiestas son de una gran belleza y colorido y demuestran el espíritu alegre socarrón con que los mexicanos conviven con la muerte. Cada región tiene sus propias costumbres. Hay leyendas de todo tipo, y el turismo afluye como el gran acontecimiento que es.

Colores, flores, danzas, procesiones, manjares, oraciones, plegarias, folklore, misas y rosarios; toda la historia de una fe reflejada durante unos dias entre risas y añoranzas de seres perdidos.

No exagero al decir que hoy en día, cuando el materialismo y el consumismo imperan en el mundo, cuando nos aferramos a objetos, personas y cosas de todo tipo como si fuera la salvación de nuestras vidas, en México, La Muerte, es un canto a la Vida. Y eso si es único en el mundo.

Elementos del altar de las ánimas
“Estoy tan acostumbrado a estar vivo que ni me di cuenta de cuando me volví zampilote”(Jorge Reyes, compositor mexicano).

Cada uno de los siguiente elementos encierra su propia historia, tradición, poesía y, más que nada, misticismo.

El altar de animas. Es la manifestación de la buena voluntad. Puede ser adornado con papel picado, con telas de seda y satín donde descansan también figuras de barro, incensario o ropa limpia para recibir a las ánimas. Igual que en la invitaciones de la vida se prepara un gran banquete para celebrar un acontecimiento familiar, asi nosotros recibimos y agasajamos a nuestros difuntos. Compartimos lo mejor de nuestra despensa, y les animamos a que participen del recuerdo. Les mostramos nuestro recuerdo y nuestro cariño. Oramos reunidos pr la paz de su alma, y dsifrutamos con ellos de las alegrias de la vida, con una buena mesa. Y por su lado la Iglesia, mediante la comunión de todos los santos, realiza de la misma forma un banquete del que participamos todos del cuerpo de Cristo.

El agua. Como fuente de la vida, es elemento purificador y vivifcador. representa emociones y se ofrece a las ánimas para que mitiguen su sed después de su largo recorrido y para que fortalezcan su regreso. En algunas culturas simboliza la pureza del alma.

La sal. Absorvente natural recoje impurezas y purifica, razon por la cual se pone en la boca del bebe en el bautismo.Evita la corrupción de la carne por eso se les pone a las anima para evitar que el cuerpo se corrompa, en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año.

Velas y veladoras( lamparillas) .Antiguamente se usaba rajas de ocote, pero hoy en día el cirio. En la actualidad se usa el cirio en todas sus variedades. La llama es el simbolo de la LUZ, simbolo de la fé y la esperanza de un mundo mejor, luz interior que nos guia en el camino, y las amas lo necesitan para el viaje de regreso y su estancia en el más allá. Hay lugares que ponn el el altar, e una vela por cada uno de los difuntos familiares que quiera recibir esa casa. Si los cirios o los candeleros son morados, es señal de duelo; y si se ponen cuatro de éstos en cruz, representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa.
Copal e incienso. El copal era la ofrenda antiguamente ante de que los españoles importaran el incienso. de todoas fromas el Copal tiene diferente simbolismo mágico y me parece mas adecuado para animas familiares. Es fragancia de respeto, es ofrenda y se utiliza para limpiar el lugar de negatividad del pasado y aleja a los malos espíritus y así el alma pueda entrar a su casa sin ningún peligro.

Las flores. Tienen alta vibración, por eso las regalamos a los Santos y se ponen en los cementerios, de sta forma, elevan al espiritu de este plano terrenal, su aroma es del agradio de todos estos entes por su simbolismos y al partir cuando finalice la fiesta, el espiritu se llevara consigo el recuerdo del aroma. El alhelí y la nube no pueden faltar pues su color significa pureza y ternura, y acompañan a las ánimas de los niños.

En muchos lugares, se acostumbra poner caminos de pétalos que sirven para guiar al difunto del campo santo a la ofrenda y viceversa. La flor amarilla del cempasuchil (Zempoalxóchitl) deshojada,parace alfrombras sutiles que marcan el camino del color y olor a las ánimas.

Los indígenas creían que la cempasúchil era una planta curativa, pero ahora solo sirve para adornar los altares y las tumbas de los difuntos. Por esta razón se dice que a lo largo del tiempo la flor fue perdiendo sus poderes curativos. Flor de cempasúchil significa en náhuatl “veinte flor”.

El petate. Se utiliza como cama, mesa o mortaja. En estos días, se utiliza para que las animas descanse sbre el o tambien como mantel de las ofrendas sobre el que se colocan los alimentos de la celebracion.

El izcuintle. Es el perrito ne juguete para las animas infantiles. Eso hace recordar a los niños muertos que es su fiesta al mismo tiempo ayuda a cruzar el caudaloso río Chiconauhuapan, que es el último paso para llegar al Mictlán.

El pan El pan es uno de los ofrecimientos más preciosos del altar. Es la ofrenda fraternal, es el cuerpo de Cristo según el rito de la Iglesia Católica. N hay pnaderia que en esas fecha no elabore el pan de muerto paralos altares ni familia que no lo ponga.

El gollete y las cañas se relacionan con el tzompantli. Los golletes son panes en forma de rueda y se colocan en las ofrendas sostenidos por trozos de caña. Los panes simbolizan los cráneos de los enemigos vencidos y las cañas las varas donde se ensartaban.

Las calaveras de azúcar medianas son alusión a la muerte siempre presente. Las calaveras chicas son dedicadas a la Santísima Trinidad y la grande al Padre Eterno.

El licor es para el recuerdo de los grandes festejos que disfruto en la otra vida con nosotros y se anime a visitarnos.

Una cruz grande de ceniza, sirve para que al llegar el ánima hasta el altar pueda expiar sus culpas pendientes.

Fnalmente, también se puede colocar un aguamanil, jabón y toalla por si el ánima necesita lavarse las manos después del largo viaje.

Otros objetos para rememorar y ofrendar a los fieles difuntos

Algo mu curioso es la foto recordatoria del ánima , que sin embargo no debe estar a la vista sino escondida de forma que solo sea vista mediante el espejo para “transmitir” al difunto que no dejamos de recordarlo pero que ya no pertenece a este plano que aqui no existe más.

Una imágen de las Ánimas del Purgatorio, para obtener la libertad del alma del difunto, en caso de que estuviera atrapado en este plano. También podria valer una pequeña cruz hecha con ceniza, y otras imágenes de santos, como intermediarios entre muertos y vivos.

El mole con pollo, gallina o guajolote, es el platillo favorito que ponen en el altar muchos indígenas de todo el país, aunque también le agregan barbacoa con todo y consomé. La buena comida tiene por objeto deleitar al ánima que nos visita y los aromas de estos platillos son los efluvios aromaticos en honor a nuestros familiares. Se puede incluir el chocolate de agua.

La tradición prehispánica dice que los invitados tomaban chocolate preparado con el agua que usaba el difunto para bañarse, de manera que los visitantes se impregnaban de la esencia del difunto.

La ofrenda, en sí, es un tipo de escenografía donde participan nuestros muertos que llegan a beber, comer, descansar y convivir con sus deudos.

LA COMIDA EN LAS FIESTAS MORTUARIAS

En la época prehispánica las comidas y bebidas constituyeron las principales ofrendas rituales. La gama de platillos y bebidas fue muy variable y amplia, así como las formas de prepararlos, y su consumo dependía del tipo de festividad.

Los tamales

Este platillo en la época prehispánica y en la actual es fundamental en el altar de muertos.
Elaborados con maíz cocido, “nixtamal” molido o triturado hasta formar una masa, y mezclado con caldo de pollo hasta espesar, los tamales se ponen en pequeñas porciones, envueltos en hojas de maíz,
Papatla u hojas de plátano, colocándole en un recipiente para cocerlos; los hay de muy variados modos: de dulce, chile y sus derivados, mole, pipián o frijol, dependiendo de la economía de cada hogar.

Las tortillas de maíz proviene de un pasado prehispánico con el que se conformó la base de la agricultura. Es el alimento más importantes del pueblo mexicano, razón por la cual adquirió ofrenda principal. En esta fecha las mujeres en algunas regiones tienen por costumbre, elaborar las tortillas para colocarlas junto a otras ofrendas en el altar.

El pan Tal y como se conoce en la actualidad, hecho de harina de trigo, fue introducido en México durante la Colonia y su preparación fue adoptada y adaptada por los nativos, pero es en los días de muertos cuando cobra singulares formas, pues los panaderos les dan figuras humanas y en algunos lugares se las dan de animales, vegetales y objetos geométricos.

El molli como ofrenda
Los guisos a base de chile que nuestros ancestros llamaban molli tienen sus orígenes en la época prehispánica, pues los historiadores mencionan el chile molido y mezclado con carnes de diversos animales, como el guajolote, el xolotlizcuintle (perro criado especialmente para comer), el pejelagarto y otros ingredientes; además se refieren a alimentos sazonados con diversas salsas de chile y de pepitas, la “pipiana”.

El chocolate
Actualmente durante estas fiestas se ofrecen bebidas preparadas a base de cacao y mezcladas con productos como la masa de maíz, canela, vainilla, amaranto y miel. Esta bebida se acompaña con tamales y es para conmemorar el día que vienen las ánimas de los niños o “chiquitos”.

Y cada Año,

A pesar de que la sociedad moderna se va imponiendo con sus prisas, con sus precocinados y su materialismo feróz, día a día, mes a mes, vivos y muertos siguen dejando un hueco de memoria en el tiempo, un espacio amoroso en sus vidas; la llama de la ilusión permanece encendida un año más, con la certeza de que durante unas horas , no habra ni más acá, ni más allá, y como el invisible hilo que nos une a todos en un solo espiritu, vivos y muertos , nos volvemos a reencontrar. Insolito caso este, en el que son la muertos quienes reunen a los vivos.

DÍAS DE MUERTOS EN TLÁHUAC MÉXICO

Posted in Uncategorized on 31 octubre, 2011 by Narda

El lugar donde “los muertos sí vienen”

Humeante resina de copal y pétalos de intenso color naranja son las señales de tránsito para quienes, aun después de muertos, son amados y recordados por sus familiares. Sólo una noche al año les está permitido regresar a este mundo para convivir con los vivos. Primero los que han muerto siendo niños. Al día siguiente, los adultos y los viejos. Todo el pueblo deja de lado sus actividades cotidianas para hacerles una gran recepción. En toda la parte centro-sur de México podemos ver ceremonias de muertos en noviembre. Una de las más conocidas internacionalmente es la de la isla de Janitzio, en Michoacán, donde la gente cruza el lago de Pátzcuaro en barcas iluminadas, para pasar la noche en el cementerio. La que sigue en importancia es Mízquic, en Tláhuac, que se encuentra en el extremo sureste de la Ciudad de México, cerca de Xochimilco. A pesar de formar parte de la zona urbana, Tláhuac es un mundo aparte, que conserva muchas tradiciones, entre ellas el idioma náhuatl. La frontera entre el México moderno, colonial y prehispánico no es muy clara ahí. Como en muchas culturas alrededor del mundo, entre los indígenas de Mesoamérica existía la certeza de una vida después de la muerte. Éste es el origen de los monumentos funerarios, más grandes y suntuosos que las casas de los vivos. Y si ellos siguen habitando en algún lugar, ¿por qué no habían de venir a encontrarse con los que todavía están aquí?

Ofrendas a la madre Tierra
Paralelamente a las creencias sobre los muertos, en Mesoamérica era costumbre dar gracias a los elementos de los cuales dependía el hombre. Así el agua que venía del cielo (Tláloc), el agua de la Tierra (Chalchiuhtlicue), el sol (Tonatiuh), el viento (Ehécatl) y el fuego (Xipe Tótec) eran reverenciados en fechas clave, para asegurar que fueran benignos con la raza humana. Pero la Madre Tierra (Tonantzin) tenía un lugar preponderante en el panteón indio. Como principio eterno femenino, la fecundidad de la Madre Tierra era tratada con especial ternura, con galantes consideraciones. En primavera se araba pidiéndole permiso con cariño, para que recibiera la semilla. Después, en verano, durante el reinado de Tonatiuh, venían los ruegos a Chalchiuhtlicue y a Tláloc para que no la dejaran sola en su labor de servir de vientre al fruto esperado.

Venían las ceremonias de cosecha, en otoño. Pero no quedaba ahí: durante el invierno, Tonantzin dormía, y había qué cuidarle el sueño. Se le daba parte de la cosecha en retribución por sus esfuerzos y para que despertara fuerte y feliz. Se erigían altares donde se exhibían los mejores frutos, representando la cosecha entera. Esa era la porción para Tonantzin.

Después, a dormir, con personas elegidas por la comunidad haciendo guardia y manteniendo fuegos rituales en los templos para ahuyentar cualquier cosa que la pudiera dañar.

El sincretismo mestizo

A la llegada de los españoles y con la imposición de la religión católica, muchas costumbres prevalecieron, aunque mezcladas, o disfrazadas bajo el santoral que vino de Europa. No fue difícil, porque el cristianismo ya se había integrado, en sus primeros siglos, con las festividades paganas celtas y mediterráneas, que también provenían de culturas agrícolas. Solamente había qué buscar las fechas coincidentes. Así, Tláloc se convirtió en San Isidro Labrador, Chalchiuhtlicue en la Virgen de la Candelaria, Tonatiuh en San Juan Bautista y San Juan Evangelista (los solsticios de verano e invierno, respectivamente). Y aunque Tonantzin se venera ahora en diciembre como la Virgen de Guadalupe, la ceremonia de ofrenda de otoño se mezcló con la visita de los muertos, el 1 y 2 de noviembre (Todos los Santos, y los Fieles Difuntos). Por esta razón las ofrendas incluyen productos de la Tierra.

Un muerto “bien recibido”

Si organizamos una “fiesta sorpresa”, siempre tratamos de complacer al festejado. Cocinamos sus platillos preferidos. Ponemos los mejores postres, si le gusta el dulce. Elegimos con cuidado las bebidas (alcohólicas o no). Si se trata de un niño, adecuamos todo el entorno para complacerlo con juguetes, colores brillantes, pastel y globos. En México, cuando se trata de los muertos, no hay diferencia alguna. Para la ofrenda se cocinan platillos del gusto del “invitado”. Normalmente se trata de platillos tradicionales, según la región (tamales, atole, chocolate de Oaxaca, carne guisada en moles y salsas, frutas cristalizadas y bebidas como tequila, mezcal y pulque). Pero, según el muerto, puede haber otros platillos de la cocina internacional, cigarros, confitería fina, bebidas caras. La intención es que la única noche que le está permitido tener acceso a las “cosas mundanas” se sienta muy feliz. Para que él esté seguro que la ofrenda es suya, la gente acostumbra poner su fotografía en el lugar principal. Para los muertos niños, se colocan flores blancas. Para los grandes, flores moradas, o “garra de león”, una extraña flor rojo oscuro con forma de cerebro y tacto de terciopelo. Nunca pueden faltar las “calaveritas de azúcar”, pequeños cráneos de azúcar de caña adornados como pasteles de cumpleaños, y con el nombre del difunto pegado en la frente. Últimamente también se hacen de chocolate, amaranto o goma de pectina. Incluso la gente que no pone ofrenda, acostumbra regalar estas calaveritas a sus amistades, con sus respectivos nombres. Las mesas se adornan con un mantel de tela bordada o papel de china recortado (papel picado), mostrando figuras alusivas. En los mercados del área central de México podemos encontrar verdaderas obras de arte representando esqueletos que son músicos, zapateros, policías o personajes famosos como Zapata, Pancho Villa o hasta el Presidente actual. El cuadro queda completo con figuras de cartonería (papier maché) de esqueletos y cráneos y algunos juguetes tradicionales, también sobre la muerte.

A “escondidas” del sacerdote

Pese a los esfuerzos de la Evangelización, algunos elementos que veneran a los antiguos dioses permanecieron escondidos en la ofrenda de muertos. Algunas personas dicen que colocan un vaso de agua porque el difunto viene sediento, después de todo un año sin beber. Incluso aseguran que el vaso amanece consumido hasta la mitad. Pero otros ponen el agua para Chalchiuhtlicue, pidiendo que los ríos y lagunas jamás se sequen. Tonantzin también espera su dádiva. En la misma mesa se deben de colocar frutas de temporada (normalmente cacahuates, jícamas, tejocotes, cañas de azúcar y mandarinas), elotes (maíz), frijoles, calabacitas verdes y algunas semillas. Y el regalo más grande para la Madre Tierra es el cuerpo del difunto, que ha ido ya a alimentarla con su carne. En la ofrenda se coloca siempre sal, que en la tradición precolombina (y alquímica) es nuestra parte material, con el fin de sustituir ese “cuerpo” que el muerto ya no tiene. Así, el humo de la resina de copal, además de indicarles a los muertos el camino, perfuma el viento, y es del agrado de Ehécatl. Siempre encontramos velas encendidas y con esto completamos los cuatro elementos (fuego-tierra-aire-agua).

¿Y cómo saben el camino?

Los muertos vienen de la oscuridad. Además, no pueden ver, porque ya no tienen ojos. Al menos, no pueden ver como nosotros las cosas materiales. El zempoalxúchitl (flor de los siete pétalos) es de un color anaranjado muy brillante, y la tradición dice que eso sí lo perciben. Entonces, la gente en Tláhuac pone un camino que va desde el cementerio hasta su casa (o al menos desde la puerta de la calle hasta la ofrenda) formado con pétalos de esta flor. Para hacer más obvio el camino, se prenden velas y un pebetero con carbón y copal. Los platillos guisados se ponen todavía calientes, y así el aroma guía a los difuntos hasta la casa. Normalmente, no los podemos ver, pero sabemos que sí vinieron cuando encontramos el vaso de agua medio vacío y la comida sin olor. Ellos no pueden comer la materia, pero sí llevarse la esencia. En la región también se cuenta que, para ver a los muertos, hay qué ponerse en los ojos las lagañas de un perro a la medianoche pero, ¿quién quiere probar? Yo no.

Una fiesta familiar sui generis

En Mixquic (cuyo nombre deriva de Mictlán, lugar de la muerte) y sus alrededores, la gente no pone la ofrenda en casa. Ellos van al cementerio a festejar a su difunto. Ponen los guisados, flores, velas y copal directamente sobre la tumba. Toda la familia pasa la noche ahí, adornando primero y cenando después, en una alegre fiesta que termina con los primeros rayos del sol. El pueblo de Tecómitl tiene una actitud extrema durante estos días. Hay grupos musicales tocando dentro del panteón, hay concurso de chilacayotes (una especie de calabaza verde) que, después de ser escarbados y esculpidos, sirven también de guía a los muertos -¿vendrá de ahí el Jack-o-lantern?- al colocarlos sobre las tumbas, con una vela encendida dentro. También hacen concurso de tumbas, y es que en ese cementerio no se permiten las lápidas de mármol. Las tumbas son de tierra, y la gente les da forma de ataúd y las adorna incrustando flores en la tierra húmeda, creando una especie de “bordados” o “encajes” muy impresionantes. En las tumbas de los niños se llegan a ver esculturas del niño mismo, o de sus juguetes preferidos, también formadas con la tierra. El panteón de Tecómitl a medianoche es una visión asombrosamente surrealista. En todo México, al mediodía del 2 de noviembre, después de que los muertos han “comido y bebido” la esencia de la ofrenda, empieza la gran fiesta de los vivos, quienes dan a los niños las calaveritas (muy difíciles de comer, por cierto) y reparten entre todos los platillos y las botellas de alcohol, para, gratamente, regresar al mundo de la materia. Entretanto, los muertos van flotando lentamente hacia el Mictlán.

Contestador del Hospital Psiquiátrico‏

Posted in Uncategorized on 17 octubre, 2011 by Narda


Gracias por llamar al instituto de Salud Mental
La compañía más sana para sus momentos de mayor locura
Si es usted obsesivo compulsivo, Pulse repetidamente el número 1.
Si usted es co-dependiente, pídale a alguien que pulse el número 2 por usted.
Si usted tiene múltiples personalidades, Pulse 3, 4, y 5 y 6.
Si usted es paranoico, nosotros ya sabemos quién es usted,
Sabemos lo que hace y que quiere, de modo que espere en la línea mientras rastreamos su llamada.
Si usted sufre alucinaciones, pulse el 7. En ese teléfono gigante de colores que usted (y solo usted) ve a su derecha.
Si usted es esquizofrénico, escuche cuidadosamente y una pequeña voz interior le indicará que numero pulsar
Si usted es depresivo, no importa qué número marque.. Nada conseguirá sacarlo de su lamentable situación
Si usted sufre de indecisión, deje su mensaje después de …escuchar el tono…., o antes del tono…, o después del tono …o durante el tono…En todo caso, espere el tono.
Si tiene la autoestima baja por favor cuelgue, todos nuestros operadores están atendiendo a personas más importantes que usted

AGUJEROS GIGANTES!

Posted in Uncategorized on 17 octubre, 2011 by Narda

Agujeros gigantes aparecen en diferentes lugares del mundo.Nuestro planeta está con dolores de parto.

Indudablemente para los que creemos en Dios y en la escrituras vemos cumplirse rápidamente en este tiempo las profecías biblicas.
Hoy están apareciendo sobre la superficie de nuestro planeta tierra extraños hoyos que los científicos explican de diferentes maneras,la tierra está convulsionada y muestra sin ninguna duda lo efectos de la corrupción humana y el pecado,En el libro de Isaías está escrito:

9 He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias.

Es lo que presenciamos ,algunos espantados otros indiferentes,los cristianos esperando el pronto regreso de nuestro amado.

Compartimos con ustedes información acerca de estos eventos.

Cientificos explican:

David Monterroso, uno de los geofísicos, declaró a la prensa: “De entrada puedo decir lo que no es: no es una falla geológica y no es producto de un sismo. Hasta allí es lo que sabemos. Vamos a tener que descender (en el agujero)”.

Y añadió: “De manera natural, un círculo tan perfecto en la tierra solo se forma cuando hay una oquedad debajo, como una caverna”.

Parte de la ciudad debe de estar construida sobre un terreno agujereado, un sistema kárstico, que ha sido activado por las lluvias y ha colapsado en algunas zonas, explica el geólogo Roberto Rodríguez, del Instituto Geológico y Minero de España.
En un karst, el terreno son rocas calizas que a lo largo del tiempo van siendo disueltas por la acción del agua, creando tubos (galerías) y cuevas, que cuando se derrumban parcialmente dan lugar a las llamadas dolinas. En España hay numerosos sistemas de este tipo (entre ellos el de yesos de Sorbas , en Almería y la zona del yacimiento paleontológico de Atapuerca), que solo en Andalucía representan acuíferos de 7.000 kilómetros cuadrados.
Aunque volcanes y fallas sísmicas forman el contexto general de la ciudad de Guatemala, éstos no pueden ser el origen de estos boquetes, explica Rodríguez, ya que están a mucha mayor profundidad y nunca tendrían la forma mostrada, que es típica de la acción del agua. Sin embargo, sí es posible que las erupciones provocaran el relleno del sistema kárstico con cenizas volcánicas, de forma que no se detectara la inestabilidad del terreno y se construyera encima.
El valle de la ciudad de Guatemala está en parte relleno de piroclastos (restos volcánicos) y tiene debajo los edificios de los volcanes extintos Pinula y El Naranjo, según un artículo de Carlos L. Pérez publicado el año pasado en la Revista Geológica de América Central.

(Tomado de elpaís.com)

Los científicos no encuentran explicación al hoyo gigante causado por Agatha

Los geólogos aún no se atreven a dar una explicación científica sobre el enorme agujero que se formó en una zona residencial del norte de la capital guatemalteca el pasado fin de semana a consecuencia de las fuertes lluvias provocadas por la tormenta tropical ‘Agatha’.
El área, que se encuentra custodiada por decenas de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), soldados y personal de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), estaba hoy totalmente desolada y sólo algunos vecinos aparecían presurosos para desocupar residencias aledañas. Guatemala

‘No tenemos otra opción más que irnos y buscar otro lugar donde vivir, mientras se determina qué pasará. Hay mucho miedo entre los vecinos, porque se teme que haya otro hundimiento’, dijo a Efe Aníbal Juárez, uno de los últimos vecinos en desocupar su casa.
Geólogos de la Conred iniciaron ayer la investigación científica sobre la formación de este hoyo gigante para conocer la situación del subsuelo y establecer las verdaderas causas que lo originaron.
Por medio de un radar de penetración de subsuelo (GPR) introducido ayer, los expertos han logrado establecer que no existen cavernas en el interior, pero la arena volcánica en los alrededores les ha impedido realizar un estudio completo.
La explicación preliminar que las autoridades dan a la formación de este cráter, que tiene un diámetro promedio de 21,5 metros y una profundidad de 31,2 metros, es que fue el resultado de una carga excesiva de agua en el terreno, originada por las torrenciales lluvias.
El agujero se tragó una residencia de tres niveles donde funcionaba una fábrica de ropa, aunque los trabajadores ya no estaban en el lugar en el momento del hundimiento.
A simple vista, da la impresión de que la construcción, que se encontraba ubicada en una esquina, habría sido perfectamente ‘cortada’ por una sierra gigante y separada de las residencias vecinas que no cedieron al socavón.
Las autoridades, que no tienen conocimiento de víctimas por este fenómeno, señalan que en el lugar del hundimiento existe un colector del sistema de drenajes de la capital guatemalteca.
El Colegio de Ingenieros de Guatemala ha señalado que la formación de esos agujeros se debe a la falta de mantenimiento de los colectores, cuya responsabilidad es de la Municipalidad capitalina.
Las impactantes fotografías aéreas de este fenómeno, que muestran la perfecta forma circular de su diámetro, y que desde el lunes circulan por todo el mundo, han llamado la atención de la prensa internacional y provocado la discusión de toda suerte de hipótesis en decenas de portales y blogs en Internet.
En algunos, incluso, hay quienes se aventuran a calificar el agujero de ‘fenómeno extraterrestre’, provocado por ‘marcianos’ con fines inconfesables.
En otros se habla de un ‘fenómeno kárstico’, un depresión natural que se registra a nivel subterráneo y que devora las zonas rocosas de caliza y arcilla.
Sin embargo, este tipo de situaciones no son nuevas en Guatemala. En febrero de 2007, dos personas murieron, una fue dada por desaparecida y otras 720 debieron ser evacuadas por un hundimiento similar registrado en un popular barrio del norte de la capital.

http://noticias.terra.es/2010/espana/0604/actualidad/los-cientificos-no-encuentran-explicacion-al-hoyo-gigante-causado-por-agatha.aspx

¿Cual es el tercer secreto?

Posted in Uncategorized on 17 octubre, 2011 by Narda


Repuesta de Juan Pablo II
en relación al Tercer Secreto de Fátima

La revista alemana “Stimme des Glaubens” (fascículo 10/81) comenta que en Fulda, una serie de personas, comenzaron a hacer preguntas a Juan Pablo II. Uno de los presentes envió una nota enseguida del encuentro. La revista afirma de conocer quien la dirigió y de poseer la autenticación del documento.

El Papa había estado en Alemania pocos meses antes de sufrir el atentado del 13 de mayo de 1981 (fecha que representaba el aniversario de la aparición de Fátima).

A la pregunta:

“Que hay en el tercer secreto de Fátima? No debía ser publicado ya en 1960”

Juan Pablo II respondió:

“Dada la gravedad del contenido, para no alentar a la potencia mundial del comunismo a cumplir aquellas acciones, mis predecesores en el rol de Pedro han diplomáticamente preferido posponer su publicación. Por otra parte, a todos los cristianos les será suficiente saber esto: si existe un mensaje en el cual está escrito que los océanos inundarán inmensas partes de la Tierra, que de un momento a otro millones de hombres perecerán, no amerita tanto la divulgación de un tal mensaje.
Muchos quieren simplemente saber, por curiosidad y gusto por el sensacionalismo, pero olvidan que el saberlo comporta también una responsabilidad. Se busca solamente satisfacer la propia curiosidad y esto es peligroso si se está convencido que nada se puede hacer contra el mal, si no se está dispuesto al mismo tiempo hacer alguna cosa”.

A la pregunta:

“Que cosa sucederá en la Iglesia?”

Juan Pablo II respondió:

“Debemos de prepararnos a soportar dentro de no mucho tiempo grandes pruebas las cuales nos exigirán la disposición a far getto persino de la vida y una dedicación total a Cristo por Cristo. Con la oración vuestra y la mía es posible mitigar esta tribulación, pero no es más posible eliminarla, porque sólo así la Iglesia puede ser efectivamente renovada…
Cuántas veces de la sangre ha emergido la renovación de la Iglesia! También esta vez no será diferente. Debemos de ser fuertes, prepararnos, confiar en Cristo y en su Madre Santísima…”

Responde el P. Miguel Ángel Fuentes, I.V.E.
Pregunta:

Hola, mi pregunta es: ¿Cuál es el tercer secreto de Fátima? C.

Respuesta:

Estimada:

En la tercera aparición de Nuestra Señora a los pastorcitos, que tuvo lugar el viernes 13 de julio de 1917, la Virgen confió a los pastorcitos un ‘secreto’ que, según dice la misma Hermana Lucía, ‘consta de tres partes distintas’ (Cf.Memorias de la Hermana Lucía, Memoria Tercera, Secretariado dos Pastorinhos, Portugal, pág. 106): las dos primeras partes fueron publicadas a su debido tiempo, con ‘licencia del Cielo’, es decir, cuando Lucía supo que ya podían ser reveladas.

1) La primera parte del ‘secreto’ era la visión del infierno: ‘Al decir estas últimas palabras abrió de nuevo las manos como en los meses anteriores. El reflejo parecía penetrar en la tierra y vimos como un mar de fuego, y sumergidos en ese fuego los demonios y las almas, como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas, con forma humana, que fluctuaban en el incendio, llevadas por las llamas que de ellas mismas salían, juntamente con nubes de humo, cayendo hacia todos lados, semejante a la caída de pavesas en grandes incendios, pero sin peso ni equilibrio, entre gritos y lamentos de dolor y desesperación que horrorizaban y hacían estremecer de pavor. (Debía ser a la vista de eso que dije un ‘ay’ que dicen haber oído.) Los demonios se distinguían por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes como negros tizones en brasa. Asustados y como pidiendo socorro levantamos la vista a Nuestra Señora, que nos dijo con bondad y tristeza: ‘-Habéis visto el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón’…’.

2) La segunda parte del ‘secreto’ profetizaba la segunda guerra mundial, la desaparición de varias naciones, las persecuciones en Rusia a la Iglesia; habla también del martirio de los buenos, de los sufrimientos del Santo Padre, y de la conservación del dogma de la fe en Portugal lo que muchos interpretan como una alusión a la apostasía de la fe en Europa: ‘…Si hicieren lo que yo os digo se salvarán muchas almas y tendrán paz: la guerra terminará, pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando viereis una noche alumbrada por una luz desconocida sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra del hambre, de la persecución a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedir eso, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados. Si atendieren a mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz: si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones de la Iglesia, los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas: por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz. En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe, etc.’

3) La tercera parte del secreto fue escrito por Lucía entre el 22 de diciembre de 1943 y el 9 de enero de 1944. Dice lo siguiente: ‘Escribo en obediencia a Vos, Dios mío, que lo ordenáis por medio de Su Excelencia Reverendísima el Señor Obispo de Leiria y de la Santísima Madre vuestra y mía. Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Angel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Ángel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: ‘algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él’ a un Obispo vestido de Blanco ‘hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre’. También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Ángeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios’.

Transcribo a continuación el Comentario teológico del Cardenal Ratzinger. El Comentario Teológico del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe está dividido en tres partes: Revelación pública y revelaciones privadas, su lugar teológico; La estructura antropológica de las revelaciones privadas; Un intento de interpretación del secreto de Fátima.

a) ‘El término ‘revelación pública’ designa la acción reveladora de Dios destinada a toda la humanidad, que ha encontrado su expresión literaria en las dos partes de la Biblia: el Antiguo y el Nuevo Testamento. Se llama ‘revelación’ porque en ella Dios se ha dado a conocer progresivamente a los hombres, hasta el punto de hacerse él mismo hombre, para atraer a sí y para reunir en sí a todo el mundo por medio del Hijo encarnado, Jesucristo. En Cristo Dios ha dicho todo, es decir, se ha manifestado a sí mismo y, por lo tanto, la revelación ha concluido con la realización del misterio de Cristo que ha encontrado su expresión en el Nuevo Testamento’.

b) La ‘revelación privada’, en cambio, ‘se refiere a todas las visiones y revelaciones que tienen lugar una vez terminado el Nuevo Testamento; es ésta la categoría dentro de la cual debemos colocar el mensaje de Fátima. La autoridad de las revelaciones privadas -prosigue el cardenal Ratzinger- es esencialmente diversa de la única revelación pública: ésta exige nuestra fe’. La revelación privada, en cambio, ‘es una ayuda para la fe, y se manifiesta como creíble precisamente porque remite a la única revelación pública’.

Citando al teólogo flamenco E. Dhanis, el prefecto para la Fe afirma que ‘la aprobación eclesiástica de una revelación privada contiene tres elementos: el mensaje en cuestión no contiene nada que vaya contra la fe y las buenas costumbres; es lícito hacerlo público, y los fieles están autorizados a darle en forma prudente su adhesión’. ‘Un mensaje así puede ser una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el momento presente; por esto no se debe descartar. Es una ayuda que se ofrece, pero no es obligatorio hacer uso de la misma’.

El cardenal Ratzinger subraya también que ‘la profecía en el sentido de la Biblia no quiere decir predecir el futuro, sino explicar la voluntad de Dios para el presente, lo cual muestra el recto camino hacia el futuro’.

La parte más importante del Comentario Teológico está dedicada a ‘un intento de interpretación del secreto de Fátima’. Del mismo modo que la palabra clave de la primera y de la segunda parte del ‘secreto’ es la de ‘salvar almas’, ‘la palabra clave de este ‘secreto’ es el triple grito: ‘¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!’. Viene a la mente el comienzo del Evangelio: ‘paenitemini et credite evangelio’ (Mc 1,15). Comprender los signos de los tiempos significa comprender la urgencia de la penitencia, de la conversión y de la fe. Esta es la respuesta adecuada al momento histórico, que se caracteriza por grandes peligros y que serán descritos en las imágenes sucesivas. Me permito insertar aquí un recuerdo personal: en una conversación conmigo, Sor Lucia me dijo que le resultaba cada vez más claro que el objetivo de todas las apariciones era el de hacer crecer siempre más en la fe, en la esperanza y en la caridad. Todo el resto era sólo para conducir a esto’.

c) Después, el prefecto de la Congregación para la Fe pasa revista a las ‘imágenes’ del secreto. ‘El ángel con la espada de fuego a la derecha de la Madre de Dios recuerda imágenes análogas en el Apocalipsis. Representa la amenaza del juicio que incumbe sobre el mundo. La perspectiva de que el mundo podría ser reducido a cenizas en un mar de llamas, hoy no es considerada absolutamente pura fantasía: el hombre mismo ha preparado con sus inventos la espada de fuego’.

‘La visión muestra después la fuerza que se opone al poder de destrucción: el esplendor de la Madre de Dios, y proveniente siempre de él, la llamada a la penitencia. De este modo se subraya la importancia de la libertad del hombre: el futuro no está determinado de un modo inmutable, y la imagen que vieron los niños no es una película anticipada del futuro, de la cual nada podría cambiarse. En realidad, toda la visión tiene lugar sólo para llamar la atención sobre la libertad y para dirigirla en una dirección positiva. (…) Su sentido es el de movilizar las fuerzas del cambio hacia el bien. Por eso están totalmente fuera de lugar las explicaciones fatalísticas del ‘secreto’ que dicen que el atentado del 13 de mayo de 1981 habría sido en definitiva un instrumento de la Providencia. (…) La visión habla más bien de los peligros y del camino para salvarse de los mismos’.

Pasando a las siguientes imágenes, ‘el lugar de la acción -explica el cardenal Ratzinger- aparece descrito con tres símbolos: una montaña escarpada, una gran ciudad medio en ruinas, y finalmente una gran cruz de troncos rústicos. Montaña y ciudad simbolizan el lugar de la historia humana: la historia como costosa subida hacia lo alto, la historia como lugar de la humana creatividad y de la convivencia, pero al mismo tiempo como lugar de las destrucciones, en las que el hombre destruye la obra de su proprio trabajo (…) Sobre la montaña está la cruz, meta y punto de orientación de la historia. En la cruz la destrucción se transforma en salvación; se levanta como signo de la miseria de la historia y como promesa para la misma’.

‘Aparecen después aquí personas humanas: el Obispo vestido de blanco (‘hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre’), otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y, finalmente, hombres y mujeres de todas las clases y estratos sociales. El Papa parece que precede a los otros, temblando y sufriendo por todos los horrores que lo rodean. No sólo las casas de la ciudad están medio en ruinas, sino que su camino pasa en medio de los cuerpos de los muertes. El camino de la Iglesia se describe así como un vía crucis, como camino en un tiempo de violencia, de destrucciones y de persecuciones. En esta imagen, se puede ver representada la historia de todo un siglo. Del mismo modo que los lugares de la tierra están sintéticamente representados en las dos imágenes de la montaña y de la ciudad, y están orientados hacia la cruz, también los tiempos son representados de forma compacta’.

‘En la visión podemos reconocer el siglo pasado como siglo de los mártires, como siglo de los sufrimientos y de las persecuciones contra la Iglesia, como el siglo de las guerras mundiales y de muchas guerras locales que han llenado toda su segunda mitad y han hecho experimentar nuevas formas de crueldad. En el ‘espejo’ de esta visión vemos pasar a los testigos de la fe de decenios’.

El prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe afirma también que en el vía crucis de este siglo ‘la figura del Papa tiene un papel especial. En su fatigoso subir a la montaña podemos encontrar indicados con seguridad juntos diversos Papa, que empezando por Pío X hasta el Papa actual han compartido los sufrimientos de este siglo y se han esforzado por avanzar entre ellos por el camino que lleva a la cruz. En la visión también el Papa es matado en el camino de los mártires. ¿No podía el Santo Padre, cuando después del atentado del 13 de mayo de 1981 se hizo llevar el texto de la tercera parte del ‘secreto’, reconocer en él su propio destino? Había estado muy cerca de las puertas de la muerte y él mismo explicó el haberse salvado con las siguientes palabras: ‘fue una mano materna la que guió la trayectoria de la bala y el Papa agonizante se detuvo en el umbral de la muerte’ (13 de mayo de 1994). Que ‘una mano materna’ haya desviado la bala mortal muestra sólo una vez más que no existe un destino inmutable, que la fe y la oración son poderosas, que pueden influir en la historia y, que al final, la oración es más fuerte que las balas, la fe más potente que las divisiones’.

La conclusión del secreto, prosigue el cardenal Ratzinger, ‘recuerda imágenes que Lucía puede haber visto en libros piadosos, y cuyo contenido deriva de antiguas intuiciones de fe. Es una visión consoladora, que quiere hacer maleable por el poder salvador de Dios una historia de sangre y lágrimas. Los ángeles recogen bajo los brazos de la cruz la sangre de los mártires y riegan con ella las almas que se acercan a Dios. La sangre de Cristo y la sangre de los mártires están aquí consideradas juntas: la sangre de los mártires fluye de los brazos de la cruz. Su martirio se lleva a cabo de manera solidaria con la pasión de Cristo y se convierte en una sola cosa con ella’.

‘La visión de la tercera parte del secreto tan angustiosa en su comienzo, se concluye pues con una imagen de esperanza: ningún sufrimiento es vano y, precisamente una Iglesia sufriente, una Iglesia de mártires, se convierte en señal orientadora para la búsqueda de Dios por parte del hombre (…) del sufrimiento de los testigos deriva una fuerza de purificación y de renovación, porque es actualización del sufrimiento mismo de Cristo y transmite en el presente su eficacia salvífica’.

¿Qué significa en su conjunto (en sus tres partes), el ‘secreto’ de Fátima?, se pregunta por último el cardenal Ratzinger. ‘Ante todo debemos afirmar con el cardenal Sodano: ‘los acontecimientos a los que se refiere la tercera parte del ‘secreto’ de Fátima parecen pertenecer ya al pasado’. En la medida en que se refiere a acontecimientos concretos ya pertenecen al pasado. Quien había esperado impresionantes revelaciones apocalípticas sobre el fin del mundo o sobre el curso futuro de la historia se desilusionará. Fátima no nos ofrece este tipo de satisfacción de nuestra curiosidad, lo mismo que la fe cristiana no quiere y no puede ser un mero alimento para nuestra curiosidad. Lo que queda de válido lo hemos visto de inmediato al inicio de nuestras reflexiones sobre el texto del ‘secreto’: la exhortación a la oración como camino para la ‘salvación de las almas’ y, en el mismo sentido, la llamada a la penitencia y a la conversión’.

‘Quisiera al final volver aún sobre otra palabra clave del ‘secreto’, que con razón se ha hecho famosa: ‘mi Corazón Inmaculado triunfará’. ¿Qué quiere decir esto? Que el corazón abierto a Dios, purificado por la contemplación de Dios, es más fuerte que los fusiles y que cualquier tipo de arma. El fiat de María, la palabra de su corazón, ha cambiado la historia del mundo, porque ella ha introducido en el mundo al Salvador, porque gracias a este ‘sí’ Dios pudo hacerse hombre en nuestro mundo y así permanece ahora y para siempre. El maligno tiene poder en este mundo, lo vemos y lo experimentamos continuamente; él tiene poder porque nuestra libertad se deja alejar continuamente de Dios’.

‘Pero desde que Dios mismo tiene corazón humano y de ese modo ha dirigido la libertad del hombre hacia el bien, hacia Dios, la libertad hacia el mal ya no tiene la última palabra. Desde aquel momento cobran todo su valor las palabras de Jesús: ‘padeceréis tribulaciones en el mundo, pero tened confianza; yo he vencido al mundo’ (Jn 16,33). El mensaje de Fátima nos invita a confiar en esta promesa’.

Los tres secretos de Fatima.

Posted in Uncategorized on 17 octubre, 2011 by Narda


En la tercera aparición de 1917, la Virgen dio a los niños un secreto que hoy se conoce como “El Secreto de Fátima”. En agosto 1941, que Lucía mencionó por primera vez la división de este secreto en tres partes. Dijo Lucía:

“El secreto esta compuesto de tres temas diferentes y voy a revelar dos de ellos:

1- El primero es la visión del infierno y la designación del Corazón Inmaculado de María como el remedio supremo ofrecido por Dios a la humanidad para la salvación de las almas.

2- El segundo, es la profecía concerniente a una paz milagrosa que Dios desea otorgar al mundo a través de la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María y la práctica de la comunión de los primeros cinco sábados de mes”.

Lucía no hizo pública la tercera parte del secreto que se mantuvo en el archivo Vaticano hasta que el Papa, con Lucía presente, finalmente, el 13 de mayo del 2000 lo promulgó durante la beatificación de los otros dos pastorcitos, Francisco y Jacinta.

——————————————————————————–

PRIMERA Y SEGUNDA PARTE DEL «SECRETO»
EN LA REDACCIÓN HECHA POR SOR LUCÍA
EN LA «TERCERA MEMORIA» DEL 31 DE AGOSTO DE 1941
DESTINADA AL OBISPO DE LEIRIA-FÁTIMA

TEXTO:

Tendré que hablar algo del secreto, y responder al primer punto interrogativo.

¿Qué es el secreto? Me parece que lo puedo decir, pues ya tengo licencia del Cielo. Los representantes de Dios en la tierra me han autorizado a ello varias veces y en varias cartas; juzgo que V. Excia. Rvma. conserva una de ellas, del R. P. José Bernardo Gonçalves, aquella en que me manda escribir al Santo Padre. Uno de los puntos que me indica es la revelación del secreto. Sí, ya dije algo; pero, para no alargar más ese escrito que debía ser breve, me limité a lo indispensable, dejando a Dios la oportunidad de un momento más favorable.

Pues bien; ya expuse en el segundo escrito, la duda que, desde el 13 de junio al 13 de julio, me atormentó; y cómo en esta aparición todo se desvaneció.

Ahora bien, el secreto consta de tres partes distintas, de las cuales voy a revelar dos.

La primera fue, pues, la visión del infierno.

Nuestra Señora nos mostró un gran mar de fuego que parecía estar debajo de la tierra. Sumergidos en ese fuego, los demonios y las almas, como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas, con forma humana que fluctuaban en el incendio, llevadas por las llamas que de ellas mismas salían, juntamente con nubes de humo que caían hacia todos los lados, parecidas al caer de las pavesas en los grandes incendios, sin equilibrio ni peso, entre gritos de dolor y gemidos de desesperación que horrorizaba y hacía estremecer de pavor. Los demonios se distinguían por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes y negros.

Esta visión fue durante un momento, y ¡gracias a nuestra Buena Madre del Cielo, que antes nos había prevenido con la promesa de llevarnos al Cielo! (en la primera aparición). De no haber sido así, creo que hubiésemos muerto de susto y pavor.

(Primera parte, Remedio)
Inmediatamente levantamos los ojos hacia Nuestra Señora que nos dijo con bondad y tristeza:

— Visteis el infierno a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si se hace lo que os voy a decir, se salvarán muchas almas y tendrán paz.

(Segunda parte)
La guerra pronto terminará. Pero si no dejaren de ofender a Dios, en el pontificado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre.

(Segunda parte, Remedio)
Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la Comunión reparadora de los Primeros Sábados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados y el Santo Padre tendrá mucho que sufrir; varias naciones serán aniquiladas. Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz.

——————————————————————————–

Síntesis y reflexión

Primera parte
1- Problema: Pecado que conduce al infierno
2- Remedio: Devoción y obediencia al Inmaculado Corazón de María.

Segunda parte
1-Problema: Pecado que lleva a la guerra, hambre, persecución de la Iglesia y del Santo Padre.
2- Remedio: consagración de Rusia al Inmaculado Corazón y comunión reparadora de los primeros sábados.

Con la Virgen María (consagración a su Corazón Inmaculado) vamos a Jesús (Eucaristía).

-El Santo Padre ha realizado varias consagraciones en comunión con los obispos:

El 25 de Marzo de 1984. (Fiesta de la Anunciación) en la Plaza de San Pedro . El Santo Padre, en unión espiritual con los obispos del mundo, quienes habían sido convocados, confió a todos los hombres y mujeres y todos los pueblos al Inmaculado Corazón de María. El Papa repitió la consagración en 1987 y en el año 2000.

Existe una controversia referente a si estas consagraciones satisfacen la petición de la Virgen hecha en el secreto de Fátima. Nos parece que debemos confiar en el Santo Padre que ha sido escogido por la Virgen y que nos sobrepasa en santidad y sabiduría.

3-Consecuencia de responder a la Virgen: Rusia se convertirá y habrá paz
4-Consecuencias de no responder: Rusia esparcirá sus errores por el mundo (comunismo y ateismo) promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Martirio.
5-Seguridad de victoria final: “Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará” El Papa consagrará a Rusia que se convertirá y habrá paz.

——————————————————————————–

TERCERA PARTE DEL SECRETO DE FATIMA
(Ver también: Página del Vaticano sobre el Secreto de Fátima)

Revelado el 13 de julio de 1917 a los tres pastorcitos en Cova de Iria, Fátima, transcrito por Sor Lucía el 3 de enero de 1944. La tercera parte del Secreto de Fátima se mantuvo en secreto hasta el año jubilar del 2000. Su promulgación fue anticipada el 13 de mayo del 2000 al final da la Santa Misa en Fátima, cuando el Papa Juan Pablo II beatificó los niños videntes Francisco y Jacinta. Finalmente fue dado a conocer por la Santa Sede el 26 de Junio del 2000 junto con varios comentarios.

TEXTO:

“Escribo en obediencia a Vos, Dios mío, que lo ordenáis por medio de Su Excelencia Reverendísima el Señor Obispo de Leiria y de la Santísima Madre vuestra y mía.

“Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Angel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Angel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: ‘algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él’ a un Obispo vestido de Blanco ‘hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre’. También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Angeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios”.

——————————————————————————–

Algunos dicen que, aunque el texto de arriba, promulgado por la Santa Sede en el año 2000, aunque verdadero, no es completo. Se fundamentan en varias publicaciones y supuestas declaraciones del Papa a la conferencia episcopal alemana en 1981. Aunque fuese cierto, nos parece que si el Papa, siendo el vicario de Cristo, estima que no deben darse a conocer, sería imprudente indagar sobre ello. Atendamos a lo que se nos ha dado y respondamos de todo corazón.

——————————————————————————–

Comentario Teológico del Cardenal Ratzinger a la tercera parte del secreto.

(NOTA: El Cardenal Ratzinger humildemente reconoce al principio del texto que su comentario es “intento de interpretación”. No es por tanto a una interpretación definitiva de la iglesia. Pero si se le debe una respetuosa consideración ya que el Papa ha querido que este comentario acompañe a la publicación de la tercera parte del secreto de Fátima.)

Aquí ofrecemos un resumen del comentario. Texto Completo >>>

RESUMEN

“la palabra clave de este ‘secreto’ es el triple grito: ‘¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!’.

Comprender los signos de los tiempos significa comprender la urgencia de la penitencia, de la conversión y de la fe.

“El ángel con la espada de fuego a la derecha de la Madre de Dios recuerda imágenes análogas en el Apocalipsis. Representa la amenaza del juicio que incumbe sobre el mundo. La perspectiva de que el mundo podría ser reducido a cenizas en un mar de llamas, hoy no es considerada absolutamente pura fantasía: el hombre mismo ha preparado con sus inventos la espada de fuego”.

La visión muestra después la fuerza que se opone al poder de destrucción: el esplendor de la Madre de Dios,

El Papa parece que precede a los otros, temblando y sufriendo por todos los horrores que lo rodean… su camino pasa en medio de los cuerpos de los muertos. El camino de la Iglesia se describe así como un viacrucis, como camino en un tiempo de violencia, de destrucciones y de persecuciones. … en el viacrucis de este siglo “la figura del Papa tiene un papel especial.

‘fue una mano materna la que guió la trayectoria de la bala y el Papa agonizante se detuvo en el umbral de la muerte’ (Juan Pablo habla el 13 de mayo de 1994)… muestra sólo una vez más que no existe un destino inmutable, que la fe y la oración son poderosas, que pueden influir en la historia y, que al final, la oración es más fuerte que las balas, la fe más potente que las divisiones”.

Los ángeles recogen bajo los brazos de la cruz la sangre de los mártires y riegan con ella las almas que se acercan a Dios…ningún sufrimiento es vano y, precisamente una Iglesia sufriente, una Iglesia de mártires, se convierte en señal orientadora para la búsqueda de Dios por parte del hombre…del sufrimiento de los testigos deriva una fuerza de purificación y de renovación, porque es actualización del sufrimiento mismo de Cristo y transmite en el presente su eficacia salvífica”.

‘los acontecimientos a los que se refiere la tercera parte del ‘secreto’ de Fátima parecen pertenecer ya al pasado…

Lo que queda de válido…: la exhortación a la oración como camino para la ‘salvación de las almas’ y, en el mismo sentido, la llamada a la penitencia y a la conversión”.

‘mi Corazón Inmaculado triunfará’.
¿Qué quiere decir esto? Que el corazón abierto a Dios, purificado por la contemplación de Dios, es más fuerte que los fusiles y que cualquier tipo de arma.

El Comentario Teológico del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe está dividido en tres partes: Revelación pública y revelaciones privadas, su lugar teológico; La estructura antropológica de las revelaciones privadas; Un intento de interpretación del secreto de Fátima.

1) “El término ‘revelación pública’ designa la acción reveladora de Dios destinada a toda la humanidad, que ha encontrado su expresión literaria en las dos partes de la Biblia: el Antiguo y el Nuevo Testamento. Se llama ‘revelación’ porque en ella Dios se ha dado a conocer progresivamente a los hombres, hasta el punto de hacerse él mismo hombre, para atraer a sí y para reunir en sí a todo el mundo por medio del Hijo encarnado, Jesucristo.

En Cristo Dios ha dicho todo, es decir, se ha manifestado a sí mismo y, por lo tanto, la revelación ha concluido con la realización del misterio de Cristo que ha encontrado su expresión en el Nuevo Testamento”.

2)La “revelación privada”, en cambio, “se refiere a todas las visiones y revelaciones que tienen lugar una vez terminado el Nuevo Testamento; es ésta la categoría dentro de la cual debemos colocar el mensaje de Fátima.

La autoridad de las revelaciones privadas es esencialmente diversa de la única revelación pública: ésta exige nuestra fe”. La revelación privada, en cambio, “es una ayuda para la fe, y se manifiesta como creíble precisamente porque remite a la única revelación pública”.

Citando al teólogo flamenco E. Dhanis, el prefecto para la Fe afirma que “la aprobación eclesiástica de una revelación privada contiene tres elementos: el mensaje en cuestión no contiene nada que vaya contra la fe y las buenas costumbres; es lícito hacerlo público, y los fieles están autorizados a darle en forma prudente su adhesión”. “Un mensaje así puede ser una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el momento presente; por esto no se debe descartar. Es una ayuda que se ofrece, pero no es obligatorio hacer uso de la misma”.

El cardenal Ratzinger subraya también que “la profecía en el sentido de la Biblia no quiere decir predecir el futuro, sino explicar la voluntad de Dios para el presente, lo cual muestra el recto camino hacia el futuro”.

La parte más importante del Comentario Teológico está dedicada a “un intento de interpretación del secreto de Fátima”. Del mismo modo que la palabra clave de la primera y de la segunda parte del “secreto” es la de “salvar almas”, “la palabra clave de este ‘secreto’ es el triple grito: ‘¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!’. Viene a la mente el comienzo del Evangelio: ‘paenitemini et credite evangelio’ (Mc 1,15). Comprender los signos de los tiempos significa comprender la urgencia de la penitencia, de la conversión y de la fe. Esta es la respuesta adecuada al momento histórico, que se caracteriza por grandes peligros y que serán descritos en las imágenes sucesivas. Me permito insertar aquí un recuerdo personal: en una conversación conmigo, Sor Lucia me dijo que le resultaba cada vez más claro que el objetivo de todas las apariciones era el de hacer crecer siempre más en la fe, en la esperanza y en la caridad. Todo el resto era sólo para conducir a esto”.

3) Las “imágenes” del secreto.

“El ángel con la espada de fuego a la derecha de la Madre de Dios recuerda imágenes análogas en el Apocalipsis. Representa la amenaza del juicio que incumbe sobre el mundo. La perspectiva de que el mundo podría ser reducido a cenizas en un mar de llamas, hoy no es considerada absolutamente pura fantasía: el hombre mismo ha preparado con sus inventos la espada de fuego”.

“La visión muestra después la fuerza que se opone al poder de destrucción: el esplendor de la Madre de Dios, y proveniente siempre de él, la llamada a la penitencia. De este modo se subraya la importancia de la libertad del hombre: el futuro no está determinado de un modo inmutable, y la imagen que vieron los niños no es una película anticipada del futuro, de la cual nada podría cambiarse. En realidad, toda la visión tiene lugar sólo para llamar la atención sobre la libertad y para dirigirla en una dirección positiva. (…) Su sentido es el de movilizar las fuerzas del cambio hacia el bien. Por eso están totalmente fuera de lugar las explicaciones fatalísticas del ‘secreto’ que dicen que el atentador del 13 de mayo de 1981 habría sido en definitiva un instrumento de la Providencia. (…) La visión habla más bien de los peligros y del camino para salvarse de los mismos”.

Pasando a las siguientes imágenes, “el lugar de la acción aparece descrito con tres símbolos: una montaña escarpada, una gran ciudad medio en ruinas, y finalmente una gran cruz de troncos rústicos. Montaña y ciudad simbolizan el lugar de la historia humana: la historia como costosa subida hacia lo alto, la historia como lugar de la humana creatividad y de la convivencia, pero al mismo tiempo como lugar de las destrucciones, en las que el hombre destruye la obra de su propio trabajo (…) Sobre la montaña está la cruz, meta y punto de orientación de la historia. En la cruz la destrucción se transforma en salvación; se levanta como signo de la miseria de la historia y como promesa para la misma”.

“Aparecen después aquí personas humanas: el Obispo vestido de blanco (‘hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre’), otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y, finalmente, hombres y mujeres de todas las clases y estratos sociales. El Papa parece que precede a los otros, temblando y sufriendo por todos los horrores que lo rodean. No sólo las casas de la ciudad están medio en ruinas, sino que su camino pasa en medio de los cuerpos de los muertos. El camino de la Iglesia se describe así como un viacrucis, como camino en un tiempo de violencia, de destrucciones y de persecuciones. En esta imagen, se puede ver representada la historia de todo un siglo. Del mismo modo que los lugares de la tierra están sintéticamente representados en las dos imágenes de la montaña y de la ciudad, y están orientados hacia la cruz, también los tiempos son representados de forma compacta”.

“En la visión podemos reconocer el siglo pasado como siglo de los mártires, como siglo de los sufrimientos y de las persecuciones contra la Iglesia, como el siglo de las guerras mundiales y de muchas guerras locales que han llenado toda su segunda mitad y han hecho experimentar nuevas formas de crueldad. En el ‘espejo’ de esta visión vemos pasar a los testigos de la fe de decenios”.

El prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe afirma también que en el viacrucis de este siglo “la figura del Papa tiene un papel especial. En su fatigoso subir a la montaña podemos encontrar indicados con seguridad juntos diversos Papa, que empezando por Pío X hasta el Papa actual han compartido los sufrimientos de este siglo y se han esforzado por avanzar entre ellos por el camino que lleva a la cruz. En la visión también el Papa es matado en el camino de los mártires) No podía el Santo Padre, cuando después del atentado del 13 de mayo de 1981 se hizo llevar el texto de la tercera parte del ‘secreto’, reconocer en él su propio destino? Había estado muy cerca de las puertas de la muerte y él mismo explicó el haberse salvado con las siguientes palabras: ‘fue una mano materna la que guió la trayectoria de la bala y el Papa agonizante se detuvo en el umbral de la muerte’ (13 de mayo de 1994). Que ‘una mano materna’ haya desviado la bala mortal muestra sólo una vez más que no existe un destino inmutable, que la fe y la oración son poderosas, que pueden influir en la historia y, que al final, la oración es más fuerte que las balas, la fe más potente que las divisiones”.

La conclusión del secreto, prosigue el cardenal Ratzinger, “recuerda imágenes que Lucía puede haber visto en libros piadosos, y cuyo contenido deriva de antiguas intuiciones de fe. Es una visión consoladora, que quiere hacer maleable por el poder salvador de Dios una historia de sangre y lágrimas. Los ángeles recogen bajo los brazos de la cruz la sangre de los mártires y riegan con ella las almas que se acercan a Dios. La sangre de Cristo y la sangre de los mártires están aquí consideradas juntas: la sangre de los mártires fluye de los brazos de la cruz. Su martirio se lleva a cabo de manera solidaria con la pasión de Cristo y se convierte en una sola cosa con ella”.

“La visión de la tercera parte del secreto tan angustiosa en su comienzo, se concluye pues con una imagen de esperanza: ningún sufrimiento es vano y, precisamente una Iglesia sufriente, una Iglesia de mártires, se convierte en señal orientadora para la búsqueda de Dios por parte del hombre (…) del sufrimiento de los testigos deriva una fuerza de purificación y de renovación, porque es actualización del sufrimiento mismo de Cristo y transmite en el presente su eficacia salvífica”.

¿Qué significa en su conjunto (en sus tres partes), el “secreto” de Fátima?, se pregunta por último el cardenal Ratzinger. “Ante todo debemos afirmar con el cardenal Sodano: ‘los acontecimientos a los que se refiere la tercera parte del ‘secreto’ de Fátima parecen pertenecer ya al pasado’. En la medida en que se refiere a acontecimientos concretos ya pertenecen al pasado. Quien había esperado impresionantes revelaciones apocalípticas sobre el fin del mundo o sobre el curso futuro de la historia se desilusionará. Fátima no nos ofrece este tipo de satisfacción de nuestra curiosidad, lo mismo que la fe cristiana no quiere y no puede ser un mero alimento para nuestra curiosidad. Lo que queda de válido lo hemos visto de inmediato al inicio de nuestras reflexiones sobre el texto del ‘secreto’: la exhortación a la oración como camino para la ‘salvación de las almas’ y, en el mismo sentido, la llamada a la penitencia y a la conversión”.

“Quisiera al final volver aún sobre otra palabra clave del ‘secreto’, que con razón se ha hecho famosa: ‘mi Corazón Inmaculado triunfará’.¿Qué quiere decir esto? Que el corazón abierto a Dios, purificado por la contemplación de Dios, es más fuerte que los fusiles y que cualquier tipo de arma. El fiat de María, la palabra de su corazón, ha cambiado la historia del mundo, porque ella ha introducido en el mundo al Salvador, porque gracias a este ‘sí’ Dios pudo hacerse hombre en nuestro mundo y así permanece ahora y para siempre. El maligno tiene poder en este mundo, lo vemos y lo experimentamos continuamente; él tiene poder porque nuestra libertad se deja alejar continuamente de Dios”.

“Pero desde que Dios mismo tiene corazón humano y de ese modo ha dirigido la libertad del hombre hacia el bien, hacia Dios, la libertad hacia el mal ya no tiene la última palabra. Desde aquel momento cobran todo su valor las palabras de Jesús: ‘padeceréis tribulaciones en el mundo, pero tened confianza; yo he vencido al mundo’ (Jn 16,33). El mensaje de Fátima nos invita a confiar en esta promesa”.

——————————————————————————–

Comentarios del Cardenal Ratzinger
15 años antes de la publicación del secreto.
Entrevista con Vittorio Messori (Publicada bajo el título “Informe Sobre la Fe”, 1985, BAC, Madrid. pgs 118-119).

Sus palabras de entonces concuerdan perfectamente con su comentario arriba. Las publicamos porque nos ayudan a profundizar el significado del secreto:

Messori: “Ha leído usted el llamado “tercer secreto de Fátima” el que sor Lucía, la única superviviente del grupo de videntes, hizo llegar a Juan XXIII, y que el Papa después de haberlo examinado, confió al predecesor de usted, cardenal Ottaviani, ordenándole que lo depositara en los archivos del Santo Oficio?

La respuesta es inmediata, seca: “Si, lo he leído”.

Messori: Circulan en el mundo versiones nunca desmentidas que describen el contenido de este “secreto” como inquietante, apocalíptico y anunciador de terribles sufrimientos. El mismo Juan Pablo II, en su visita pastoral a Alemania, pareció confirmar (si bien con prudentes rodeos, hablando privadamente con un grupo de invitados cualificados) el contenido, no precisamente alentador, de este escrito. Antes que él, Pablo VI, en su peregrinación a Fátima, parece haber aludido también a los temas apocalípticos del “secreto”. ¿Por qué no se ha decidido nunca a publicarlo, aunque no fuera más que para evitar suposiciones aventuradas?.

Ratzinger: “Si hasta ahora (1985) no se ha tomado esta decisión no es porque los papas quieran esconder algo terrible”.

Messori: Entonces, insisto, ¿hay “algo terrible” en el manuscrito de sor Lucía?

Ratzinger: Aunque así fuera -replica, escogiendo las palabras-, esto no haría mas que confirmar la parte ya conocida del mensaje de Fátima. Desde aquel lugar se lanzó al mundo una severa advertencia, que va en contra de la facilonería imperante; una llamada a la seriedad de la vida, de la historia, ante los peligros que se ciernen sobre la humanidad. Es lo mismo que Jesús recuerda con harta frecuencia; no tuvo reparo en decir: “Si no os convertís, todos pereceréis” (Lc 13,3). La conversión -y Fátima nos lo recuerda sin ambages- es una exigencia constante de la vida cristiana. Deberíamos saberlo por la Escritura entera». (enfasis añadido)

Messori: ¿Quiere esto decir que no habrá publicación, al menos por ahora?

Ratzinger: «El Santo Padre juzga que no añadiría nada a lo que un cristiano debe saber por la Revelación y, también, por las apariciones marianas aprobadas por la Iglesia, que no hacen sino confirmar la necesidad urgente de penitencia, de conversión, de perdón, de ayuno. Publicar el «tercer secreto” significaría también exponerse a los peligros de una utilización sensacionalista de su contenido».

Ratzinger enfatiza lo que podemos aprender del mensaje de Fátima:

-Un llamado radical a la conversión y a la penitencia.
-la gravedad absoluta del momento histórico
-los peligros que se presentan en la vida de la fe y del mundo
-la importancia y actualidad de los últimos tiempos.

——————————————————————————–

Cronología del Secreto de Fátima

-1917: La Virgen Santísima revela un secreto a tres pastorcitos.

-1943: Lucía padece una enfermedad muy grave. El Obispo de Leiria, Mos. José Alves de Silva le insta a que escriba el secreto.

-1944: En Enero, la Virgen se manifiesta a Lucía y le confirma que escriba el secreto. Lucía lo escribe y lo mete en un sobre sellado.

Hace entrega del texto a la jerarquía de la Iglesia en junio de 1944 y pide que el tercer secreto sea abierto y leído al mundo, al morir ella, o a mas tardar en el año 1960, lo que ocurriese primero.

-1946: el teólogo Barthas pregunta a Lucía por qué se habría de esperar hasta 1960 para revelar el secreto. Ella responde:”porque en ese momento será mas claro el contenido del secreto”.

-1957: llega a Roma pedido por el Santo Oficio (Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe), se coloca en un pequeño cofre en la oficina del Papa Pío XII.

-1958: muere el Papa Pío XII y el sobre estaba sin abrir.

-1959: el Papa Juan XXIII leyó el secreto en agosto, pero debido a las dificultades que surgieron por expresiones del idioma, se requirió la presencia del traductor portugués Mons. Paulo José Tavares. Mas tarde el Papa hizo que lo leyera el Cardenal Ottaviani, el Prefecto entonces, de la S.C. para la Doctrina de la Fe. No se divulgó.

-1960: se supo en comunicado que el tercer secreto no debía ser publicado.

-1967: Cardenal Ottaviani en nombre del Papa Pablo VI hizo una larga declaración explicando el porque no se había revelado.

-El Papa J.P.II y el Card. Joseph Ratzinger, PSCDF, conocían el contenido del secreto. A este respecto, JPII, en 1980, contestó a las preguntas de periodistas acerca de porque no se había revelado el secreto: “Dada la gravedad del contenido, para no provocar a la potencia mundial del comunismo a tomar ciertas determinaciones, mis predecesores en el oficio de Pedro, han preferido aplazar su publicación…muchos quieren saber solo por curiosidad y por gusto sensacionalista, pero olvidan que el saber conlleva una responsabilidad….Aquí esta el remedio contra este mal: REZAD y confiad todo lo demás a la Madre de Dios.

-13 de Mayo del 2000, Fátima, al final de la beatificación de los videntes en Fátima, el Cardenal Sodano en nombre del Santo Padre reveló parte del secreto relacionado con su pontificado y afirmó, con la aprobación de Sor Lucía, allí presente, que Juan Pablo II es el Papa a que hace referencia el secreto. Anunció además que todo el secreto será revelado junto con un comentario. Esto ocurre el 26 de junio del 2000.

No importa en qué momento de la vida te cansaste.

Posted in Uncategorized on 1 octubre, 2011 by Narda

Lo que importa es que siempre es posible y necesario recomenzar.
Recomenzar es darse una nueva oportunidad,
es renovar las esperanzas en la vida y lo más importante,
creer en ti mismo.